Rusia ordena a profesores que identifiquen a estudiantes de entre 10 y 17 años que puedan ser LGTBI

Network, organización activista rusa LGTBI, se ha pronunciado en contra de los correos electrónicos que profesores de San Petersburgo han recibido por parte de agencias gubernamentales. Dichos mails contienen la orden de evaluar las cuentas en redes sociales de los estudiantes de entre 10 y 17 años para elaborar informes en los que se especifique si utilizan algún lenguaje pro-queer u otra simbología como la bandera arcoíris. Los detalles personales de los individuos que sean delatados, incluidos nombre, dirección y descripciones, serán entregados al Ministerio del Interior para su evaluación del castigo.

“Resulta que la administración considera solo el hecho de colocar la bandera del arcoíris por los escolares como una ofensa o acto antisocial que debe ser castigado. Esto es simplemente inaceptable”, denuncia Svetlana Zakharova, miembro de la Red LGTBI rusa.

Por su parte, la administración de Putin ha justificado la adopción de la medida con el pretexto de que sirve para identificar “a los menores contra los que se han cometido actos ilegales, o que han cometido un delito o actos antisociales”.

Discriminación LGTBI en Rusia. Autor y fuente: Victoria_Borodinova (Pixabay). CC0.
Discriminación LGTBI en Rusia. Autor: Victoria_Borodinova. Fuente: Pixbay.

Aunque, de hecho, este tipo de vigilancia incluso viola la ley rusa. Pero no se trata de la primera vez. Un abogado de la red LGTBI, Alexander Belik, ha denunciado que en septiembre de 2019 el rector de la Universidad Estatal de Economía de los Urales confirmó que la administración de esta institución de enseñanza estaba monitorizando las cuentas personales en redes sociales de los estudiantes. En referencia al momento actual, el abogado remarca que “este es el segundo caso documentado en el que la administración de una institución educativa asume las funciones de la policía de la moralidad y monitoriza las redes sociales de los estudiantes por ‘propaganda’.

El gobierno de Putin no ha dejado de atacar a la comunidad LGTBI rusa a lo largo de su mandato y, aunque ser homosexual en Rusia es teóricamente legal, el acoso y el ejercicio de la violencia por parte de la policía y otra población contra estas personas es continuado. Además, es legal discriminarlas en cuestiones relativas a la vivienda y el empleo. La ley de propaganda anti-gay establece que cualquiera que verbalice o muestre su apoyo a las personas del maltratado colectivo puede ser objeto de sanción gubernamental.

Enlaces, fuentes y bibliografía:

– Foto destacada: Protesta por la homofobia institucional de Rusia. Autor: Gaelx. Fuente: Flickr. (CC BY-SA 2.0.)

Silvia Moreno

Noticias de actualidad y articulista. Graduada en Periodismo, máster en Teoría Política y doctorando en Ciencias Políticas y de la Administración. Con especial interés por cuestiones relacionadas con la memoria histórica y por la investigación geopolítica en torno a movimientos políticos y sociales en Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *