Vox impide con su abstención investigar la gestión de las residencias de ancianos durante la pandemia

Ayer martes 13 de julio se debatió en la Junta de Portavoces en la Asamblea de Madrid la propuesta para crear una comisión de investigación para auditar la gestión de las residencias de la tercera edad durante los peores momentos de la pandemia de coronavirus. Con los votos en contra del Partido Popular (PP), encabezado por la presidenta Isabel Díaz Ayuso, el voto de Vox era crucial para la aprobación de la medida.

Sin embargo, el portavoz adjunto de Vox, Íñigo Henríquez de Luna, ha confirmado que los 13 diputados de la formación ultraderechista finalmente se abstendrán en su votación definitiva, que será el próximo jueves.

Así, los votos favorables de PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid no serán suficientes para crear la citada comisión.

El desastre de la gestión de las residencias

En este sentido, las formaciones de izquierda hacen referencia a que los fallecimientos en residencias, para cuando se superó la primera ola del coronavirus en junio de 2020, suponían el 71,8% del total de muertes relacionados con la enfermedad, la mayoría concentrados en la Comunidad de Madrid, gobernada entonces por Isabel Díaz Ayuso en coalición con Ciudadanos, con 5.975 fallecimientos. Es decir, el 30,6% de las muertes totales en residencias y casi el 70% del total de la comunidad.

Además, en ese momento saltó también un escándalo tras averiguarse dos hechos sucedidos en la Comunidad de Madrid: el primero, que se negó el traslado de mayores con COVID19 a hospitales y, el segundo, que aquellas personas enfermas que poseían seguro privado sí que fueron trasladadas.

Al parecer, todo obedecía a protocolos aprobados por la Conserjería de Salud, en manos del PP después de que se la arrebatara a Ciudadanos por los continuos conflictos entre ambos partidos.. Se descubrieron incluso correos electrónicos internos que justificaron estas directrices, a los que la izquierda se refiere como “los protocolos de la vergüenza”.

Sin embargo, desde la oposición, especialmente desde PP y Vox, se vendió continuamente el relato de que la culpa de la gestión de las residencias de la tercera edad residía en Pablo Iglesias, entonces vicepresidente segundo del gobierno encargado de asuntos sociales, donde se vendió la premisa de que se había aprobado un “mando único” concentrado en la figura del entonces líder de Unidas Podemos.

Se llegaron a utilizar exabruptos muy fuertes contra él en pleno Congreso de los Diputados. Teodoro García Egea, secretario general del PP, tildó a Pablo Iglesias de responsable directo de todas las muertes en residencias.

No obstante, pronto se demostró que esto era mentira y que la gestión de las residencias siempre estuvo en manos de las comunidades autónomas, y que de hecho las medidas aprobadas por Pablo Iglesias reforzaban las competencias autonómicas en este sentido. De hecho, los protocolos y las decisiones adoptadas fueron ordenadas por Isabel Díaz Ayuso, y de hecho eso es lo que provocó el conflicto con Ciudadanos. Esto explica que ahora las fuerzas de la derecha no quieran investigar las residencias.

Las excusas de Vox

Alejandra Jacinto, portavoz de Unidas Podemos, ha afeado a Vox su abstención, criticando supuestos “pactos ocultos” entre Vox y PP para ir de la mano a lo largo de la legislatura. Por su parte, Mónica García, portavoz de Más Madrid, ha dicho que no hay nada “más revanchista” que “negar a los familiares una investigación” sobre lo sucedido en las residencias, señalando “el doble abandono”: uno por la mala gestión y otro por no investigarla.

Hana Jalloul, la portavoz del PSOE, se ha sumado a estas críticas y ha recalcado que que Ayuso no se interesa por los problemas de los madrileños, sino que le preocupa más hacer oposición al Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, votando en contra de esta comisión pero aprobando la investigación del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas en relación al aumento de los contagios, lo que resulta “contradictorio”, más teniendo en cuenta que la gestión del aeropuerto es estatal, por lo que no tiene sentido aprobar una comisión desde una cámara regional.

Por su parte, Vox ha defendido que no hará de “correa de transmisión” de los intereses de la izquierda, señalando el hecho de que ni PSOE ni Unidas Podemos ha aprobado comisiones de investigación en otras comunidades autónomas donde están en el gobierno, donde los hay “datos de mortalidad superiores”.

Además, tanto PP como Vox han insistido en que, aunque no se apruebe la comisión de investigación, presentarán “muchas iniciativas” a lo largo de la legislatura para mejorar la gestión de las residencias, reconociendo las “lagunas y carencias” que se han dado. En este sentido, han pedido “mirar al futuro y ser positivos”. El PP, además, ha señalado que esta medida busca “usar el dolor de las víctimas y las familias”.

Por parte de la izquierda, se ha reiterado que, pese al rechazo de la investigación, también seguirán presentado otras propuestas encaminadas a averiguar la verdad sobre lo sucedido durante la gestión de las residencias de cara a mejorar la gestión de las mismas.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Rocío Monasterio e Isabel Díaz Ayuso. Autor: PP Comunidad Madrid, 26/06/2019. Fuente: Flickr (CC BY 2.0)






Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *