Giorgia Meloni, la líder neofascista de Italia, apoya la campaña de Vox con un discurso incendiario

La campaña electoral de las elecciones andaluzas se encuentra prácticamente en la recta final. Tras un primer debate electoral donde a Macarena Olona, la candidata de Vox, le llovieron multitud de críticas, la formación de extrema derecha decidió cancelar sus mítines y actividades durante tres días, hasta el pasado viernes, una decisión sin precedentes. El domingo, celebró un encuentro en Marbella al que acudió Giorgia Meloni, la líder de Hermanos de Italia (FdI, por sus siglas en italiano), un partido con fuertes elementos neofascistas y heredero histórico del fascismo italiano.

Allí, Meloni dio un discurso incendiario que ha atravesado las redes sociales y aparecido en multitud de medios de comunicación, con bastante razón. La líder italiana de extrema derecha atacó a la inmigración, a las personas LGTB, al aborto, a las políticas de igualdad y al proyecto europeo, al tiempo que defendía la «familia natural», la «cultura de la vida» y «la universalidad del crucifijo».

«No hay mediaciones posibles. O se dice sí o se dice no. Sí a la familia natural, no a los lobbies LGBT. Sí a la identidad sexual, no a la ideología de género. Sí a la cultura de la vida, no al abismo de la muerte. Sí a la universalidad de la cruz, no a la violencia islamista. Sí a las fronteras seguras, no a la inmigración masiva.», aseveró, prácticamente gritando. «Sí a nuestra civilización y no a quienes pretenden destruirla. ¡Viva Macarena Olona, presidenta de Andalucía», sentenció.

Un refuerzo sin medias tintas de las esencias de los elementos del discurso de extrema derecha y que impregnan el programa de Vox, estableciendo falsos dilemas, un «ellos» contra «nosotros», situando las políticas progresistas y de defensa de los derechos humanos como «enemigos de la nación». Un discurso que Macarena Olona defendió en el mismo mitin.

Olona, asumiendo el discurso de la líder neofascista, habló de construir una «familia fuerte» como sustento de «una sociedad fuerte», que esté alejada de «chiringuitos ideológicos» que «colectivizan a mujeres y a homosexuales» para «hacerlos débiles», y que quien «mata no es un hombre, es un asesino». Además, añadió que en su casa, hay que defender «valores occidentales», en referencia al cierre de fronteras y las propuestas contra la inmigración.

Giorgia Meloni, la aliada de Vox que arrasa en Italia

La politóloga Laura Méndez realizó un breve análisis de los elementos fascistas, descritos por el escritor Umberto Eco, en el discurso de Giorgia Meloni, enfatizando la simpleza del discurso, la «acción por la acción», el tradicionalismo como oposición al avance social y al modernismo, la explotación del medio a la indiferencia, la identificación de «enemigos de la nación» al mismo tiempo demasiado poderosos pero decadentes moralmente, la obsesión por la existencia de un complot o conspiración, la apelación a la desazón y el sentimiento de humillación de las masas o la identificación de las masas como pertenecientes «al mejor pueblo del mundo».

Pero, ¿quién es Giorgia Meloni? Se trata de la cofundadora y presidenta de Hermanos de Italia, una formación heredera del Movimiento Social Italiano (MSI) y de la escuela de Gianfranco Fini, quien fuera uno de sus máximos líderes. Fue un partido fundado en 1946 por seguidores del dictador fascista Benito Mussolini cuando su partido, el Partido Nacional Fascista, fue ilegalizado tras la conquista de las potencias aliadas de la península itálica durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1995, el MSI se separó en Alianza Nacional (que aunó a varios partidos de derecha liberal y conservadora) y en Llama Tricolor (más radical). Alianza Nacional terminaría juntándose en Pueblo de la Libertad, la formación de Silvio Berlusconi hasta su disolución en 2013. De esas cenizas y de esa herencia, nacería un año antes Fratelli d’Italia, utilizando además la llama vertical, símbolo del neofascismo italiano. De hecho, Meloni reconoce como mentor a Giorgio Almirante, uno de los líderes del MSI.

Por su parte, Giorgia Meloni siempre ha militado en espacios de derecha radical, al contrario que sus homólogos. A los 15 años empezó a militar en el Frente de la Juventud, la sección juvenil del Movimiento Social Italiano. Con 18 años fundó un movimiento estudiantil llamado Gli Antenati y, en 2006, con 29 años, llegó al Parlamento italiano y se convirtió en la vicepresidenta adjunta más joven. En 2008, ocupó la cartera de Juventud en el gobierno de Berlusconi.

El partido político de extrema derecha de referencia en Italia ha sido durante varios años La Liga de Matteo Salvini (antes Liga Norte), principal referencia dentro de la ultraderecha europea, cercano a Putin y a Rusia y muy aliado de Marine Le Pen de Francia. No obstante, la popularidad de Meloni ha ido desplazando progresivamente a la de Salvini, hasta el punto de haberle dado el sorpasso en las elecciones municipales italianas. Popularidad que se debe a que, desde 2021, es la única fuerza que no pertenece al gobierno de concentración presidido por Mario Draghi.

Según el análisis de los analistas de Youtrend, con el escrutinio en curso, Meloni se impone a Salvini en ciudades norteñas como Alessandria, Génova, Goriza, La Spezia, Lodi, Monza, Padua, Parma, Piacenza, Verona, Lucca, Cuneo y Pistoia. Un hito histórico y todo un varapalo para Salvini, si bien han ido en coalición junto a Berlusconi, logrando ganar en importantes ciudades como Génova (norte), Palermo (sur) o L’Aquila (centro).

Además, varias encuestas ya sitúan a Hermanos de Italia como primera fuerza política de cara a las elecciones generales de 2023, con alrededor del 22% de intención de voto.

No es de extrañar que, en todo este proceso, Vox se haya alejado progresivamente de Salvini para acercarse a Meloni, la cual se ha declarado admiradora de Viktor Orbán, presidente de Hungría, y de Donald Trump, y ha destacado por su frontal oposición a los derechos LGTB, al aborto y a la inmigración, con fuertes componentes islamófobos.

De hecho, no es la primera vez que Meloni acude a un acto de Vox: ya acudió a su fiesta, denominada Viva21, y a la que acudieron (principalmente por videoconferencia) diferentes líderes de la extrema derecha europea. Sin lugar a dudas, toda una declaración de intenciones de lo que significa la extrema derecha en Europa y de cuáles son los referentes de Vox en el mundo.

Giorgia Meloni, la líder neofascista de Italia, apoya la campaña de Vox con un discurso incendiario

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.