INCEL: La misoginia 2.0.

Artículo original de Nueva Revolución: INCEL: La misoginia 2.0.

Incel, incels o Movimiento Incel, deriva de la expresión en inglés de involuntarily celibate (célibe involuntario). Se trata de una especie de subcultura formada por una violenta comunidad de hombres, nacida en Internet y que reivindican su derecho al sexo y el odio a las mujeres. Su presencia está principalmente en la Red, organizada en comunidades virtuales de hombres heterosexuales que dicen ser incapaces de mantener relaciones sexuales. Estos hombres acusan a las mujeres de ser demasiado exigentes a la hora de querer acostarse con ellos y consideran a las mujeres como meros objetos contra las que arrojan todo su odio y frustración.

El término “incel” no es nuevo. Fue creado en los años 90 por una artista canadiense con la idea de “crear una categoría inclusiva en la que pudiesen tener cabida otros tipos de relaciones que fuesen más allá de las hegemónicas encorsetadas en los mandatos de género”. Años más tarde, la creadora del término se arrepentiría de haberlo hecho por la terrible evolución que tendría más tarde.

Aunque bien es cierto que esta mujer no es culpable de nada pues la comunidad tomó vida propia y se convirtió en un ente que derivó por caminos muy diferentes a los originales cuando sus miembros varones transformaron su frustración en odio hacia las personas que consideraban culpables de su “celibato involuntario”.

Básicamente su inquina se centra en las mujeres por ser objeto de su deseo y a la vez de su odio; odio que se extiende a los hombres que sí consiguen esas relaciones sexuales que ellos tanto ansían y no consiguen. Mujeres y hombres que odian para los que tienen una jerga propia a la hora de referirse a ellos: las mujeres son Stacys y los hombres Chads

Los miembros de la Comunidad Incel se relacionan entre sí en foros de Internet, especialmente debido al anonimato que esto les proporciona. Los incels tienen un discurso extremista de odio caracterizado por el resentimiento, la misoginia, la apología de la violencia contra las mujeres, además de promover las represalias hacia a ellas, que en algún caso a derivado en actos terroristas que aparecerán citados en el presente artículo. En definitiva, llevar el machismo a otro nivel.

Los incels son un grupo de raíces profundamente machistas y misóginas; y está considerada una subcultura online muy peligrosa con lazos con la Derecha Alternativa (Alt-Right) que rinden culto a Elliot Rodger, un joven de 22 años al que se le ve como una especie de “santo mártir incel” y que tiene el dudoso honor de haber asesinado a 6 personas hace 6 años en el Campus Universitario de Isla Vista (California). Esto supuso la visibilización en el “mundo real” en 2014 del Movimiento Incel. Aunque el caso de Elliot Rodger dentro de la Comunidad Incel es considerado por estos hombres como modelo a seguir, además de ser él el creador del “Ideario Incel”.

Por favor acepta preferences, statistics, marketing cookies para ver este vídeo.

Rodger se suicidó tras cometer el atentado dejando un video muy ilustrativo en el que justificaba la matanza que había cometido bajo postulados incel, aunque no es el único terrorista incel pues tras él ha habido otros haciendo que el Movimiento tenga ya en su haber decenas de vidas inocentes.

En España, de momento, no se han detectado grupos activos del Movimiento Incel, aunque el Psicólogo-Sexólogo Roberto Sanz reveló que no existe filiación pero que la mentalidad incel sí está presente y no dista mucho del machismo actual. 

Profundizando en la ideología incel

Incel Eliot Rodger
Eliot Rodger, símbolo incel. Autor: Eliot Rodger, 2014. Fuente: Facebook.

La ideología de las comunidades incel se caracteriza casi en su totalidad por la misoginia, el resentimiento, la autocompasión y un profundo narcisismo. Las discusiones que se mantienen en estos foros suelen tener como eje central la creencia de que a los hombres se les debe sexo, puesto que tienen derecho a él.

Aunque este no es el único tema que tratan estos hombres, también comparten la soledad, la depresión y el suicidio, así como un sistema de creencias de que ciertos atributos físicos, ingresos económicos o personalidades que poseen los Chads aumentan las posibilidades de tener una relación de pareja y/o mantener relaciones sexuales con las Stacys.

El odio al feminismo y a los derechos de las mujeres es común, culpabilizando a la emancipación de las mujeres de verse sometidos a una incapacidad para encontrar pareja. También el antisemitismo está regularmente en los foros Incel porque tienen la firme creencia de que el feminismo está ideado por la comunidad judía para debilitar a Occidente. Es por ello que las ideas de la alt-right y las incel se fusionan en muchos casos.

El máximo Manifiesto Incel que rige esta ideología se refiere a Elliot Rodger como “El Caballero Supremo”, nombre por el que los incels se refieren a Rodger, ya que éste es considerado el santo-mártir de la causa. En dicho Manifiesto queda ampliamente descrito el odio y la animadversión que estos hombres sienten por todos los chicos (Chads) y todas las chicas (Stacys) populares y sexualmente activos porque, según la ideología incel, estas personas sí tienen sexo gracias a su aspecto físico. Se critica que sus vidas son puramente hedonistas y ególatras, mientras que ellos (incels) se ven discriminados y abocados a la soledad forzosa. 

Este Manifiesto tuvo nefastos efectos pues a raíz de él se produjo otro atentado terrorista, esta vez fue perpetrado por Alek Minassian, quien arrolló con una furgoneta a 24 personas, dejando un mensaje en el que celebraba su acto como un acto “de homenaje” a Elliot Rodger:

El soldado de infantería Minassian desea hablar con el Sargento 4chan, por favor. ¡La ‘rebelión incel’ ya ha comenzado! ¡Derrotaremos a los ‘Chad’ y a las ‘Stacy’! ¡Honra al Supremo Caballero Elliot Rodger!

La raíz del problema del fenómeno incel está en la educación. Se considera que se trata de un problema de rol de género, es decir, la forma en la que se educa según roles y estereotipos tradicionales a mujeres y hombres, es decir, sería una consecuencia derivada del machismo imperante en la sociedad. Por otro lado, también la falta de habilidades sociales que por lo general permiten lidiar con el rechazo, la frustración y la baja tolerancia al “no”, algo natural en las relaciones humanas, no están desarrolladas en este perfil de hombres incel.

Es un hecho que hasta ahora las mujeres han cargado con esa etiqueta de ser más emocionales que los hombres puesto que a ellas se les permite llorar, y mostrar debilidad (rol de género – sexo débil); mientras que a los hombres se les censura este tipo de conductas (al menos en público) porque según su mandato de género les obliga a ser machos alfa de la manada. Este modelo de masculinidad heteropatriarcal ha hecho que las emociones de los hombres hayan estado reprimidas y que no sepan gestionarlas, haciéndoles intolerantes al rechazo, al fracaso y al “no”; lo que explica en cierta medida el modo de pensar/actuar de los incel.

Por todo ello, aunque el concepto incel es muy nuevo, lo que sí queda claro es que se rige por el machismo y la misoginia de toda la vida que afirma que las mujeres son seres inferiores que existen para cubrir las necesidades sexuales, sociales y vitales de los hombres y que su única misión es la de estar a plena disposición del varón.

Se da la paradoja que el objeto del odio de los incels sea a su vez el objeto de su deseo. Las mujeres y esa contradicción entre odio/deseo es consecuencia de la cosificación que hacen del sexo femenino, pues desean a la mujer, pero como un simple objeto de consumo que es sumiso y silencioso. En el momento que la mujer se rebela como sujeto independiente, vivo y con libertad para decidir, ese deseo se torna en odio.

Expuestas todas estas evidencias queda más que justificado que, este movimiento, misógino y antifeminista, haya sido reconocido por varias organizaciones competentes como una corriente del supremacismo masculino, junto a la alt-right.

El auge y desarrollo de corrientes, movimientos y subculturas misóginas en el siglo XXI, aunque llame poderosamente la atención y escandalice a algunos o algunas, no es tan raro puesto que en tiempos de avance del feminismo tiende a surgir una reacción en contra generada por los miedos e inseguridades de los varones que ven como sus privilegios por razón de género se tambalean

En definitiva, los incel exigen el derecho a poder tener acceso al sexo, independientemente de la voluntariedad, el deseo o el consentimiento de las mujeres. El Estado soñado por este grupo de varones heterosexuales es aquel que garantizase ese derecho al acceso a los cuerpos de las mujeres, por lo que todas sus energías están volcadas en la consecución de este objetivo; en eso y en culpar a las mujeres en general (Stacys) por no poder mantener relaciones sexuales y a los hombres (Chads) por sí tenerlas.

Un paralelismo muy ilustrativo es el que se da con la serie de El Cuento de la Criada. Esta serie de HBO está basada en la novela homónima de Margaret Atwood publicada en 1985. En ella se plantea un futuro en el que las mujeres son completamente sometidas y obligadas a mantener relaciones sexuales en lo que son violaciones “consentidas” y garantizadas por el Gobierno.

Por desgracia, el Movimiento Incel no es una ficción, sino que es una aspiración real de miles de varones que cada día se suman más a esta subcultura extendida a lo largo y ancho del mundo, sobre todo en Europa Occidental y muy especialmente en Estados Unidos y Canadá.

Atentados terroristas incels

Incel Brian Clyde
Brian Isaack Clyde en dos fotografías. Autor: Brian Isaack Clyde, 2014. Fuente: Facebook.

El primero atentado incel conocido es a través de Elliot Rodger, de tan solo 22 años. En 2014, autodeclarándose “incel”, asesinó a 6 personas e hirió a otras 13, en una terrible matanza en el Campus Universitario de Isla Vista, California. Tras el ataque terrorista, se suicidó dejando escrito un manifiesto misógino y racista en el que declaraba que la culpa de todo ello la tenían las mujeres por haberlo rechazado y no querer mantener relaciones sexuales con él. Este atentado encumbró a Elliot Rodger como un héroe para la Comunidad Incel. 

Me he visto obligado a soportar una existencia de soledad, rechazo y deseos insatisfechos, y todo porque las chicas nunca se han sentido atraídas hacia mí. Ellas dieron su cariño, sexo y amor a otros hombres, nunca a mí. Todavía soy virgen, ni siquiera he besado nunca a una chica”, decía en el vídeo previo que grababa antes de acometer los actos de apuñalamiento, atropello y tiroteo. “No sé por qué no os atraigo a vosotras, chicas, pero os voy a castigar por ello… Finalmente veréis quién soy de verdad, el ser superior, el auténtico macho alfa. – Elliot Rodger en el vídeo difundido tras el atentado.

El 14 de febrero de 2018, Nikolas Cruz, en Florida, abrió fuego en su antiguo instituto. Cruz cometió el atentado como forma de homenaje a Elliot Rodger y había dejado escrito en YouTube “Elliot Rodger no será olvidado”. Arrebató 19 vidas inocentes en el condado de Broward (Florida). Los incels inmediatamente lo llamaron “héroe” y lo nombraron “hombre del año”.

El 23 de abril de ese mismo año, en Toronto, Canadá. Alek Minassian de 25 años rindió homenaje a Elliot Rodger con otro atentado terrorista incel. Este joven arrolló con una furgoneta alquilada a 24 personas, de las cuales 10 fueron víctimas mortales (8 de ellas mujeres). Minassian, también era miembro de la Comunidad Incel, participaba activamente en foros y al igual que Rodger, su atentado fue precedido de mensajes misóginos en la Red, aunque en este caso el terrorista incel no se suicidó.

¡La ‘Rebelión Incel’ ya ha comenzado! ¡Derrocaremos a todos los ‘Chads’ y ‘Stacys’! – Alek Minassian antes de cometer el atentado.

En junio de 2019, en Dallas, Texas, Brian Isaack Clyde, un militar de 22 años y armado con un rifle, efectuó varios disparos en el Palacio de Justicia Earl Cabell. Brian aficionado a las armas, supremacista blanco, una semana antes del atentado publicó un video donde declaraba “The Storm is Coming”, frase habitual entre los conspiracionistas de QAnon”, (“QAnon” es una Teoría de la Conspiración en la que creen los seguidores de la alt-right de Estados Unidos, la cual se basa en la existencia de una supuesta trama organizada y secreta contra Trump y sus seguidores, y que es obra del “Estado Profundo”), así como varios memes incel. Brian fue abatido por la policía de Dallas sin llevarse por delante la vida de ningún inocente

Seguimiento de los incels en Internet

Incel comic
Meme Incel en el que se ven los estereotipos utilizados por la subcultura. Autor: Desconocido. Fuente: KnowYourMeme.

Resulta difícil de explicar cómo es posible que la Comunidad Incel opere en Internet a sus anchas, haciendo declaraciones donde expresan abiertamente el deseo de atentar contra vidas inocentes. Se ha demostrado en los últimos años que no son meras amenazas, sino que actúan. Pese a ello, tampoco se entiende como el seguimiento y la monitorización de estos grupos sea tan laxa, por no decir nula.

No es una cuestión de desconocimiento, pues es de dominio público por parte de las autoridades competentes la existencia de estas comunidades, portales, blogs, webs y perfiles en redes sociales, cuestión criticada ampliamente incluso en el cine. Por lo que si no se hace nada es porque no se quiere o porque en un alarde de buena fe por parte de quienes tienen el poder de cerrarlas y perseguirlas, creen que sus palabras no van a convertirse en hechos. En cambio, si en vez de misóginos racistas estuviéramos hablando del Estado Islámico o grupos de yihadistas abiertamente activos en la Red, sin lugar a dudas se hubieran cerrado inmediatamente y los participantes arrestados. Es decir, o es malicia o es ignorancia.

Una Comunidad Incel particularmente activa es la de Toronto. Esto se explica a raíz del atentado perpetrado por Alek Minassian y porque el Primer Ministro canadiense, Justine Trudeau, se ha declarado feminista, lo que ha hecho encender aún más la llama del odio hacia las mujeres entre los incel canadienses. La incitación a la violencia en los foros incel de Canadá y su hostilidad se ha multiplicado con un buen número de mensajes de odio en los que se alientan los unos a los otros a cometer atentados contra inocentes, pero en cambio no hay respuesta de las autoridades para cerrar estos foros, ni para detener a los hombres detrás de ellos, ni ningún tipo de acción que frene esta locura misógina.

Quizás haya que buscar la respuesta en que la Comunidad Incel se ha transformado ya en algo político. La cultura incel y el antifeminismo de la alt-right se han fusionado en un movimiento que ve el mundo bajo el mismo prisma racista, misógino, plagado de estereotipos xenófobos y de odio a las mujeres, haciendo que se perciban así mismos como un grupo racial y genéticamente superior pero que se ha tornado minoritario y difamado en pro de la igualdad de derechos humanos sin importar color de piel, procedencia o género.

Esto ha sucedido así porque dentro de los foros incel se han infiltrado instigadores antifeministas y ultranacionalistas que fomentan el odio dentro del odio, empujando a los varones a estos movimientos ultras de la Derecha Alternativa que culpan a las mujeres y a la inmigración de todo.

Otro de los beneficios con los que cuenta todo este engranaje machista y xenófobo es el falso anonimato e impunidad que da Internet. Así sus miembros pueden volcar en estos espacios virtuales todo su odio, violencia y frustración.

Existen diferentes plataformas online en las que los incel tienen grupos y foros de discusión en los que campan a sus anchas. Tanto es así que una de esas plataformas a finales de 2017 tuvo que cerrar uno de los grupos con mayor número de usuarios (40.000), cuyo nombre era Razones por las que las mujeres encarnan el mal, por apología de la violación en hilos de debate con nombres como Todas las mujeres son unas zorras. Aunque este no era el único, de hecho, a día de hoy existen otros miles más de temática parecida que están perfectamente activos y sumando…

La palabra más repetida en estos foros es “violación” (rape en inglés). Para estos sujetos, la violación está totalmente normalizada ya que dentro de estos foros los hombres creen que el sexo es un derecho, su derecho, y las mujeres tienen que acceder sí o sí a las relaciones sexuales, retroalimentando así la esta enfermiza idea.

Existe también un portal específico solo para hombres incels que es en el que la mayoría de ellos interactúan. Pero para acceder a este portal existe un requisito primordial: “No estar en una relación, ni haber tenido relaciones sexuales en un tiempo significativo, ya sea sin intentarlo o habiéndolo intentado y haber sido rechazado en numerosas ocasiones”.

Por otro lado, hay un blog que está denunciando toda esta misoginia 2.0, wehuntethemammoth.com, creado por David Futrelle, en el que define al Movimiento Incel como “un movimiento propio, una subcultura de Internet que ha surgido en la última década como una reacción violenta en contra del Feminismo”.

Según la Teoría Número de Dunbar, las personas solo son capaces de poder entablar relación con un grupo de 150 personas máximo; lo cual hace poco probable que dentro de ese círculo alguien pueda encontrar a otras personas con la misma opinión tan extrema (en este caso defender y justificar la violencia y el odio contra las mujeres). Pero estos grupos de fanáticos misóginos en Internet consiguen conectar no solo a una, sino a miles de personas con esa misma idea extrema y así legitimarla.

El Southern Poverty Law Center (ONG defensora de los Derechos Civiles), el machismo cobra mucha fuerza dentro de los grupos de odio. Los casos expuestos en el presente artículo, como los de Rodge y Minassian, no son excepciones. Existe una relación directa entre el el odio hacia las mujeres y la violencia ejercida hacia ellas. Un estudio de Everytown for Gun Safety reveló que de las 10 masacres que más víctimas ha tenido en Estados Unidos, 9 de los terroristas tenían historial de acusaciones por violencia de género. 

Al hilo de este estudio, cabe mencionar la columna en el The New York Times, de la escritora Jessica Valenti Cuando los misóginos se convierten en terroristas, en el que dice:

A pesar de una gran cantidad de evidencias que conectan a estos asesinos en masa y grupos misóginos radicales, todavía nos referimos en gran medida a los atacantes como ‘lobos solitarios’, un error que ignora la forma prevenible de cultivar y alimentar deliberadamente el miedo y la ira de estos hombres – Jessica Valenti, The New York Times.

Recientemente, el 28 de junio de 2020, se publicó un artículo en el digital El Español, en el que se citaban varios tuits de un hilo de Twitter de un incel muy activo en el que quedaba palpable el nivel de delirio que alcanzan los pensamientos de estos varones. Se han recopilado alguna de las frases más “célebres” extraídas de dicho hilo:

Cada día más exigentes por la hipergamia, el feminismo y la libertad que tienen.

– Cada vez es más difícil tener sexo siendo hombre. algunos hombres tienen que recurrir a la prostitución.

– Las mujeres eligen mal, buscan a un pequeño porcentaje de hombres Chads. Buscan hombres con buenísimos físicos, o con fama, dinero y poder. Tienen que competir por ese pequeño porcentaje de los hombres mientras discriminan al resto.

– A todas las mujeres y aliados lloriqueando por este tuit y con argumentos del estilo «elegimos mejor», «buscamos hombres buenos». Falso, elegís mal, le dais sexo a sucios, porreros, drogados, acosadores, guarros y maltratadores solo por estatus, fama, fetiche o atractivo físico.

– Llorad lo que queráis, nenas ese Chad que se aprovechó de vosotras y os utilizó como objeto sexual ya que tenía muchas moja bragas donde elegir no os quiso, esa es la verdad si eligierais con más cabeza y racionalidad os iría mejor y todo el mundo podría tener sexo (igualdad).

– Los incels no tenemos la culpa de que no tengáis capacidad de raciocinio, no tenemos la culpa de que seáis enfermas fetichistas que dejáis que un Chad os utilice como su objeto desechable pero que al resto de hombres les exigís la luna y el cielo los incels buscamos alternativas.

La culpa es de las mujeres, que eligen mal no buscan caballeros que las traten bien, eso son mentiras, buscan chicos guapos con dinero, fama, estatus y poder, aunque sean tóxicos y las traten mal.

No deberían poder elegir, ya que discriminan más que los hombres, y mal las mujeres te culparán hagas lo que hagas.

Si no tienes sexo se ríen de ti, si buscas sexo te critican, se oponen a la prostitución, te prohíben que busques a chicas más jóvenes (cuando a ellas les encanta tener sexo con hombres mayores). A los Chads les consienten todo.

– Aquí pruebas de la hipergamia femenina, así funciona y así de injustas y discriminadoras son. Son capaces de dar sexo al diablo si este es famoso, tiene estatus, es adinerado y es atractivo, les da igual que sea criminal, maltratador, malo o tóxico. Discriminan al resto.

– Hasta la mujer más fea y desagradable tiene posibilidades de sexo. Los hombres lo tenemos mucho más difícil y somos discriminados más, por eso las gráficas que demuestran que tenemos menos sexo eligen mal y de forma injusta.

– Las mujeres tienen sexo con criminales, drogadictos, gente sucia con ETS por ser mujeriegos, tienen sexo con los peores y más tóxicos hombres (incluso maltratadores). Eligen mal, es su culpa, sus fetiches y su poca racionalidad hace que solo vean el físico, la fama y el estatus.

– La mujer da sexo a los peores, son superficiales, injustas e irracionales. Eligen mal. Al resto de hombres les exigen de todo, pero a los peores hombres les dan sexo en grandes cantidades, aunque sean sucios y perversos.

– Mujeres, recordadlo, son los hombres Chads con los que mojáis bragas los que usan como objetos y os dejan traumas, os desechan porque tienen mucho donde elegir los incels somos oprimidos, discriminados por las mujeres de forma injusta.

– Algunos hombres solo pueden tener sexo pagando, o es la forma más fácil y menos riesgosa ya que discrimináis y causáis esto, además de que estigmatizáis la falta de sexo, dejad que la gente se adapte a vuestras injustas e irracionales decisiones
.

No hace falta decir que, a la extrema derecha, le viene bien alentar, alimentar y rentabilizar este tipo de pensamientos y el Movimiento en sí mismo, de forma que es cada vez más numeroso al tiempo que los delitos de odio han ido en aumento, especialmene en Estados Unidos, Canadá, Alemania o Rusia.

De momento, no se sabe cuál será la evolución de esta forma de machismo que, como sucede con la alt-right, evoluciona y se adapta a los nuevos tiempos, perpetuando y diseminando la desigualdad bajo un paraguas de justicial social y victimismo.

NuevaRevolucion Logo

Un comentario en «INCEL: La misoginia 2.0.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *