Hungría prohíbe adoptar a los homosexuales e impide a los niños decidir sobre su género

El Parlamento de Hungría aprueba una enmienda a la Constitución promovida por el ultraderechista Primer Ministro del país, Viktor Orbán, que impide a las parejas homosexuales adoptar. Esta polémica propuesta ha sido aprobada con 143 votos de los diputados de Fidesz, el partido en el Gobierno. El texto de la enmienda, además de garantizar el desarrollo del niño de acuerdo con su género de nacimiento, expresa que “la madre es mujer, el padre es varón”.

Los 45 votos en contra de estas modificaciones legales no tuvieron nada que hacer frente a una mayoría parlamentaria de dos tercios en la cámara de Budapest, pero era de esperar el beneplácito para esta estipulación, dado que el colectivo LGBTQ y los partidos de la oposición llevaban un mes indignándose al respecto, desde que el Ministerio de Justicia inició la tramitación de dicho proyecto de ley.

Por su parte, el partido opositor de izquierdas, Coalición Democrática, no participó en la votación, como así lo había anunciado previamente, por considerar “excluyente” la legislación propuesta.

Según lo estipulado por el texto en la Carta Magna, tan solo los matrimonios heterosexuales podrán adoptar niños en Hungría, estando los homosexuales excluídos. Esta Constitución, vigente desde el año 2011 en que fue aprobada tras los impulsos de Orbán, ya era restrictiva en cuanto a la definición de matrimonio, solamente considerado así en el caso de darse la unión entre un hombre y una mujer.

No obstante, hasta el momento presente las personas solteras podían adoptar, lo que permitía a las parejas homosexuales acceder a las adopciones mediante una solicitud presentada por solo uno de los miembros.

En este sentido, la ministra de Familia, Katalin Novák, conocida dentro y fuera del partido Fidesz por ser especialmente tradicional, podrá ahora decidir sobre las solicitudes de adopción que presenten las personas solteras.

Katalin Novák, ministra húngara de Familia, Juventud y Asuntos Internacionales. Autor: Elekes Andor, 27/05/2017. Fuente: Wikimedia Commons. (CC BY-SA 4.0).
Katalin Novák, ministra húngara de Familia, Juventud y Asuntos Internacionales. Autor: Elekes Andor, 27/05/2017. Fuente: Wikimedia Commons. (CC BY-SA 4.0).

Por otro lado, el texto que puntualiza ciertos aspectos constitucionales, concreta que “Hungría protege el derecho de los niños a identificarse sobre la base de su sexo”, blindando así el género constitucionalmente. Además, establece que “la educación se imparte de acuerdo con los valores basados en la identidad constitucional y la cultura cristiana de Hungría”.

Las modificaciones legales fueron impulsadas, en un principio, por la ministra de Justicia, Judit Varga, quien consideraba que “las nuevas ideas del mundo occidental” podían poner “en peligro el derecho de los niños a un desarrollo sano”.

Así, el nuevo texto acompaña a una ley aprobada a principios de año que prohíbe el cambio de género en los documentos nacionales de identidad. Aunque su principal consecuencia sea el crecimiento en un entorno que coartará la expresión de sus identidades.

Al igual que las críticas comunidades LGBTQ, que rápidamente han afirmado que las modificaciones legislativas del Gobierno implican nuevas limitaciones de derechos y una mayor discriminación, Amnistía Internacional ha alertado sobre estas medidas “discriminatorias, homofóbicas y transfóbicas”, que deben ser entendidas como un ataque del Gobierno de extrema derecha húngaro hacia las personas LGTBQ.

De hecho, según un informe fechado en mayo de 2020 de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (ILGA), la situación de este colectivo en Hungría ha empeorado. Este índice que valora la situación legal de las comunidades LGTB+, ubica al país en el puesto 27 de 49 países europeos.

Silvia Moreno

Noticias de actualidad y articulista. Graduada en Periodismo, máster en Teoría Política y doctorando en Ciencias Políticas y de la Administración. Con especial interés por cuestiones relacionadas con la memoria histórica y por la investigación geopolítica en torno a movimientos políticos y sociales en Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *