La Comunidad de Madrid privatiza el plan de vacunación por 130.000 euros al mes

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid concede a Cruz Roja un contrato “a dedo” para ayudar en la campaña de vacunación contra la Covid-19. La entidad privada aportará 25 trabajadores para que 12 equipos sanitarios, “sirvan de refuerzo inmediato a los centros fijos previstos, y mejoren la accesibilidad a la vacunación de las personas más vulnerables”, según establece la orden que regula dicha licitación.

Pese a que el Gobierno central aportó 3.400 euros a fondo perdido al Gobierno de la Comunidad de Madrid durante la primavera y las numerosas peticiones de los colectivos profesionales para que refuercen la Atención Primaria, la administración de Ayuso ha vuelto a recurrir al sector privado en la pandemia.

Esta adjudicación, concedida sin publicidad previa alguna seis días después de que el Gobierno regional divulgase su plan de vacunación, costará a la Consejería de Sanidad 133.512 euros al mes. La justificación para haber recurrido a una privatización “a dedo” es que se trata de “una emergencia de carácter inaplazable”.

El contrato, ratificado por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el 29 de noviembre y puesto en marcha un día después, tendrá una duración de 6 meses. Esto supondrá un desembolso total de 804.098 euros, como puede encontrarse en el portal de contratación autonómico.

El equipo del consejero de Sanidad solicitó “un único presupuesto” para el “servicio de apoyo a la vacunación frente a Covid-19 en la campaña 2021 en la Comunidad de Madrid” porque Cruz Roja “reúne las condiciones técnicas necesarias para la prestación del servicio con garantías de calidad, incluyendo los medios personales, materiales y organizativos”.

Ruiz Escudero ya dejaba entrever la posibilidad de contar con entidades privadas para acelerar la vacunación este lunes, en declaraciones a TVE. Según apuntó, “en una situación de pandemia uno tiene que utilizar todos los recursos que sean necesarios para poder administrar las vacunas, sean recursos tanto públicos y privados, en el caso de que sean necesarios, lo haremos así”. De hecho, el Gobierno regional también adjudicó por vía de emergencia el almacenamiento y la logística de la vacuna, pese a que Díaz Ayuso había puesto a disposición del Gobierno central el Hospital Isabel Zendal para distribuir las dosis.

El destino de los recursos de Madrid

Ambulancia de la Cruz Roja en Miramar, Valencia. Autor: Constantin Groß, 14/07/2008. Fuente: Wikimedia Commons. (CC BY-SA 3.0).
Ambulancia de la Cruz Roja en Miramar, Valencia. Autor: Constantin
Groß , 14/07/2008. Fuente: Wikimedia Commons. (CC BY-SA 3.0).

Más de la mitad del presupuesto previsto se destinará a la remuneración del personal (90.000 euros), dado que cada uno de los equipos deberá estar formado por un enfermero y un auxiliar de enfermería que tengan “experiencia acreditada mínima de un año en programas de vacunación”, según exige la Comunidad. Además, Cruz Roja también deberá disponer de un coordinador que sirva de enlace con la Dirección General de Salud Pública, dependiente de la Consejería de Sanidad.

El resto del presupuesto se dedicará a los uniformes (2.746 euros), a la compra del material sanitario necesario (16.094 euros), al alquiler de vehículos (7.200 euros) y a la limpieza de los automóviles (2.800 euros).

Según especifica la orden firmada por Ruiz Escudero, los “equipos de apoyo a la vacunación se desplazarán a las residencias de mayores y residencias de población con discapacidad, centros de días, albergues y otros centros sanitarios y sociosanitarios que precisen apoyo durante la campaña de vacunación para la administración de la vacuna a la población diana”.

Asimismo, la Consejería de Sanidad será la encargada de facilitarles “las vacunas necesarias, las jeringuillas y agujas para realizar el servicio, con la periodicidad que se establezca entre ambas partes”, mientras que “el resto de los medios materiales necesarios para cumplir con el objeto del contrato serán por cuenta del adjudicatario”.

Los doce nuevos equipos de la Cruz Roja se unirán a los 46 grupos que la Consejería de Sanidad ha formado para el desplazamiento a residencias. El departamento de salud ha informado de que el resto de efectivos pertenecen a la Atención Primaria, a la Agencia Madrileña de Atención Social y a la red pública de hospitales y de centros socio-sanitarios concertados y privados.

De momento, la Comunidad de Madrid es una de las autonomías que menos vacunas ha suministrado: un 6%, lo que la sitúa solo por detrás de Cantabria, con un 5%.

Silvia Moreno

Noticias de actualidad y articulista. Graduada en Periodismo, máster en Teoría Política y doctorando en Ciencias Políticas y de la Administración. Con especial interés por cuestiones relacionadas con la memoria histórica y por la investigación geopolítica en torno a movimientos políticos y sociales en Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *