La Comisión Europea condena los delitos de odio e insta al cumplimiento de las leyes LGTB en la UE

El pasado miércoles día 5 de mayo, la Comisión Europea (CE) se pronunció expresamente contra los delitos de odio y la discriminación hacia las personas LGTB en el seno de los países miembros de la Unión Europea (UE). Concretamente, condenó “cualquier forma de discriminación, intolerancia o violencia por motivos de orientación sexual, identidad de género o características sexuales”.

La CE se pronunció en este sentido en respuesta a la Federación LGTB a nivel europeo (cuya propuesta fue impulsada por el nadador español Juan Luis San Nicolás) que instó a la UE a condenar el asesinato de Normunds Kindzulis, activista por los derechos LGTB que tuvo que abandonar su domicilio en la capital de Letonia por amenazas y acoso y que fue prendido fuego con líquido inflamable el pasado 23 de abril frente a su casa, falleciendo en el hospital cinco días después al presentar el 85% de su cuerpo calcinado.

La CE insta a combatir los delitos de odio

Un comunicado de la organización LGTB ha confirmado que la respuesta de la CE ha sido contundente respecto a los delitos de odio. En el escrito, la CE asegura que la LGTBfobia va en contra de los valores fundamentales de la UE, e insta a los Estados miembros a que “se aseguren de que cumplen sus obligaciones en materia de derechos fundamentales”.

“En la UE, la igualdad de trato es un derecho fundamental. La UE trabaja para combatir la homofobia y la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género”, concluye. Además, ha anunciado que instará al Parlamento Europeo a reforzar las leyes LGTB en la UE tengan “una mayor vigilancia y cumplimiento”

Homofobia y delitos de odio en la UE

El caso de Normunds Kindzulis no es un caso aislado. Los delitos de odio en la Unión Europea han crecido en los últimos años al tiempo que el discurso de la extrema derecha ha sido más acogido en los Estados miembros y accedían a gobiernos como en el caso de Hungría y Polonia, dos países donde la discriminación LGTB es especialmente sangrante.

En Polonia, donde gobierna el partido ultraderechista Ley y Justicia (PiS), por ejemplo, Rafael Ziemkiewicz, un relevante escritor polaco incitó a la gente a “disparar a los LGTB (…) que no son gente de buena voluntad ni defienden los derechos de nadie y cuyo movimiento es una mutación de los bolcheviques y los nazis”.

Incluso el premio nobel Lech Walesa, perteneciente al ala más progresista de la sociedad, advirtió a los gays de que “no pueden ir por ahí seduciendo a mis nietos”. “No son normales, la mayoría de nosotros somos diferentes y ellos tienen que plegarse a la mayoría”. Hasta ese punto la homofobia y el concepto de “ciudadanos de segunda” se ha generalizado en la sociedad polaca.

Pero, como suele suceder, de la violencia verbal se pasa rápido a la física. O así al menos lo indican los datos: 3 de 4 personas LGTB en Polonia han sufrido agresiones físicas, pero el 90% no se denuncian, ya que no hay un crimen específico para ellas.

Según la activista LGTBI Yga Kostrzewa “Te atacan por la calle por llevar un pantalón rojo o, simplemente, por parecer gay”.

En Hungría, por otro lado, donde gobierna Fidesz de Viktor Orbán, migrantes y personas LGTB han sido señaladas y han perdido respeto social mientras la cultura tradicional y mayoritaria ocupaban todos los espacios.

En 2019, la Agencia Europea por los Derechos Fundamentales (FRA) publicó un informe en el que, en base a la Carta Fundamental de la UE, “se avanzó de forma desigual en cuanto a los instrumentos jurídicos y políticos de la UE para promover la igualdad y la no discriminación. Mientras que el Consejo de la UE seguía sin adoptar una propuesta de Directiva sobre la igualdad de trato después de diez años de negociaciones, la CE propuso instrumentos financieros europeos en el contexto del nuevo marco financiero plurianual de la UE que apoyan las políticas contra la discriminación a escala europea y nacional”.

Un informe de la CIDH destaca que los homicidos a estas personas suelen mostrar altos niveles de ensañamiento y crueldad. Sus cuerpos sin vida demuestran que han sufrido torturas, sus genitales han sido mutilados y sus cuerpos descuartizados y marcados con símbolos que denotan altos niveles de prejuicio.

Sin duda, datos alarmantes para unas personas que, bajo el discurso populista y ultraconservador de la extrema derecha, peligran todavía más.

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Un comentario en «La Comisión Europea condena los delitos de odio e insta al cumplimiento de las leyes LGTB en la UE»

  • el 7 mayo 2021 a las 18 h 42 min
    Enlace permanente

    Enhorabuena a al español más gente activista LGTBIQ como Juan Luis San Nicolas

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *