Instagram suspende las cuentas de dos humoristas de ‘Charlie Hebdo’ tras el inicio del juicio por los atentados de 2015 contra su redacción

Tres días después de dar comienzo el juicio por los atentados terroristas perpetrados en París contra la redacción de la revista humorística Charlie Hebdo, Instagram ha suspendido la cuenta de dos de sus trabajadores. Los afectados, Laure Daussy y Coco, habían decidido compartir en sus cuentas personales la portada del último número de la revista satírica, que en su última edición vuelve a publicar la polémica caricatura de Mahoma, que desencadenó los ataques yihadistas contra su sede en 2015, bajo el titular: “Todo eso por esto”.

Ambos humoristas expresaron su asombro ante la medida el sábado por la tarde, a través de sus cuentas en la red social Twitter. Ahora, el error ya ha sido subsanado. Instagram canceló ayer, domingo 6 de septiembre por la tarde, la desactivación de ambas cuentas. “Estas cuentas han sido suprimidas por error. Las hemos restablecido en cuanto lo hemos sabido y hemos pedido disculpas”, ha declarado la directora de comunicación de Instagram para Francia y el sur de Europa, Mélanie Agazzome

Para que una cuenta sea suspendida en esta red social es suficiente con que sea señalada. Por eso Agazzome ha hecho hincapié en que el perfil de la revista Charlie Hebdo “no ha sido cerrado, no ha sido objeto de ninguna censura, y algunos miembros han compartido las caricaturas”. De hecho, una vez solventado el error, la periodista Coco ha anunciado que “todo ha sido restablecido. Es posible que denuncias masivas de la portada hayan provocado la suspensión automática de las cuentas de Instagram”. 

La caricatura en cuestión muestra a Mahoma desbordado por el integrismo islámico y expresando lo siguiente: “Es duro que me quieran estos idiotas”. La redacción de la revista justifica la redifusión de esta imagen alegando que tiene “valor histórico y penal”, tanto por el juicio inminente como por la polémica en los países musulmanes. En dicha religión está prohibido representar a Mahoma, su profeta, llegando a considerarse una ofensa a los sentimientos religiosos. “Reproducir las caricaturas en la semana de la apertura del juicio por los atentados de enero de 2015 nos parecía indispensable” han declarado desde la sede de Charlie Hebdo.

“El derecho a la blasfemia es un derecho en la República Francesa secular: debemos luchar para que sea respetado” reiteró el domingo la Ministra de cultura, Roselyne Bachelot. En los atentados que tuvieron lugar el pasado enero de hace 5 años murieron doce personas. Desde el pasado miércoles se juzga a los presuntos cómplices de la masacre, pues los autores de la misma fueron abatidos por la policía en los días posteriores al ataque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *