Detenida la líder del partido neonazi Hogar Social Madrid tras la okupación del antiguo edificio del NO-DO

La Policía Nacional detuvo ayer martes por la tarde a Melisa Domínguez, la líder del partido neonazi Hogar Social Madrid, y a otras dos personas que iban con ella en ese momento por haber okupado el antiguo edificio del Noticiario Documental (NO-DO), el pase de noticias que se emitía durante la dictadura de Francisco Franco, y también antigua sede de RTVE, según ha informado Europa Press y otros medios que se han hecho eco del suceso.

Las detenciones fueron llevadas a cabo por policías del distrito de Chamartín, unas horas después de que la organización neonazi, que suele realizar este tipo de acciones, entrara de forma ilegal en el inmueble, ya que es de propiedad pública. Melisa Domínguez y sus dos compañeros han sido puestos en libertad con cargos tras pasar la noche en calabozos de la comisaría. Los tres pasaron esta mañana a disposición de un Juzgado de Plaza de Castilla.

«El Gobierno es incapaz de dar una solución con fondos públicos a miles y miles de españoles que no sabe cómo hacer frente a una hipoteca o alquiler y que se ven abocados al desahucio y a la calle. Y mientras tanto se permiten el lujo de dar pisos gratis a los inmigrantes y refugiados que vienen, con la pertinente ayuda. Emplearemos por eso todas nuestras fuerzas y medios para ayudar a los españoles que abandonados por las instituciones no se rinden y quieren salir adelante. Nuestra misión es poder devolver a los españoles la dignidad que merecen, porque somos los que hacemos», ha señalado la líder neofascista con su habitual discurso racista y xenófobo.

Hogar Social Madrid: Once usurpaciones y dos juicios pendientes

Hogar Social Madrid, anteriormente conocido como Hogar Social Ramiro Ledesma, nació en 2014 como un movimiento neofascista inspirado en Casa Pound, un colectivo italiano de la misma naturaleza. Desde su concepción, han realizado varias actividades, como protestas, manifestaciones, reparto de comida solo para españoles y okupaciones ilegales, entre otras.

Desde 2014, Hogar Social ha cometido un total de once usurpaciones. La primera, probablemente la más conocida, fue en un edificio del barrio de Tetuán. De ahí pasaron a la vieja sede del Ministerio de Trabajo, en la calle de Bretón de los Herreros, y después al edificio del Fórum Filatélico, en José Abascal. A finales de 2015, irrumpieron en el mismo edificio que trataron de okupar ayer.

En diciembre de 2016, el grupo neonazi irrumpieron en un edificio de la calle Velázquez y, en abril de 2017, se trasladaron a otro de la plaza de Colón. A continuación, entraron en dos inmuebles del madrileño barrio de Salamanca: uno en la calle Juan Bravo y otro en Príncipe de Vergara.

Seguidamente, okuparon la antigua sede del sindicato CC.OO. en la plaza Cristino Martos. Allí estuvieron hasta enero de 2020. Pocos días después entraron en la antigua clínica Nuevo Parque, situada en la calle Julián Romea, número 16. Ese mismo mes, poco antes de la pandemia, Melisa Domínguez fue detenida por desobediencia a la autoridad al tratar de entrar en la famosa sede central del PSOE en Ferraz, delito por el cual todavía está a la espera de juicio.

Además de estos actos y de este juicio, la líder neofascista tiene otro juicio pendiente por un presunto delito de odio por islamofobia por el ataque a la Mezquita de la M-30 en marzo de 2016, por el cual el fiscal le pide tres años de prisión. La fecha de este juicio está fijada para los días 9, 10 y 13 de diciembre de este año.

Tras varios años actuando como colectivo, en marzo de 2019 se constituyeron como partido político con la esperanza de disputar las elecciones autonómicas madrileñas. Sin embargo, terminaron declarando sus simpatías por Vox y no se presentaron.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Melisa Domínguez, líder de Hogar Social Madrid. Autor: Hogar Social Madrid, 2018. Fuente: YouTube




Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.