Nietos de Franco piden 50.000 euros de indemnización a periodistas que investigaron su fortuna por generar ‘odio’

Francisco Franco Martínez-Bordiú y Jaime, María del Mar, María Aranzazu, José Cristóbal y María de la O Martínez-Bordiú Franco, nietos de Franco, han efectuado una demanda civil contra la cadena de televisión Cuatro (Mediaset), a los directores del programa En el punto de mira emitido a través de dicha cadena y a los periodistas Javier Otero Bada y Mariano Sánchez Soler y otros tres reporteros, además de Carlos Babío, exconcejal de Sada, y el tertuliano Jimmy Giménez Arnau argumentando que la investigación del origen de la fortuna de su familia genera “odio” contra ellos.

En el referido programa, el periodista Mariano Sánchez Soler (autor de Los ricos de Franco) calculó que el patrimonio de la familia Franco era de unos 500 millones de euros, afirmando además que “el apellido les sirvió para hacerse multimillonarios”.

Además, el periodista Javier Otero Bada cuestionó en dicho programa la famosa compra por 12 millones de pesetas de la familia Franco para la compra de una finca, declarando que seguramente fue una operación de desvío de fondos por otro motivos e intereses personales.

La demanda por generar ‘odio’ y ‘descalificaciones’

Carmen Franco y su hija Carmen Martínez Bordiú. Autor: Iñigo Aduriz, 08/05/2018. Fuente. elDiario.es (CC BY-NC 2.0.)
Carmen Franco y su hija Carmen Martínez Bordiú. Autor: Iñigo Aduriz, 08/05/2018. Fuente. elDiario.es (CC BY-NC 2.0.)

Sin embargo, tanto la familia como su abogado niegan que esto sea cierto. En un intento de demostrarlo, han hecho público el testamento de Francisco Franco en el que se refleja que la herencia que dejó tras su muerte fue de unos 28 millones y medio de pesetas, lo que ajustado a la inflación y en euros sería el equivalente a casi 2 millones de euros.

Además, respecto a las acusaciones de desvío de fondos señaladas por Javier Otero, señalan que son “afirmaciones son tan miserables como inciertas”.

El abogado, además de acusar a los periodistas de generar “odio” y “descalificación”, ha descrito en la demanda que con la investigación de la fortuna de la familia se promovió “el enfrentamiento que hacia el anterior jefe del Estado se ha establecido en fechas en que la memoria de aquellos acontecimientos resultaba una pacífica concesión al pasado y un necesario olvido del conflicto que en aquella operación se genera”.

A su juicio, el programa “tenía un alto contenido difamatorio y de desprestigio que promovió contra ellos “una situación de hostilidad, incitando a la discriminación, el odio o la violencia”.

Según la demanda, además, “se recogen afirmaciones propias y de terceros, que en ningún momento se ajustan a la verdad, en contenidos manifiestamente falsos y temerario desprecio a la misma”.

Por todo ello, los nietos de Franco han pedido una indemnización de 50.000 euros.

Ataque a la libertad de expresión

El escritor y periodista alicantino Mariano Sánchez Soler. Autor y fuente: elDiario.es (CC BY-NC 2.0.)
El escritor y periodista alicantino Mariano Sánchez Soler. Autor y fuente: elDiario.es (CC BY-NC 2.0.)

La demanda hace referencia al capítulo “La herencia de los Franco” del programa En el punto de mira, emitido el 23 de julio de 2018. La denuncia se efectuó un año después, pero no fue admitida.

Sin embargo, ha llegado hasta hoy debido a un recurso de apelación presentado por los nietos de Franco, por lo que la juez decidió abrir diligencias contra los querellados el pasado 20 de junio, tal y como informó La Vanguardia.

Además, los nietos de Franco han manifestado quejas porque en el programa se excluye “cualquier connotación que pueda resultar propicia al régimen anterior, se discriminan los daños y consecuencias de actuaciones de los bandos y las circunstancias que dieron lugar a la Guerra civil, en una anacrónica e inadecuada utilización parcial de la memoria” y que todo ello es parte de una “campaña de desprestigio” contra ellos.

En su defensa, los representantes legales de los periodistas demandados destacan el ataque a la libertad de expresión y el derecho a la información que supone la demanda civil de los Franco y que la investigación realizada se basa en datos y documentos públicos.

El juzgado acordó citar a los querellados el pasado 27 de agosto, aunque la citación quedó aplazada después a causa de la pandemia. El pasado 3 de diciembre prestaron declaración todos ellos en el Juzgado de Instrucción número 39.

La demanda civil se resolverá el próximo 17 de marzo.

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.