El partido de extrema derecha AUR entra en el Parlamento rumano con el 9% de los votos

Alianza por la Unidad Rumana (AUR) es el partido ultranacionalista que ha sorprendido en su debut a las elecciones parlamentarias rumanas, país en el que pretende representar la “familia, nación, fe y libertad”. Esta formación populista de extrema derecha apenas era conocida antes de los comicios nacionales en los que inesperadamente obtuvo el 9% de los votos totales.

Unos apoyos que permiten a la reciente agrupación política acceder al Parlamento. En su discurso tras el triunfo electoral, el fundador de AUR, George Simion, declaraba que “los rumanos están hartos de los robos, las mentiras y la falta de apego a los valores nacionales”, para posteriormente añadir que “somos un partido cristiano, un partido nacionalista y patriótico”.

AUR nació el 1 de diciembre de 2019, en el Gran Día de la Unión de Rumanía y ya en las elecciones locales de 2020 consiguió ganar 3 alcaldías. El profesor asociado de ciencias políticas de la Universidad de Bucarest Claudiu Tufis afirma que “AUR jugó la carta de la anti-medicina, anti-vacunación y anti-restricciones a una población que no está verdaderamente educada en temas de salud”.

Partiendo del difícil contexto de la pandemia en combinación con una fuerte crisis económica, las elecciones parlamentarias de diciembre no lograron imbuir la confianza suficiente en la población como para que fuera a votar masivamente. La participación general se sostuvo en un mínimo histórico que se situaba por debajo del 32%, consecuencia tanto de la apatía hacia los políticos como de la preocupación por la pandemia de coronavirus, según sostienen los expertos.

AUR “legitimará las posiciones extremistas en la esfera pública”, subrayaba Claudiu Tufis a Euronews. El partido, cuya conexión con la Iglesia ortodoxa de Rumanía es significativa, destaca ideológicamente por su oposición al matrimonio homosexual, por los enfrentamientos de su líder con la etnia húngara en protestas nacionalistas y por la intención de que Rumanía se unifique con la República de Moldavia. Además, durante este año de pandemia global, la formación ha celebrado manifestaciones contra el uso de la mascarilla.

Por su parte, el cofundador de AUR Claudiu Tarziu, miembro de Coalition for Family, afirmó en su discurso de victoria postelectoral que “ha comenzado una revolución conservadora”.

Además de destacar que es el único partido rumano que apoya a Donald Trump, con quien comparten ciertas características en lo referente al descrédito informativo, dejó claras sus raíces al proclamar que “somos parte de la Coalición por la Familia, defendimos a la familia y promocionamos a la familia y planeamos hacer esto en el Parlamento”.

Pero el mayor desconcierto ante estos resultados electorales lo ha causado, probablemente, el apoyo masivo de la diáspora a AUR. Hasta ahora, dicha base de votantes apoyaba principalmente al USR-PLUS, partido progresista que obtuvo el 15% de los votos y que intentará formar coalición con el PNL de Orban.

Sin embargo, AUR fue la primera opción para la diáspora en Italia y la segunda tanto en Francia como en España. No obstante, es destacable que en esta ocasión tan solo votaron 260.000 ciudadanos, una tercera parte de los que participaron en las presidenciales de 2019, cuando se sumaron 900.000 votos de la diáspora. El grupo de edad entre 18 y 24 años ha sido el que más se ha abstenido y todo apunta a que la causa se encuentra en la desafección con las instituciones.

Desde la Escuela Nacional de Inteligencia de Rumanía o el Servicio de Inteligencia de Rumanía ya están especulando sobre qué o quién está detrás del apoyo a AUR. El exidrector de la primera, Iulian Fota, no duda al considerar que el partido es una creación de “laboratorio”.

Orban, derrotado

Ludovic Orban, ex-Primer Ministro rumano y líder del PNL, en el Congreso de Zagreb del European People’s Party en Croacia, derrotado por AUR. Autor: European People’s Party, 21/11/2019. Fuente: Flickr. (CC BY 2.0).
Ludovic Orban, ex-Primer Ministro rumano y líder del PNL, en el Congreso de Zagreb del European People’s Party en Croacia, derrotado por AUR. Autor: European People’s Party, 21/11/2019. Fuente: Flickr. (CC BY 2.0).

El Partido Nacional Liberal (PNL) obtuvo alrededor del 25% de los votos, lo cual obligó al Primer Ministro rumano, Ludovic Orban, a dimitir. “No me aferraré a mi puesto como Primer Ministro”, afirmó en su discurso de renuncia televisado. Paralelamente, el Partido Social Demócrata (PSD) consiguió hacerse con el 30% de los apoyos tras una jornada en la que se preveía su derrota por los diversos escándalos de corrupción.

Por otro lado, el quinto partido que entra en el Parlamento es la Unión Democrática de los Magiares de Rumanía (UDMR), que representa a la minoría húngara y obtuvo un 6% de los votos.

El presidente del país, Klaus Iohannis, será el encargado de proponer la nueva formación de gobierno. Todo indica que apostará por una coalición de centro-derecha formada por el PNL, con un nuevo Primer Ministro; el USR-PLUS, cuya condición principal era la salida de Orban; y el UDMR.

Silvia Moreno

Noticias de actualidad y articulista. Graduada en Periodismo, máster en Teoría Política y doctorando en Ciencias Políticas y de la Administración. Con especial interés por cuestiones relacionadas con la memoria histórica y por la investigación geopolítica en torno a movimientos políticos y sociales en Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *