Vox supera al PP en los sondeos y podría ser cuarta fuerza en el Parlament catalán

El 8 de febrero se publicaron las últimas estimaciones de voto para las elecciones en Cataluña, que se celebrarán el 14 de febrero. Casi todos los sondeos realizados coinciden: se confirma el “sorpasso” de Vox al PP y se abre la posibilidad de un empate técnico con Ciudadanos. Si los resultados llegan a ser los previstos, la extrema derecha irrumpiría por primera vez en el Parlament. El candidato de Vox, Ignacio Garriga, obtendría el 7,7% de los votos y entre 9 y 11 escaños, mientras que el PP apenas llegaría al 5%, obteniendo entre 4 y 6 escaños.

Más allá del programa político o la ausencia de él, el victimismo y ofrecer la oportunidad de ser increpado a la cara funcionan. La agresiva campaña electoral que ha diseñado Vox para el 14F parece demostrarlo, como lo hiciera el trumpismo en 2017 u otros movimientos populistas de extrema derecha en países como Italia, Francia, Polonia, Hungría o Brasil.

Calle a calle y puerta a puerta, Santiago Abascal está poniendo sus esfuerzos en visitar pueblos de Lleida donde pregonar que la “Generalidad” catalana está llena de corruptos y separatistas. Las respuestas a sus declaraciones, basadas en insultos, lanzamientos de huevos y tomates ante la “pasividad de los Mossos d’Esquadra”, hacen el resto.

El líder de Vox no necesita programa electoral, sino desplazar a sus aliados políticos para convertirse en el nuevo mártir de la causa españolista, en el héroe que liderará la nueva cruzada nacional. Por eso, le basta con haber publicado un decálogo bajo el lema “Recuperemos Cataluña” para convertirse en la voz que dé rienda suelta a sus radicales “medidas”.

Entre estas últimas se encuentran sus reclamos más típicos, como “cortar cualquier tipo de financiación pública a las ONG” que son “colaboradoras necesarias en el tráfico de seres humanos”, “realizar los cambios legislativos necesarios para la expulsión inmediata de los inmigrantes ilegales” o “impedir las subvenciones a inmigrantes en situación irregular”.

Respecto a Cataluña, la formación verde pretende “detener el golpe de Estado” y denunciar “al resto de golpistas por sus delitos contra la unidad de la nación”, así como “poner fin a la inmersión lingüística que utiliza el catalán como método de adoctrinamiento”, además de cerrar TV3, Diplocat, bajar impuestos y proteger los productos españoles ante la “entrada ilegal de productos extranjeros”.

Las 10 medidas de Vox para Cataluña. Autor: Vox España, 30/03/2019. Fuente: es.scribd.com/
Las 10 medidas de Vox para Cataluña. Autor: Vox España, 30/03/2019. Fuente: es.scribd.com/

Las otras fuerzas políticas

Mientras tanto, a la cabeza del PP, Pablo Casado se esfuerza por restar importancia al escándalo de Bárcenas y reutiliza el tono despreocupado hacia las elecciones catalanas que su formación ha mantenido históricamente. Aunque critica a la Fiscalía por estar jugando con información y señala que “no hay derecho a que en plena campaña electoral tenga que estar respondiendo a estos casos”

Los populares se han caracterizado en anteriores comicios por prestar poca atención a este territorio en el que nunca han obtenido muy buenos resultados, debido a un discurso que reclama la confrontación directa con el independentismo por parte de los poderes centrales del Estado español, tal y como demostraron con la aplicación del artículo 155 de la Constitución en 2017.

La derecha españolista, en principio, se desinfla. Las encuestas prevén que el partido naranja de Inés Arrimadas obtenga, aproximadamente, la mitad de escaños que en los comicios anteriores, por lo que pasaría de 36 a situarse entre 10 y 13. Una caída de la que, indudablemente, también se beneficia la formación ultraderechista de Abascal.

Salvador Illa, a la cabeza del PSC, visto como el partido de Estado que permitiría una convivencia pacífica entre los bloques más polarizados de la ultraderecha y del independentismo aunque no gobernaría con ninguno de ellos, será previsiblemente el vencedor en votos de la jornada electoral.

No obstante, también es muy probable un triple empate entre el PSC, Esquerra Republicana y Junts per Catalunya, que podría significar una victoria en escaños para el partido de Puidgemont incluso siendo la tercera fuerza política en votos.

Así las cosas, todo apunta hacia que el ‘sorpasso’ de Vox al PP será inevitable. Las visitas a las granjas de cerdos en la Cataluña rural no son capaces de competir con los espectáculos públicos de exaltación patriótica que prepara Abascal, haciendo parecer al todopoderoso Partido Popular cada vez más pequeño. Probablemente por todo ello Casado se esfuerce en acusar a Abascal por “estar negociando con el PSOE” respecto a los fondos europeos de 140.000 millones de euros. Ya sabe que no tiene nada que hacer.

Silvia Moreno

Noticias de actualidad y articulista. Graduada en Periodismo, máster en Teoría Política y doctorando en Ciencias Políticas y de la Administración. Con especial interés por cuestiones relacionadas con la memoria histórica y por la investigación geopolítica en torno a movimientos políticos y sociales en Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *