Fátima Hamed Hossain: “Es necesaria una labor pedagógica para que no cale el discurso racista y xenófobo en la juventud”

Fátima Hamed Hossain es una diputada de la Asamblea de Ceuta por el partido Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) que ha destacado por su defensa de los derechos humanos en la ciudad autónoma y, en los últimos tiempos, por encarnizados enfrentamientos con el grupo parlamentario de Vox de Ceuta, cuyo portavoz suele hablar muy despectivamente de la diputada.

Al Descubierto: Antes de empezar a entrar en materia, un poco para que la gente te conozca, ¿quién es Fatima Hamed Hossain?¿Cómo llegaste a ser diputada de la Asamblea de Ceuta?¿Podrías hablar un poco de tu recorrido y trayectoria profesional?

Fátima Hamed: Soy una ceutí que siempre ha tenido inquietudes políticas y he querido aportar mi granito de arena a mejorar la calidad de vida de la gente de Ceuta. Empecé participando en diferentes actividades sociales, vecinales, hasta que finalmente me decidí a participar activamente en la política local. Estudié Derecho en la UNED, y actualmente ejerzo como abogada en mi propio despacho.

Fátima Hamed Hossain. Autor: MDyC. Fuente: MDyC (Imagen cedida)
Fátima Hamed Hossain. Autor: MDyC. Fuente: MDyC (Imagen cedida)

AD: Dentro del ámbito político, ¿eres experta y/o te dedicas a una área en concreto?¿Tienes preferencia por alguna temática o problemática concreta dentro de tu actividad política?

FH: En MDyC, que es el partido que presido y del que soy portavoz en la Asamblea de Ceuta, consideramos que no se puede descuidar ningún área ni parcela puesto que todas afectan, de uno u otro modo a nuestra gente.

También es cierto, que siendo una de las principales preocupaciones de los ceutíes el desempleo, la vivienda y la exclusión social, muchas de nuestras propuestas pivotan sobre estas cuestiones para buscar salida y soluciones a esos problemas, que afectan especialmente a la gente joven, a mujeres y a personas de más de 45 años.

Ha tenido una gran repercusión el hecho de que un grupo municipal con una mujer al frente y más concretamente con hijab, haga frente a la ultraderecha

Consideramos que la educación, aún sin ser competencia de la ciudad pero teniendo algunas responsabilidades al respecto, es la clave para dar solución de raíz a los problemas que te exponía y, por tanto, también incidimos especialmente en buscar soluciones a las altísimas cifras de fracaso escolar locales.

AD: Perteneces al partido Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía, que además lideras. ¿Puedes contarnos en qué consiste este partido, qué defiende, cómo empezó…?

FH: Somos una formación que siempre se ha definido como un movimiento sociopolítico que busca dar voz al pueblo, a sus inquietudes, preocupaciones, quejas y problemas cotidianos que no tenían respuesta porque no se les daba importancia.

Desde el MDyC hacemos una política cercana, una política que sale de la gente y es para la gente, defendiendo siempre la lucha contra las desigualdades sociales en una ciudad de apenas 19 kilómetros. Así surgió nuestra formación en 2014 y, afortunadamente, continuamos con las mismas señas de identidad: política de gente de Ceuta, para gente de Ceuta.

AD: ¿Cómo es tu experiencia como diputada en la Asamblea de Ceuta? Sabiendo además que tu grupo es minoritario dentro de la cámara. ¿Qué dificultades encuentras?¿Qué facilidades?

FH: Nuestra experiencia está marcada por la de tener un ejecutivo del Partido Popular desde hace 20 años con todo lo que ello conlleva. Realizamos una intensa labor de fiscalización a través de la cual hemos puesto al descubierto varios tejemanejes del PP en Ceuta a través del ayuntamiento, a veces en connivencia con otros grupos municipales que han claudicado para sacar algún rédito, para que la ciudadanía los conozca y sepa en qué se gasta (y despilfarra demasiadas veces) el dinero de todos los ceutíes.

No debemos mantenernos en silencio ante los eslóganes que los discípulos del señor Abascal se dedican a traer

Las dificultades han sido y son muchas, desde el entorpecimiento a la labor de control al ejecutivo, a no querer llevar a cabo determinadas propuestas beneficiosas para los ceutíes porque venían de nuestro grupo municipal. Ni la vida, ni la política son fáciles, ni jardines de rosas, pero nuestra motivación es mayor que todas las trabas que nos quieran poner.

AD: Se te ha conocido más recientemente a raíz de los conflictos con Vox y sus discursos xenófobos y racistas a partir de que entrasen con 6 asientos en las elecciones de 2019. ¿Cómo es lidiar constantemente con este discurso dentro de la propia cámara?¿Se dan muchos conflictos?¿Cuántas veces se han tenido que paralizar las sesiones debido al intercambio continuado de insultos?

FH: Es cierto que a nivel nacional ha tenido una gran repercusión el hecho de que un grupo municipal con una mujer al frente y más concretamente con hijab, haga frente a la ultraderecha, pero desde el minuto uno hemos considerado que, por supuesto guardando las formas, no debemos mantenernos en silencio ante los eslóganes que los discípulos del señor Abascal se dedican a traer, Pleno tras Pleno, con el único fin de recibir palmaditas en la espalda de su jefe.

Suspensión del Pleno como tal se produjo esta última sesión ordinaria correspondiente al mes de junio, una suspensión que podría haberse evitado por parte del Presidente de nuestra ciudad si se hubiera ceñido al Reglamento de la Asamblea, que regula la llamada al orden, el desalojo de la Sala de aquel o aquella diputado o diputada que ha sido llamada al orden y, en última instancia, la suspensión del Pleno. Pero entendemos que al señor Vivas le ha faltado valentía.

AD: Los conflictos con Vox en Ceuta se han reavivado a raíz de la crisis diplomática entre España y Marruecos. ¿Cómo ha sido vivir este conflicto desde allí?¿Cómo te has enfrentado a ello?

FH: El conflicto se vivió en general con un gran desconcierto y una sensación de abandono por parte del Gobierno central, un abandono que tuve la oportunidad de trasladar al Presidente Pedro Sánchez en su visita a Ceuta, así como la petición de compromiso para con nuestra ciudad.

Desde el primer momento tuvimos muy claro que nuestra tierra está por encima de cualquier discrepancia o diferencia política con partidos como el que nos gobierna, el Partido Popular. No era momento de titubear sino de trabajar en conjunto para procurar lo mejor para Ceuta y los ceutíes.

Evidentemente, la ultraderecha, no sólo estuvo ausente en todas las reuniones mantenidas para resolver la situación, no, estos se encargaron de aprovechar el momento para sacar su particular rédito político con fotos, vídeos y la difusión de información confusa que nada aportaba al bienestar de Ceuta, pero sí para su líder el señor Abascal.

AD: Fátima Hamed, ¿has recibido amenazas por parte de la extrema derecha? No solo de Vox, sino de otros grupos más allá. ¿Cuál ha sido la más grave?¿Cómo te has enfrentado a ello? Dentro de la Asamblea de Ceuta, ¿tienes a otros diputados que te apoyen?

FH: Bueno, si se refiere a los intentos de ofensa o amenazas, evidentemente son tan absurdas que lo único que me pueden provocar es vergüenza ajena.

La extrema derecha no atiende a razones ni argumentos por lo que resulta bastante fácil desmontar sus cuatro frases hechas.

No son más que una lista de palabrería vacía proveniente de personas que lejos de aportar algo a la sociedad en general y a su ciudad en particular, sólo buscan incendiar, una provocación que únicamente recibe respuestas argumentadas y para las que nunca tienen respuesta.

AD: ¿Cuál es el apoyo real de Ceuta al discurso de Vox?¿Crees que tiene un apoyo importante o simplemente son pocas personas que hacen mucho ruido?¿Cuál es tu posición respecto al conflicto entre España y Marruecos y cómo lo resolverías?

FH: El discurso de la ultraderecha se esta quedando en lo que fue desde el principio, en humo. Por suerte, en Ceuta nos conocemos y en líneas generales es un discurso que no tiene recorrido, al menos en nuestra ciudad. Una ciudad donde siempre hemos convivido personas de diferentes credos religiosos no va a permitir que unos pocos rompan con todo por unos cuantos titulares.

En cuanto al conflicto entre España y Marruecos, se trata de un conflicto diplomático y, como su propio nombre indica, es necesario mantener una relación donde impere la comunicación fluida donde se tengan en cuenta las peculiaridades de nuestra frontera. Una frontera donde se debía haber puesto la lupa hace muchos años y no ha sido hasta ahora, después de la entrada masiva del pasado 17 de mayo, que se está tratando de buscar la mejor solución para su reapertura.

AD: La extrema derecha ha crecido en todo el mundo apoyándose en buena medida en el discurso racista y xenófobo. ¿Cómo crees que habría que hacer frente a esto, tanto desde la política como desde la gente de a pie? No solo en España, sino en Europa también.

FH: Pues precisamente haciéndoles frente. La extrema derecha no atiende a razones ni argumentos por lo que resulta bastante fácil desmontar sus cuatro frases hechas. El silencio sólo hará que sus soflamas se difundan como único discurso válido, por lo tanto a nosotros siempre nos encontrarán de frente.

Nuestro proyecto es el de luchar por Ceuta especialmente frente a la ultraderecha y su estercolero moral

Aunque les cueste asumirlo, hemos encontrado muchísimas muestras de apoyo y ánimo desde diferentes puntos del país, lo que demuestra que cada vez tienen menos voz.

AD: ¿Crees que el crecimiento de la extrema derecha en los últimos años es preocupante hasta el punto de cristalizar en algo serio?¿O por lo contrario piensas que es una especie de moda que terminará por bajar sin demasiada trascendencia?

FH: Preocupante sí, porque es necesaria una labor pedagógica para que, sobre todo entre la juventud no cale ese discurso racista y xenófobo que tanto ha costado tratar de eliminar de nuestra sociedad. Pero como, le decía antes, poco a poco se van desmontando y, aunque es un trabajo del día a día, no creo que puedan llegar más allá de la polémica.

AD: ¿Tienes algún proyecto en mente relacionado con el activismo político, más allá del partido?¿Cómo te ves en el futuro a corto y medio plazo?

FH: Nuestro proyecto es el de luchar por Ceuta especialmente frente a la ultraderecha y su estercolero moral que va intentando manchar incluso el buen nombre de nuestra ciudad. Hacemos política día a día, la ciudadanía tendrá que valorar en su momento nuestro trabajo.

AD: Por último antes de acabar, Fátima Hamed, ¿tienes alguna cuestión más que añadir que nos hayamos dejado?

FH: Por mi parte añadir que desde el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía seguiremos luchando por el bienestar de nuestra gente, abogando por la igualdad de oportunidades, por la convivencia y haciendo frente a todos aquellos que pretendan romper con la sociedad plural de nuestra ciudad.

Puedes saber más de Fátima Hamed Hossain siguiéndola en sus redes:

Cuenta de Twitter: https://twitter.com/FatimaHHossain
instagram_icon Cuenta de Instagram: https://instagram.com/fatimahhossain
Cuenta en Facebook: https://facebook.com/fatima.h.hossain.1

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *