Militares dan un golpe de Estado en Guinea, suspenden la Constitución e instauran una junta militar

Un grupo de militares organizados bajo el comandante Mamady Doumbouya, pertenecientes al Grupo de Fuerzas Especiales del Ejército de la República de Guinea, un grupo de élite creado en 2018, ha dado un golpe de estado este domingo, tomando Conakri, la capital y deteniendo al presidente del país, Alpha Condé. Tras esto, han suspendido la Constitución, disuelto las instituciones, cerrado las fronteras y declarado un toque de queda a partir de las 20:00h.

Así lo ha asegurado tras el golpe Doumbouya, que ha difundido un mensaje a través de redes sociales y del que se han hecho eco medios del país y de todo el mundo, donde anunció que se acordó «disolver la Constitución en vigor», el gobierno, las instituciones y «cerrar las fronteras terrestres y aéreas».

Mamady Doumbouya también usó el vídeo para justificar su decisión, aludiendo a la «situación sociopolítica y económica del país» y la «disfunción de las instituciones republicanas», entre otros motivos: «Llamamos a nuestros hermanos de armas a la unidad, a fin de satisfacer las legítimas aspiraciones del pueblo de Guinea», ha dicho.

En fotografías y vídeos difundidos por estos mismos medios, Alpha Condé, de 83 años, aparece vestido con pantalón vaquero y camisa estampada, sentado en un sofá serio y rodeado de militares con fusiles en lo que parece ser el interior del palacio presidencial en Conakri. Por el momento, parece que no ha sufrido daños aunque podría seguir custodiado por el ejército.

En un principio, la situación fue confusa porque el ministro de Defensa aseguró en un primer momento en un comunicado que «la Guardia Presidencial, apoyada por las fuerzas de defensa y seguridad, leales y republicanas, contuvo la amenaza y rechazó al grupo de atacantes». «Las operaciones de seguridad y búsqueda continúan para restaurar el orden y la paz», rezaba la nota oficial. Sin embargo, dos días después, parece que el país está definitivamente en manos de los militares.

Disparos en la capital

Al parecer, el golpe de estado en Guinea se produjo a primera hora de la mañana del pasado domingo, cuando medios locales empezaron a difundir que se escuchaba el ruido de disparos de armas automáticas en Conakri, la capital del país, concretamente en el barrio de Kaloum, conocido por reunir los principales edificios institucionales, como el palacio presidencial, el Ministerio de Defensa o el Cuartel General del Estado Mayor.

También se desplegaron vehículos blindados que se dirigieron, según testigos, al palacio presidencial, tomando más tarde posiciones estratégicas para controlar los accesos a la capital.

Poco después, medios como la emisora RFI o el portal Jeune Afrique han constatado que los militares a cargo del golpe pertenecen al Grupo de Fuerzas Especiales, comandado por un ex legionario de las Fuerzas Armadas de Francia, Mamady Doumbouya, el cual ha aparecido en varios vídeos con boina roja y gafas de sol, justificando el golpe en toda una lista de problemas políticos, sociales y económicos, como la corrupción o la pobreza.

Doumbouya ha anunciado la creación de un Comité Nacional de Unión y Desarrollo, que se encargará de llevar a cabo las funciones del gobierno y que estará comandado por militares. A través de la televisión pública del país, ha prometido una «consulta nacional» para una «transición pacífica» con el objetivo de redactar una nueva Constitución. «Se acabó la personalización de la vida política. Pondremos en marcha una transición transparente e inclusiva», ha afirmado. Los gobernadores civiles serán sustituidos también por militares.

Por otro lado, ha querido asegurar también la integridad de Condé. «Queremos asegurar a la comunidad nacional e internacional que la integridad física y moral del expresidente no está comprometida. Hemos tomado todas las medidas para garantizar que tenga acceso a atención médica y a sus propios médicos», han confirmado los militares.

Alpha Condé, en el poder desde 2010

El ya expresidente de la República de Guinea llevaba en el poder desde diciembre de 2010. No obstante, su mandato no ha estado exento de varias polémicas, especialmente desde los últimos comicios. En octubre de 2020, se celebraron elecciones presidenciales en las cuales Condé se presentó para un tercer mandato, lo que prohíbe la Constitución del país.

Sin embargo, Condé organizó un referéndum para modificar este punto que fue aprobado por un 91,5% a favor. Las propias elecciones fueron controvertidas. En un primer momento, resultados preliminares daban la victoria al opositor Cellou Dalein Diallo, del partido centrista Unión de Fuerzas Democráticas de Guinea (UFDG). Sin embargo, los resultados oficiales, con cerca del 60% de los votos, dieron la victoria a Condé y a su partido, la Asamblea del Pueblo de Guinea (RPG), de centro izquierda, partido que además goza de mayoría absoluta en el parlamento.

Las elecciones presidenciales estuvieron rodeadas de violencia, donde las fuerzas del orden dispararon munición real contra manifestantes. Además, 325 personas fueron detenidas hasta el pasado 31 de octubre, según el fiscal del Tribunal de Apelación de Conakri, pero Amnistía Internacional sostiene que después de esa fecha hubo más arrestados, entre ellos varios miembros de partidos opositores.

Debido a esto, los rumores de un intento de golpe de estado se cruzaban en el aire. De hecho, la destitución de Doumbouya como comandante del grupo de élite se valoraba como una posibilidad ante la influencia que estaba ganando dentro de las fuerzas armadas.

Por otro lado, tampoco es la primera vez que Condé sufre un golpe de estado. En 2011, apenas unos siete meses después de ganar las elecciones, sufrió un intento de golpe de estado por militares pero que aquella vez fue rechazado por la Guardia Presidencial. No obstante, el palacio sufrió serios daños por el uso de granadas y otras armas de fuego.

Por el momento, las fuerzas leales a Condé no se han pronunciado y parece que Doumbouya mantiene el control sobre el país. «Las fuerzas leales a Alpha Condé no han dicho su última palabra, pero el presidente está verdaderamente en manos de los golpistas», ha reconocido en declaraciones a Jeune Afrique una persona cercana al expresidente.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Alpha Condé, ex presidente de Guinea. Autor: Parlamento Europeo, 29/05/2018. Fuente: Flickr (CC BY-NC-ND 2.0)

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.