Grupos neonazis y de extrema derecha se manifiestan en el madrileño barrio de Chueca gritando consignas homófobas y racistas

El pasado sábado 18 de septiembre, se convocó una manifestación en el barrio de Chueca de Madrid por la asociación San Blas Canillejas, plataforma de extrema derecha disfrazada de asociación vecinal, bajo el lema «Di no a la Agenda 2030/2050». Sin embargo, tal y como advirtieron desde el propio barrio y otros colectivos activistas, la convocatoria, a la que se sumaron grupos de ideología neonazi y neofascista como España 2000, Plataforma Cultura-ñ, Madrid Seguro o El Pueblo por la verdad, se trataba de una tapadera para organizar una concentración de carácter antidemocrático y ultraderechista.

Así, durante la tarde del domingo, alrededor de 200 personas marcharon por el barrio tras recorrer, entre las 17:00 y las 19:00h, la Plaza de Pedro Zerolo, Gran Vía, Callao y Puerta del Sol. Como era de esperar, la concentración estuvo plagada de consignas homófobas y racistas, pronunciando frases como «fuera maricas de nuestros barrios», «fuera, sidosos, de Madrid» o «tú no eres español porque no eres blanco«. También corearon varias canciones asociadas a ideología fascista.

Además, portaban carteles xenófobos pidiendo la expulsión de los menores extranjeros no tutelados (lo que denominan despectivamente como «menas»), ondearon banderas de simbología nazi.

Durante la marcha, también pintaron esvásticas en los buzones de Correos que tenían pintada la bandera LGTB.

Chueca, símbolo de los derechos LGTB

La elección del lugar de estos grupos para convocar la manifestación no es casual. Chueca es un barrio de Madrid caracterizado por su activismo LGTB y desde donde parten las protestas del Orgullo LGTB todos los años. La Plaza de Pedro Zerolo se denomina así, de hecho, en honor a un activista español LGTB ya fallecido. El barrio también es un punto de reunión de personas LGTB.

Por otro lado, la protesta se desarrolla en plena escalada de agresiones homófobas en España, con varios ataques a personas LGTB y que han acabado incluso en asesinato, como el caso de Samuel Luiz. Solo la Comunidad de Madrid ha registrado más de un centenar de agresiones de este tipo en lo que va de año de un total de 700 en toda España.

Así, el barrio no se ha quedado de brazos cruzados. Además de circular avisos sobre la naturaleza de esta manifestación en los días previos a la misma, han protestado con dureza contra ella y por haber sido permitida por Delegación de Gobierno. Varios grupos de vecinos trataron de boicotear la protesta neonazi lanzando consignas como «fuera fascistas de nuestros barrios», además de difundir críticas a través de redes sociales.

Las autoridades policiales intervinieron, en palabras de Delegación de Gobierno, para evitar un conflicto en las calles tras darse cuenta de la naturaleza de la manifestación. Hubo un detenido, según ha señalado hoy la portavoz del Gobierno municipal y delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz.

La ultraderecha más radical se reúne en Madrid

Activistas y colectivos antifascistas han denunciado el hecho de que Delegación de Gobierno permitiera lo que, defienden, era una clara manifestación de carácter neonazi y antidemocrático. Además de advertirlo los propios vecinos del barrio, periodistas como Miquel Ramos o investigadores como Sergio García del Centro de Investigación de la Extrema Derecha (Cinved)

Y es que la progresiva adhesión de plataformas de extrema derecha estaba siendo un claro indicador. La asociación San Blas Canillejas, convocante del acto, ha sido señalada en más de una ocasión por ser un claro ejemplo de grupo neonazi disfrazado de asociación vecinal, lo que puede deducirse de sus proclamas y acciones xenófobas y racistas.

El 29 de agosto, no obstante, se unió la Plataforma Cultural-ñ y Madrid Seguro, colectivos conocidos por haber organizado en los últimos meses actos de recogida de alimentos para ayudar a vecinos de nacionalidad española de varios barrios y también por convocar actos de protesta contra menores extranjeros en San Blas y Canillejas. Asimismo, promueven actividades deportivas para enseñar a boxear a jóvenes en parques y han protestado en la calle por el aumento de la violencia de las bandas latinas.

La adhesión de España 2000, uno de los partidos neofascistas de referencia, la semana anterior a la convocatoria fue, sin embargo, uno de los mayores indicadores. El historial de este partido y su líder, José Luis Roberto Navarro, uno de los referentes del neofascismo en Valencia, era una prueba más que evidente de las intenciones de la manifestación. De hecho, José Luis Roberto acudió a la cita.

En los últimos meses, España 2000 ha vuelto a ser noticia por anunciar que estaba entrenando a jóvenes en tácticas de «guerra callejera» y por realizar una gran celebración por el aniversario del golpe de estado de Francisco Franco en 1936, donde realizó un discurso que fue difundido en redes sociales donde animó a echar al gobierno actual «a hostias» e instaurar un «estado totalitario fascista» en España.

Vox: «eso apesta a cloaca socialista»

La reacción de los principales líderes políticos no se ha hecho esperar. La ministra de Igualdad, Irene Montero, de Unidas Podemos, dijo anoche que el Gobierno pondrá «en conocimiento» de la Fiscalía la manifestación neonazi. Por su lado, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha subrayado que «tendrán enfrente» a todas las personas que defienden un país libre. «Somos muchas más las que defendemos un país en el que todas las personas tengan derecho a ser quienes son libremente, en el Gobierno, en todas las instituciones y también en las calles. Nos tendrán enfrente», ha escrito.

La agrupación de Izquierda Unida de Madrid ha difundido este domingo un comunicado en el que denuncia la oleada de manifestaciones homófobas que se están sucediendo en España y la escalada de agresiones a las personas LGTB. Álvaro Aguilera, coordinador de IU Madrid, ha precisado además que frente a estos «preocupantes» hechos «nos encontramos la parsimonia de las instituciones, que lejos de combatir este discurso de odio, lo amparan y legitiman poniendo en riesgo la convivencia y hasta la seguridad del colectivo LGTBI».

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha tuiteado también unas palabras sobre el madrileño barrio de Chueca este sábado por la noche. «Cuando no estoy en mi barrio ovetense de Teatinos, estoy en mi barrio madrileño de Chueca. Un espacio de libertad e igualdad, un barrio plural y diverso. Un espacio seguro para todas y todos. Para mi Chueca es el mejor barrio de Madrid», ha aseverado.

Además, el líder de Más País, Íñigo Errejón, no ha tardado en condenar los hechos, que ha tachado de «intolerables» y ha señalado que la Delegación de Gobierno en Madrid «debe dar explicaciones». Además, ha apuntado que estos «descerebrados» sólo son «la punta de lanza de la ola reaccionaria». Por eso ha informado de que preguntará por la manifestación en el Congreso de los Diputados.

Ciudadanos también ha condenado los hechos en su cuenta de Twitter. «Lamentable episodio de señalamiento contra el colectivo LGTBI en el barrio de Chueca. Toda nuestra repulsa a este desfile de odio. Los demócratas debemos cerrar filas con la defensa de la libertad: Madrid y toda España seguirán siendo casa de todos», ha señalado el partido de Inés Arrimadas.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, también de Ciudadanos, ha defendido este domingo que Madrid es «una ciudad libre» y no se debe permitir que entre el odio en las calles de la capital tras la manifestación neonazi. «Chueca era un barrio muy complicado en los 80 y precisamente el movimiento LGTBI es un movimiento que trajo la libertad a Madrid en ese sentido», ha afirmado en declaraciones a los medios tras participar en la salida de la Carrera Madrid en Marcha contra el Cáncer.

Sin embargo, la reacción más fuera de lo común ha sido la de Vox. Sorprendentemente en un primer momento, Santiago Abascal, líder de la formación de extrema derecha, ha condenado el acto, tachando a los manifestantes de «banda de locos y de fanáticos gritando barbaridades que no representan a ningún español». No obstante, a continuación ha añadido que «eso apesta a cloaca socialista, no tengo ninguna duda». Además, ha hecho alusión a «los sobres con balas o montajes como el de Malasaña», dando a entender que tras la concentración neonazi estaba la izquierda moviendo los hilos.

Usuarios en redes sociales han resaltado lo desconcertante de unas palabras de alguien que pertenece a un partido que ha sido señalado con simpatías por personalidades como José Luis Roberto Navarro, asistente al acto y que no solo declaró alegrarse de la victoria de Vox en Andalucía, sino que incluso dijo que España 2000 no se presentó a las elecciones en 2019 para no quitarle votos a Vox.

De hecho, España 2000 ha respondido a Vox en un comunicado en su sitio web oficial donde acusa a Santiago Abascal de ser «una mala fotocopia»: «Después de copiarnos todos nuestros lemas y discursos no duda en pedir la ilegalización de España 2000 por celebrar el 12 de octubre en Benimaclet, o decir que la manifestación de ayer en Chueca apesta a cloaca socialista».

Por último, Respeta LGTBH, en coordinación de La Red LGTBI de Entidades y Empresas por el Apoyo Mutuo en Comunidad de Madrid, han redactado un comunicado de repulsa por la manifestación y han anunciado que pondrán una denuncia en Fiscalía de Delitos de Odio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *