«Vaya la que le he dado al maricón de mierda»: las palabras del asesino de Samuel tras la agresión

El caso del asesinato de Samuel Luiz continúa levantando ampollas un mes después del suceso. Nuevas investigaciones de la policía mantienen abierto el móvil por homofobia. Así lo aseguran nuevos testimonios que corroboran el uso del lenguaje homófobo para describir a Samuel que emplearon los principales sospechosos de la brutal paliza que acabó con la vida del joven.

El término «maricón» se habría utilizado al menos en tres momentos: uno, antes de la paliza, el segundo, durante la paliza y, tercero, cuando los asesinos de Samuel se reunieron tras el acto. Así lo confirma el testimonio de un testigo sumado a la causa de la Brigada de la Policía Judicial.

Tras la mortal paliza de Samuel, sus asesinos se reunieron en un parque cercano a la calle Buenos Aires para comentar lo sucedido.

Fue comentando la paliza cuando Diego, marcado como el “agresor 1” por la investigación policial, pronunció la frase: «Vaya la que le he dado al maricón de mierda». Además, el testigo relata cómo no había ni un ápice de arrepentimiento por parte de los agresores, que solo estaban preocupados por lo que les pudiera pasar.

Por este motivo acordaron borrar sus mensajes del servicio de mensajería de WhatsApp. Ahora la policía esta recuperando y volcando esos mensajes para recuperar la información. En este volcado se buscan nuevas pistas que pudieran indicar y corroborar las tesis sobre el asesinato homófobo.

Dudas y evidencias: homofobia no, videojuegos sí

Por ahora ha habido un insistente interés por parte de ciertos sectores derechistas en querer descartar el peso de la homofobia sobre el asesinato de Samuel Luiz, pese a que es la principal hipótesis que sostenían sus amigas, las principales testigos de los hechos.

Además de la repetición del término «maricón», que ahora deberá desentrañarse si como forma habitual del acusado de expresarse o como una forma puramente homófoba, no se explica sin un elemento de odio la brutal paliza que el grupo de jóvenes dio a Samuel.

Este era un grupo grande, tildados por la policía como “gente normal” y sin antecedentes. La pregunta entonces es que les motivo de perseguir a un joven durante 200 metros a un joven y patearlo hasta matarlo por teóricamente un malentendido con una grabación de video.

De esta actuación para intentar desvincular la visible homofobia del crimen destaca la actuación del líder de la Brigada Político Judicial Pedro Agudo, una cara vinculada al Opus Dei que ejerció sus labores en el ministerio bajo el mando de Jorge Fernández Díaz, la máxima cara visible del Opus Dei durante el gobierno de Mariano Rajoy.

Este policía ha intentado eliminar la relación con la homofobia y en una aparición en el programa de Antena 3, Espejo Público, incluso culpó a los videojuegos (sin ninguna evidencia) de la violencia de los jóvenes, por lo que fue reprendido por la presentadora ante inexplicable brutalidad de la violencia de los hechos.

El propio Agudo no se explicaba la gravedad de la paliza en “gente normal” como él mismo los describió.

Juicio, defensa y fake news

Por ahora, la defensa de los acusados correrá a cargo de varios penalistas mediáticos con mucha experiencia.

Uno de ellos es Luis Salgado Carbajales, conocido por su actuación en el caso de A Esmorga o el Álamo, con más de 20 años de experiencia en la profesión.

Otro es el prestigioso penalista Ramón Sierra Sánchez, muy conocido por haber defendido a “El Chicle”, el asesino de Diana Queer.

Ambos se enfrentan a un proceso especialmente largo y complejo, ya que además de la presión mediática, este será un juicio con jurado.

Sobre estos juristas han corrido varias «fake news». Una de ellas es su relación con Abogados Cristianos y Hazte Oír. La realidad es que no hay vínculos entre estos profesionales y las organizaciones ultraconservadoras anteriormente mencionadas.

En la misma línea otra información situaba a los padres de Samuel, a sus agresores y al jefe de policía como miembros del Opus Dei. Aunque como se ha dicho en el caso del jefe de policía e investigador principal esto es cierto, es falso que haya una vinculación con el Opus en el caso de los padres de los jóvenes.

Si es cierto que se puede deducir sobre el padre de Samuel, Max Luiz, que tiene convicciones religiosas profundas, al nombrar abundantemente las oraciones y a Dios en sus intervenciones y entrevistas, pero no su pertenencia al Opus.

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Un comentario en ««Vaya la que le he dado al maricón de mierda»: las palabras del asesino de Samuel tras la agresión»

  • el 5 agosto 2021 a las 19 h 25 min
    Enlace permanente

    LA UNICA SOLUCIÓN CONTRA LA PROLIFERACIÓN DEL FASCISMO, NO ES OTRA QUE LA QUE UTILIZARON LOS CIUDADANOS PARISINOS CONTRA LA MONARQUIA FACHA TAMBIEN: LA GUILLOTINA, CUELLO CORTADO, FACHA ACABADO. Y PUNTO, NO HAY OTRA SOLUCIÓN…

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.