Pablo Casado derogará la ley del aborto si gobierna

Pablo Casado, el líder del Partido Popular (PP), se ve fuerte para llegar a la Moncloa en 2023. Con esto presente, ha hablado de propuestas de gobierno y ha abierto un melón que divide a los populares: la ley del aborto. Tal y como informa el diario El País, el líder popular prepara una amplia cantidad de contrarreformas para “borrar” la legislatura de Sánchez y las medidas del gobierno de coalición.

Estas contrarreformas tocarían todos los puntos, eliminando leyes o modificándolas. Dentro de estas leyes entrarían la ley del aborto, la ley de la eutanasia, la Ley Trans, la reforma educativa (LOMLOE, conocida como Ley Celaá) y la Ley de Memoria Histórica.

Estas leyes se sustituirían por una ley de maternidad, una ley de cuidados paliativos, y una “ley de concordia”, mientras que la ley Celaá sería eliminada en su totalidad y la ley trans modificada, sin que se dieran detalles de en qué sentido.

Y de estas modificaciones, la que traería mas enfrentamientos sería la ley del aborto, un asunto que enfrenta a las distintas almas del PP entre sí.

En el caso actual, Pablo Casado apuesta por no penalizar el aborto, sino convertir la maternidad en un “concepto positivo” alejando el “código penal”, pero que posiblemente en manos conservadoras lleve a una salida punitiva para restringir el derecho al aborto, como está haciendo allá donde gobiernan las fuerzas derechistas más reaccionarias.

Un tema socialmente delicado y que dentro del PP siempre trae quebraderos de cabeza.

El aborto, un asunto peliagudo en el PP

La actual ley del aborto fue aprobada en 2010 por el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.  Esta ley cambiaba la ley de supuestos, donde el aborto es ilegal excepto en tres condiciones (violación, malformación o peligro para la vida de la madre), por una ley de plazos: abortar dentro de las X primeras semanas es una decisión voluntaria de la gestante.

Esta ley fue inmediatamente recurrida por el Partido Popular ante el Tribunal Constitucional, que a día de hoy aún no se ha pronunciado.

Lo curioso en su exposición en el momento de recurrir la ley, es que el Partido Popular consideraba el aborto por malformación equiparable a la eugenesia nazi, un pensamiento reaccionario que se ha hecho regresivo con el paso del tiempo y que el antiguo PP no había tenido ni en tiempos de José María Aznar, que no modificó los tres supuestos.

La victoria de Mariano Rajoy en 2011 no introdujo modificaciones algunas en la ley del aborto hasta el proyecto de Alfonso Ruiz Gallardón. El duro proyecto del ministro preveía volver a la restrictiva legislación de 1985. La presión femenina y social contra esta propuesta se volvió contra el ministro, que fue abandonado por el resto del ejecutivo. Esta intentona reaccionaria se saldó sin la modificación de la ley y con la dimisión de Alfonso Ruiz-Gallardón, estrella emergente del PP que abandonó la política tras esto.

Desde entonces la ley del aborto ha seguido dividiendo a los populares

El sector reaccionario del PP: aborto 0 y postulados ultraderechistas

Ceremonia de entrega de los Premios HO 2015. Autor: HazteOir.org, 18/04/2015. Fuente: Flickr (CC BY-SA 2.0).

El PP siempre ha tenido un pujante sector que exigía una ley del aborto restrictiva o incluso de aborto 0. Dentro del partido conservador, este sector estuvo sostenido por Jaime Mayor Oreja e Isabel San Sebastián, declarados militantes antielección.

La rama ultraconservadora del PP fue muy crítica con las decisiones más moderadas de Rajoy y, a cambio, recibió el abandono del partido. Sectores de ultraderecha alrededor del PP, que posteriormente apoyarían a Vox, como Hazte Oír o Derecho a Vivir (una de las muchas caras de la secta ultracatólica el Yunque), siguieron presionando al PP para llegar al aborto 0.

Posteriormente, la llegada de Vox dibujaría un partido donde estas ideas pudieran crecer, en consonancia con la lucha contra el derecho al aborto que hace la extrema derecha en Occidente, sean en Europa o América.

Así con la llegada de Pablo Casado (cuya candidatura fue impulsada también por El Yunque en contraposición a Soraya Saénz de Santamaría), los sectores mas ultraconservadores vieron una posibilidad de que el viejo PP de Rajoy pasase a la historia.

Pablo Casado, procedente del ala más dura del partido, cercano a Esperanza Aguirre, Aznar y las ideas de Vox, ha apostado por las tesis ultraderechistas y lanzarse a la “guerra cultural” que propugnan, es decir, tratar de enfrentarse social y culturalmente contra los postulados progresistas para que la sociedad acepte las tesis más conservadoras.

Esto no debería sorprender mucho, ya que en las elecciones de abril de 2019, Pablo Casado ofreció puestos de ministros a Vox sin ninguna reticencia.

Muy posiblemente, tras sus declaraciones y en una hipotética victoria del Partido Popular, España volvería a una ley restrictiva del aborto similar a la de 1985, que podría intentar convertirse gradualmente en más y más prohibitoria, en consonancia con los postulados que están ganando peso en el debate de las derechas.

Almeida y Ayuso se suman a una ley del aborto más restrictiva

Dos de los altos cargos del PP y de enorme presencia mediática, el alcalde de Madrid José Luis Martínez Almeida y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se han pronunciado apoyando estas ideas. Preguntados tras las informaciones sacadas por El País, José Luis Martínez Almeida (también perteneciente al sector más conservador del PP), se ha mostrado a favor de volver a la restrictiva ley del aborto de 1985. De hecho el alcalde popular considera que el incumplimiento de la restricción de ley del aborto fue una de las causas de la perdida de votos de los populares.

Esto choca contra la realidad electoral que demuestra históricamente que el PP ha obtenido mejores resultados cuando ha apostado por intentar copar el voto centrista.

«En el Partido Popular hemos aprendido la lección, y en el PP como ya hemos dicho precisamente el no cumplimiento de promesas electorales que llevaron a los españoles a confiar en nosotros ha hecho que se produjera un decrecimiento de nuestro apoyo electoral y por tanto nosotros hemos tomado nota de que los españoles quieren que se cumplan los compromisos electorales que uno asume y esa es la razón.

El alcalde popular seguía: «Si usted me dice, ¿qué es lo que piensa? Yo le digo, porque ya lo he dicho en público, volvería a la ley del 85”.

En esta línea también ha celebrado el derecho de los médicos a la objeción de conciencia.

Por su parte Díaz Ayuso, aunque no se ha pronunciado de manera tan rotunda, sí ha secundado la restricción del aborto: «las feministas» de PSOE y Podemos hablan del aborto como «una fiesta o una celebración».

En este sentido ha señalado que el aborto tiene que ser legal, seguro, pero poco frecuente». La presidenta de la Comunidad de Madrid ha indicado que se debe ir “al menor aborto posible” aclarando su posición restrictiva sobre esto derecho.

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Un comentario en «Pablo Casado derogará la ley del aborto si gobierna»

  • el 17 octubre 2021 a las 13 h 11 min
    Enlace permanente

    Que tipo de votantes tienen VOX y el PP tan atrasados y con una mentalidad del siglo XV.
    Me da vergüenza ver lo que está gentuza quiere hacer con nuestro país que tantos años nos han costado conseguir unos derechos que en los países de la EU llevan muchísimo tiempo.
    España ha sido un país muy atrasado y con una mentalidad ancestral.
    A ver si leemos más, se informan los votantes de estos partidos fascistas y abren sus mentes que estamos en el siglo XXI.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.