Derrota definitiva de la extrema derecha en la segunda vuelta de las elecciones locales de Italia

Tras unos primeros resultados nada positivos para la extrema derecha en la primera vuelta de las elecciones locales de Italia el pasado 4 de octubre, la derrota de la Liga de Matteo Salvini y de Hermanos de Italia de Giorgia Meloni se ha constatado. Esta segunda vuelta se celebraba en las ciudades más importantes del país, como Roma, Turín y Trieste, donde la coalición de centroizquierda liderada por el Partido Democrático (PD) se ha alzado con la victoria, que se suma a las ya logradas en la primera vuelta en Nápoles, Milán o Bolonia.

En Roma, Roberto Gualtieri, quien fuera ministro de Economía y presidente de la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo, ha derrotado a Enrico Michetti, de Hermanos de Italia, que había pasado a la segunda vuelta, a pesar de estar apoyado por la Liga y Forza Italia, de Silvio Berlusconi. El principal tema de campaña y que supuso la caída en desgracia de la alcaldesa de la capital italiana, Virginia Raggi (Movimiento 5 Estrellas), fue la gestión de la recogida de basuras.

Por otro lado, en Turín, Stefano Lo Russo, candidato por el PD, le ha sacado más de un 20% de voto a Paolo Damilano, el candidato apoyado por la derecha y la ultraderecha. Lo Russo, que declaró haber superado las expectativas, pues Damilano tomó la delantera en la primera vuelta, centró su campaña en las desigualdades existentes en la ciudad.

En Trieste, finalmente se ha impuesto Roberto Dipiazza, el actual alcalde y candidato por la centroderecha, pero por un margen del 2,6%, muy cerca de no revalidar su mandato. Y es que el que partía de claro favorito se ha tenido que enfrentar durante varios días a las protestas de grupos radicales contra el Pasaporte COVID.

Unidad contra el fascismo

A pesar de la buena salud de la Liga y de Hermanos de Italia en los últimos sondeos de intención de voto y donde entre ambos superan el 40% del apoyo, diferentes sucesos recientes han podido mermar su apoyo en las elecciones locales de Italia, si bien la implantación a nivel municipal de estos partidos todavía es escasa y también podría explicar la aparente derrota.

Por un lado, está la protesta contra el Pasaporte COVID que acabó con disturbios y el asalto a la sede del sindicato más importante de Italia, el CGIL, por parte de seguidores del partido Fuerza Nueva y que ha llevado al gobierno a considerar la prohibición de las organizaciones políticas de carácter neofascista. «Es increíble que en 2021 tengamos que decir no al fascismo», llegó a decir el líder del PD.

Por otro lado, se filtraron varios audios de Enrico Michetti, principal candidato de la centroderecha a la alcaldía de Roma y que había salido ganador en la primera vuelta, en los que criticaba a la población judía, a migrantes y al papa Francisco, un escándalo que sin duda afectó a su campaña. De hecho, el viernes tuvo que cancelar un acto electoral en el barrio judío de la capital italiana.

En Turín el resultado también ha sorprendido. El progresista Stefano Lo Russo, también del PD, se ha impuesto por una diferencia de unos veinte puntos a su rival de la derecha, Paolo Damilano, el candidato que los analistas dieron como favorito en la primera vuelta. “Este triunfo ha ido más allá de nuestras expectativas”, ha comentado Lo Russo, un geólogo que en las pasadas semanas puso mucho énfasis en la lucha contra la desigualdad en la ciudad. 

La caída del M5S

La extrema derecha no es la única que ha sufrido un claro frenazo en la segunda vuelta. También se constata lo que ya reflejaban todos los sondeos de opinión: el partido Movimiento 5 Estrellas (M5S), que surgió como partido antisistema y protesta tras la crisis financiera de 2008, sigue en caída libre, perdiendo varias alcaldías, incluyendo la de Roma y la de Turín.

Varios analistas políticos coinciden en que podría ser el principio del retorno al bipartidismo entre bloques de izquierda y de derecha en Italia. Luigi di Maio, ministro de Exteriores y exlíder del M5S, sugirió que el partido podría integrarse dentro del PD, si bien el antagonismo entre ambos partidos es manifiesto desde hace años.

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.