Cómo manipula Vox las redes sociales: el caso del hashtag #MENAS

El 6 de febrero de este año volvió a colarse en tendencias el hashtag #MENAS en la red social Twitter. Desde entonces, se ha vuelto a colar unas cuantas veces más. Hacemos hincapié, de hecho, porque, cada cierto tiempo, España parece que se viste de racista. Sin embargo, conviene analizar en realidad quién (o quiénes) están detrás de convertir en Trending Topic una etiqueta que la extrema derecha ha contribuido en popularizar en su estrategia de deshumanización de las personas migrantes.

La estrategia política de la extrema derecha

¿Es este hashtag uno de los temas más hablados del momento debido a la generación espontánea, o se trata más bien de una estrategia comunicativa de la ultraderecha? A través de esta gráfica, se puede comprobar cómo el volumen de tuits alrededor del hashtag evoluciona desde el 29 de enero al 6 de febrero de 2022, que es la fecha en la que volvió a colocarse entre los hashtags más utilizados.

Volumen de tuits alrededor del hashtag #MENAS entre el 29 de enero y el 6 de febrero de 2022
Volumen de tuits alrededor del hashtag #MENAS entre el 29 de enero y el 6 de febrero de 2022

Se puede ver claramente que hay un pequeño pico el 30 de enero, otro bastante fuerte el 1 de febrero y, de nuevo, el 6. ¿Sucedió algo estos días? Convivieron dos noticias relevantes para la opinión pública. Por un lado, se encontró el cuerpo de Esther López, la joven de Traspinedo, Valladolid, desaparecida hacía 25 días, lo que despertó las alarmas de que podría ser otra de las tantas que un día desaparecieron. Por otro lado, ese mismo sábado por la noche, dos jóvenes de 15 y 25 años fueron asesinados por un ataque de arma blanca en Madrid, en el barrio de Fuencarral-El Pardo.

¿Qué tuits relevantes se movilizaron en compañía del hashtag #MENAS?¿Qué debates protagonizó? En primer lugar, conviene realizar un análisis descriptivo para ver lo que se debatía aquel día, repasando tuits relevantes. En segundo lugar, se va a desmigajar el hashtag desde el punto de vista analítico, comprobando quién eran los principales influencers tras hashtag y conociéndoles en profundidad. Finalmente se hará una reflexión, no sólo sobre el hashtag en sí, sino sobre el tratamiento de las noticias relacionadas, y cómo se aprovecha cierto tratamiento mediático para beneficiar a las tesis de la extrema-derecha.

El debate alrededor del hashtag #MENAS

En primer lugar, para entender el hashtag, es necesario comprender el contexto en el que se movió. Esto es, qué debates y qué temas le acompañan. Es importante porque un mismo hashtag puede tener diferentes enfoques y hacer referencias a temáticas distintas.

Para ello, se exponen a continuación varios tuits donde se encontraba el hashtag #MENAS.

¿Qué se estaba debatiendo? En principio parece que es un foro de debate sobre el hashtag #MENAS donde ciudadanos parecen muy preocupados por la seguridad de los barrios de Madrid. Hay un enemigo claro en esta “inseguridad”: niños migrantes, y un objetivo: el Gobierno. Sin embargo, sorprende que incluso se ataca también a Partido Popular que, gobierna la Comunidad de Madrid.

Además, los picos a lo largo de los días anteriores obedecen exactamente a los mismos motivos, pero reportando noticias diferentes: peleas de bandas o delitos concretos que las personas que movilizan el hashtag atribuyen a menores extranjeros no tutelados.

La naturaleza del debate y le etiqueta están bastante claras. Pero, de nuevo, a pesar de que coincidan en ideas, ¿este hashtag se ha movilizado por iniciativa ciudadana o existen organizaciones o personas con un alto número de seguidores que han contribuido a moverlo?¿Es indignación o estrategia política?

Influencers y retuits

Lo interesante del hashtag en sí son los influencers, es decir, aquellas personas que en alguna forma dirigían la conversación ya que eran sus tuits los que presentaban un mayor respaldo en retuits debido principalmente a su alto número de seguidores.

En importante aquí hacer pedagogía de cómo funciona una red social como Twitter. Tiene mucho que ver con el concepto de “cámara de eco”, esto es, se trata de crear una comunidad en base a seguidores y seguidos que comparten una misma visión del mundo, de forma que se crean bolsas de información en función de los intereses, ideas, opiniones… particulares.

Diferentes estudios académicos han demostrado la existencia de lo que en el mundo anglosajón se conoce como «eco chamber» como los doctores Esteve del Valle y Borge Bravo (2018). La herramienta para medir las cámaras de eco pueden ser o bien en base a los seguidores y seguidos o bien en base a los retuits.

Para el presente análisis, se realizará un análisis de esto último bajo la premisa de que, cuando persona retuitea (es decir, se comparte) un determinado tuit es porque, en efecto, lo comparte y se siente identificado con él. Y que, cuando una determinada comunidad que presenta elementos comunes retuitea mucho un tuit, es porque dicha comunidad también lo respalda.

Los influencers del hashtag fueron los siguientes:

Cuentas que más utilizaron el hashtag #MENAS entre el 29 de enero y el 6 de febrero de 2022
Cuentas que más utilizaron el hashtag #MENAS entre el 29 de enero y el 6 de febrero de 2022

Estos fueron los tuits más compartidos:

Algo muy importante a tener en cuenta es como funcionan las personas a la hora de capturar y lanzar los tuits. Cuando un analista de redes captura los tuits hace una foto fija en el momento exacto en los que los captura, pero eso no significa que sean datos no evolucionen.

Lo que se puede ver es una foto fija de un momento concreto en el que el tuit más retuiteado era del señor Cake Minuesa. Si se ha querido enfatizar lo anterior es porque pese a que el tuit presenta en los datos un total de 34 retuits, actualmente ha sobrepasado los 800.

Cake Minuesa, es conocido por sus producciones documentales en la cadena El Toro TV, antes conocida como Intereconomía. El periodista comparte en redes un nuevo documental titulado Menas sin control en el que “desnuda” y “descubre” la realidad de los niños migrantes sin padres en España. Además, realizó varios tuits: unos cuantos avanzando la realización del programa y otros para compartirlo después.

La segunda cara más visible del top de RT es María Estevez, vicesecretaria de afiliación de Vox en España y vicepresidenta de Vox en Navarra. También está la cuenta CPU_Police que se presenta en su perfil de Twitter como “Comunidad de Policías Unidos” y que cuenta entre sus seguidos con Santiago Abascal, líder de Vox, y Macarena Olona, futura candidata por el partido de extrema derecha a las elecciones andaluzas.

Destacar que también compartió el tuit Rocío Monasterio, portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid. Aunque no fuera en forma de retuit, sí que lo citó, obteniendo casi mil retuits y más de dos mil Me gustas.

¿Qué tienen en común estas cuentas? Todas están relacionadas con Vox. Como dato objetivo, el periodista Cake Minuesa ya fue en su momento viral por la adjudicación a dedo de la presidenta del gobierno madrileño, Isabel Díaz Ayuso, durante la pandemia del coronavirus, para que el periodista realizara una serie clips de vídeos por la suma de 30.250 euros, como bien informó en su momento el diario Público.

¿Cuál es la realidad detrás del hashtag #MENAS?

Se necesita un análisis mucho más exhaustivo de los tuits para poder determinar la estrategia del hashtag en redes, pero con todo lo anterior ya se pueden sacar conclusiones importantes. El mismo día que era tendencia el hashtag #MENAS, era también tendencia el hashtag #EstherLopez.

En general, podría decirse que la inmensa mayoría se ha socializado bajo la idea de que tras la desaparición de una chica o una mujer se esconde una pesadilla, no en vano, con cada tragedia sucedida a una mujer joven, se han sucedido decenas de reportajes, a veces hasta la extenuación. Marta del Castillo, el caso Alcàsser o Diana Quer son algunos ejemplos.

Aún no se conocen las causas de la muerte de Esther, pero la desaparición de una mujer siempre enciende la alarma feminista. Esa alarma finalmente se activó cuando se encontró su cuerpo sin vida. Ese mismo día apareció el cuerpo de Esther y dos cuerpos de un menor y un joven en Madrid. Los jóvenes que murieron parece que habían sido migrantes de origen Latinoamericano, lo que pareció la excusa perfecta para atacar contra todo un grupo migrante y joven o menor de edad.

Sin embargo, la base de esta estrategia no está en los hechos sino en el significado de estas muertes. La muerte de Esther implica una falta de seguridad, especialmente una falta de seguridad de las mujeres en las calles, y cuestiones relacionadas con la socialización de valores machistas impregnados en la sociedad.

Pese a esta obviedad, el debate se centró cada vez más en la cuestión de la inseguridad y en la delincuencia. En este punto, uno de los hashtag más populares de Vox es #BarriosSeguros (extraído de uno de sus lemas de campaña en las pasadas elecciones a la Comunidad de Madrid), que recientemente ha dado nombre a una cuenta nueva en Twitter bajo el mismo nombre del hashtag y que se dedica a compartir tuits de los dirigentes de VOX o de cuentas oficiales sobre una supuesta inseguridad en los barrios debido a la okupación y a los niños migrantes:

Esta estrategia de equiparar violencias o incluso atacar a minorías para responsabilizarlas de un problema troncal como el machismo es una tónica habitual en Vox. El partido ha compartido en numerosas ocasiones la posición de que las mujeres sufren violencia e inseguridad por la presencia de hombres migrantes, especialmente musulmanes, que serían una amenaza para la integridad de estas.

La traslación de conceptos para crear un marco de debate que interese a la agenda de Vox es un hecho también bastante habitual, por ejemplo, cuando piden derogar la Ley de Violencia de Género por una Ley de Violencia Intrafamiliar, comparando todo tipo de violencias de forma malintencionada para evitar cuestionar la raíz de las violencias. O cuando proponen que la solución a estos horribles crímenes sea la cadena perpetua y/o la deportación, obviando de nuevo la raíz del problema para justificar su agenda autoritaria.

En resumidas cuentas, el hashtag #MENAS no fue Trending Topic debido al azar. Se trata de una estrategia de Vox qie encerraba un cambio conceptual de seguridad, dirigiendo la atención y la alarma a la inseguridad en general de los barrios y no de las mujeres en particular, construyendo a los niños migrantes como el objeto de inseguridad.

Ante un problema, plantean una respuesta simple sin ningún tipo de fundamento y en base al odio y a los prejuicios. Nada nuevo, tratándose de un partido que se enmarca en el discurso y en la estrategia de la derecha radical europea actual y que el escritor Jean-Yves Camus relata muy bien en su libro La extrema derecha en Europa: nacionalismo, populismo, xenofobia (2020).

Por último, también es importante considerar el papel de los medios de comunicación a la hora de trasladar el imaginario que intenta transmitir la extrema derecha con esa deshumanización de los menores extranjeros. Tanto La Vanguardia como El Mundo utilizan encabezados similares, utilizando la palabra «reyerta» para definir los altercados de los jóvenes que finalmente fueron asesinados.

La palabra «reyerta» la define la RAE como «contienda, altercación o cuestión». Esta palabra proviene del latín «referta», que significa «devolver, volver a llevar y dar una respuesta». El concepto ha evolucionado a un sinónimo de contienda, definida por la RAE como una «batalla o encuentro entre dos equipos».

Pero, además, este concepto también trae consigo prejuicios. Automáticamente, acude a la mente la imagen de dos bandas de delincuentes en igualdad de condiciones peleándose, y sería raro que nos imagináramos a dos personas blancas de clase media implicadas. «Reyerta» es una palabra asociada al «mundo callejero y criminal», a barrios desestructurados, a peleas sin sentido, a personas migrantes y a minorías étnicas, como la gitana.

Definir un suceso criminal como «una reyerta» o «pelea entre bandas», dificulta identificar culpables, no en vano, en una reyerta todo el mundo es culpable, mientras que en una agresión, un altercado, un ataque o un asesinato, no. Haciendo una rápida búsqueda en Google, se puede ver claramente en qué contextos se utiliza la palabra «reyerta» y en cuales no. Es curioso que los medios no la utilizaran en la agresión de Rodrigo, líder del grupo neonazi Bastión Frontal, cuando atacó a uno de los suyos en connivencia con otros dos neonazis.

La palabra «reyerta» también ha sido utilizada para intentar tergiversar la realidad en asesinatos políticos. Intentar reducir crímenes de odio con motivaciones políticas a «reyertas entre bandas» también ha sido habitual, aunque ahora se vea menos. El caso más conocido es el de Guillem Agulló, joven antifascista asesinado por un grupo de neonazis en 1993.

Solo es un ejemplo pero, en este panorama informativo, la extrema derecha parece que lo tiene muy fácil porque ya los grandes medios de comunicación se encargan de hacer parte del trabajo.

En este esquema mental, la culpabilidad ya existe, solo se necesita que alguien lo señale, y en ese hueco, está Vox.

Fuentes, enlaces y bibliografía:

– Foto de portada: Santiago Abascal mintiendo en un mitin. Autor: Vox España, 20/05/2021. Fuente: Flickr

Tatiana Fernández

Articulista. Socióloga mediocre y Politóloga de mercadillo. Doctoranda en la Universidad de la Calle y azote de la academia universitaria. Como trabajadora precaria he sufrido a tu cuñado, a tu prima la moderna del pueblo y a tu colega que pasaba el tiempo en 4Chan y hoy hace guiños a la ultraderecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.