Alrojovivoonline, Efecto24, Oyetio, … el periodismo basura de la polarización

España vive una época de omnipresente polarización política. Aunque esto no es ni mucho menos un hecho español: es un fenómeno global que está actualmente presente en la mayoría de democracias consolidadas. Consiste en la división de la opinión pública, generalmente en dos extremos opuestos en función de un conjunto de problemas o ideas concretas. De hecho su consolidación como fenómeno ha ido en concordancia con la aparición de los movimientos populistas a izquierda y derecha y con la consolidación en la mayoría de estos países de la extrema derecha.

El papel de los medios de comunicación ha jugado un papel fundamental (del que se habla más adelante), sea por su línea ideológica, su participación directa o la cobertura de los elementos de polarización.

A su vez, el rol de las redes sociales ha sido muy determinante, dejando que los mensajes de odio circulen tranquilamente, crispando y polarizando a la sociedad y, lo que es peor, siendo totalmente conocedores de este hecho, como es el caso de Facebook. Las redes sociales además juegan con otras reglas diferentes, donde las cuentas falsas, los bots o el anonimato juegan un papel crucial.

Así, juntando estos formatos, han aparecido en los últimos meses ciertos “medios” (por llamarlos de alguna manera) que han intentado desarrollarse exclusivamente en este mapa de polarización española y aprovecharse de la crispación al tiempo que le alienta. Hablamos de: Alrojovivo.online, Efecto24.online, oyetio.com y encuestapedia.info.

Por supuesto no es que los grandes medios no jueguen a esto, pero al menos tienen un papel informativo y cierto desarrollo detrás. Estos ni siquiera presentan esos elementos y se basan en titulares explosivos y tendenciosos y un proceso de trabajo que no puede ni llamarse periodismo.

Periodismo basura

Los casos que se analizan en el artículo son los portales web Alrojovivo.online, Efecto24.online, oyetio.com y encuestapedia.info.

Desde luego los nombres no brillan por su seriedad, aunque en verdad esto es algo subjetivo y poco relevante para el éxito de un periódico. Existen casos, como OkDiario o MediterraneoDigital, que se han hecho populares a pesar de su falta de rigor y de titulares sensacionalistas.

Estos “medios” han sido elegidos por una aparición en el tiempo casi simultánea, un modus operandi similar y una apariencia totalmente amateur.

Todos ellos se distribuyen a través de grupos de Facebook, generalmente a base de perfiles personales extranjeros.

Alrojovivo.online

Portada de la web Alrojovivo.online. Captura de pantalla realizada realizada el 21/07/2020 a las 17:36. Fuente: alrojovivo.online
Portada de la web Alrojovivo.online. Autor: Captura de pantalla realizada realizada el 21/07/2020 a las 17:36h. Fuente: alrojovivo.online

Por aparición cronológica, es el más antiguo en lo que se refiere a hablar de política española. Su nombre es posiblemente el mejor, al coger el nombre del famoso programa de LaSexta y usarlo como un elemento que causa confusión en la propiedad del medio.

Si entramos en su web, enseguida se observan varios elementos llamativos: un logo totalmente amateur a muy baja resolución y una carencia absoluta de secciones informativas. Lo siguiente que se puede ver es que falta es la omnipresente política de privacidad ni política cookies, posiblemente infringiendo varias decenas de leyes europeas. Por supuesto, tampoco hay datos sobre quién dirige el medio, qué grupo está detrás o a correos de contacto. Tampoco hay ningún aviso legal ni nada parecido.

Navegando por su web solo hay una portada, las entradas recientes y un buscador. Abajo del todo aparece tímidamente un aviso de copyright, muy probablemente el que viene por defecto del gestor de contenidos.

La primera entrada de la web aparece el 21 de mayo de 2020. Avanzando por los artículos el modus operandi es siempre el mismo: un título que es básicamente explicativo de unas declaraciones reconvertido en lo más tendencioso posible y con el objetivo de provocar polarización. Algunos ejemplos:

En cuanto al contenido de los “artículos”, es muy similar en casi todos: una breve redacción de unos poco párrafos y capturas de Twitter que apoyan el titular inicial. Nada más.

El nivel de redacción es, en el mejor caso, bajo. En este artículo de alrojovivo.online (al que puede acceder desde aquí) se puede ver un claro ejemplo:

Extracto de artículo de Alrojovivo.online con múltiples faltas. Captura de pantalla realizada realizada el 21/07/2020 a las 17:37. Fuente: alrojovivo.online
Extracto de artículo de Alrojovivo.online con múltiples faltas. Autor: Captura de pantalla realizada realizada el 21/07/2020 a las 17:37. Fuente: alrojovivo.online

Aparte de múltiples faltas de ortografía absolutamente impensables en la profesión, la una redacción posee una calidad gramatical muy deficiente, además de utilizar un lenguaje indudablemente extranjero. En cuanto al contenido, hay una clara falta de conocimiento de España con ese “El” situado delante de Vox.

También existen artículos más trabajados, de hecho, mejor redactados y más largos. Pero un rápido vistazo al comprobarlos, la mayoría pertenecen a otros periódicos, ya que la fuente esta citada abajo. En otros, aunque la fuente no está citada, una rápida búsqueda en Google lleva a un artículo original de otro periódico, como este: “Zidane lanza fuertes bombas contra Pedro Sánchez. ¡Saco Veneno!” que extrae párrafos directamente de este otro artículo de El Español.

Otros “artículos” están basados en nada, medias verdades o declaraciones que acusan a alguien de un hecho, aunque ese hecho sea solo una especulación o una mera tergiversación de unos hechos sacados fuera de contexto.

Todo el contenido está basado en la polarización y en conseguir el enfado (y la atención) de alguien que lea el titular, principalmente de gente de izquierdas, aunque también mucho del contenido causaría el mismo efecto en lectores de derechas.

Es llamativo el elevado número de visitas que consiguen muchos artículos (ya que es visible), yendo de las miles a varias decenas de miles.

Por suerte, conforme pasa el tiempo el número de “viewers” desciende, bien sea por un hartazgo al conocer el medio o porque el verano ha distendido los ánimos que venían de un ambiente muy polarizado durante la crisis sanitaria del coronavirus.

Efecto24.online

Portada de la web Efecto24.online. Captura de pantalla realizada realizada el 21/07/2020 a las 17:38. Fuente: Efecto24.online
Portada de la web Efecto24.online. Autor: Captura de pantalla realizada realizada el 21/07/2020 a las 17:38h. Fuente: Efecto24.online

Entrando en esta página, se ve un ambiente muy similar a la anterior. La única variación es que presenta algunas secciones en la parte superior, centradas generalmente en América. La ausencia de algún tipo de aviso legal o políticas de privacidad o cookies sigue presente.

La página inicia su andadura el 22 de abril. El modus operandi es el mismo: titulares tendenciosos por una declaración o eventos concretos y noticias escasas. El “medio” empezó en algún lugar de América Latina, pero a partir de la página 58 del buscador (en el 18 de mayo) empieza a hablar de España. Una fecha sospechosamente cercana a la fecha de creación de Alrojovivo.online, el 22 de mayo.

Los titulares siguen la misma línea de polarización mostrada con anterioridad:

Y por supuesto también hay titulares que son increíbles por su falta de veracidad:

Es notable el bajo nivel de redacción, las faltas de ortografía incluso en titulares (como en el primer titular, donde pone “Alarmente” en lugar de “Alarmante”) y, sobretodo, un estilo de redacción impropio de España.

Muchas de las publicaciones mostradas muestran decenas de miles de visitantes. De la misma manera que el anterior, el modelo muestra cierto agotamiento, al descender drásticamente el número de visitantes en las últimas entradas.

Oyetio.com

Portada de la web Oyetío.com. Captura de pantalla realizada realizada el 21/07/2020 a las 17:40. Fuente: Oyetío.com
Portada de la web Oyetio.com. AutorCaptura de pantalla realizada realizada el 21/07/2020 a las 17:40h. Fuente: Oyetio.com

Esta página presenta algunas diferencias de las anteriores, queriendo mostrar algo más de sintonía con España (colores de la bandera, una imagen que podría identificarse con la España de hace 50 años, un nombre que alude a una expresión muy autóctona…) pero un desarrollo similar, con escasas secciones y ausencia de referencias legales o declaraciones sobre los creadores.

El proyecto se inició el 3 de julio y su relación con los anteriores es innegable: en uno de los enlaces del día de creación salen referencias a Efecto24.

Captura de la sección Economia de Oyetío.com donde se referencia a Efect24.online.  Captura de pantalla realizada realizada el 21/07/2020 a las 17:39. Fuente: Oyetío.com
Captura de la sección Economia de Oyetío.com donde se referencia a Efecto24.online.
Autor: Captura de pantalla realizada realizada el 21/07/2020 a las 17:39h. Fuente: Oyetío.com

Sorprende las noticias en blanco de los primeros días, con fotos genéricas y sin entrada.

Navegando a través de las secciones, se encuentra lo mismo que en las anteriores:

Titulares tendenciosos con el objetivo de crear polarización, entradas escasas, medias verdades, etc… No cabe duda que es la misma cosmología de portales web.

Aunque hay entradas con miles de visitas, también hay otras con unas pocas apenas. Igual que en los casos anteriores, es difícil discernir si es la escasez de noticas, la llegada del verano, el agotamiento del modelo o una mezcla de todas.

Encuestapedia.info

Portada de la web Encuestapedia.com. Captura de pantalla realizada realizada el 21/07/2020 a las 17:36. Fuente: Encuestapedia.info
Portada de la web Encuestapedia.com. Autor: Captura de pantalla realizada realizada el 21/07/2020 a las 17:36h. Fuente: Encuestapedia.info

En este caso, no es necesario extenderse mucho más. Pues hay más de lo mismo que en las anteriores páginas, pero con un añadido. Tal y como indica el propio nombre del portal web, se dedican también a hacer encuestas. Algunos ejemplos son los siguientes:

Tiene también una supuesta sección de “análisis” que sigue la misma tónica descrito con anterioridad: un titular sensacionalista que llama mucho la atención a la que le sigue una entrada ausente carente de cualquier análisis mínimamente serio.

La última entrada es de hace 5 días en el momento de publicar este artículo. Quizás el agotamiento, reflejado también en el resto de los otros sitios web, disuadió a los creadores de continuar con el proyecto, al menos temporalmente. De hecho, al entrar en el apartado “Home” al lado de “Análisis”, conduce a una sección predefinida de otra página que nada tiene que ver.

La polarización como medio de financiación y la prensa española

Obviamente, los “medios” analizados pretendían obtener lucro de forma rápida aprovechando un ambiente extremadamente polarizado, dejando de lado cualquier criterio o rigor mínimamente periodístico, siendo en realidad vulgares blogs o panfletos. Hasta cierto punto, un fenómeno así es lógico que aparezca.

No se puede decir, en cambio, que sean los únicos ya que, ante una reducción de los beneficios, los grandes medios han optado cada vez por titulares más agresivos y corporativistas. En una época donde hacer click o no en un enlace, o decidir si leer o no un artículo depende de apenas un segundo de decisión, llamar la atención con titulares explosivos, imágenes llamativas… es clave, incluso a pesar de que luego el contenido no se corresponda tanto con el titular (lo que en argot se conoce como clickbait).

Solo hay que ver como medios que han obtenido un enorme éxito usan titulares de lo más tendenciosos (como OKDiario) o están escorados claramente hacia un sesgo ideológico (Público, ABC).

En el caso español, más que como guardianes de la veracidad, los medios se han comportado como agresores o defensores de una cierta línea política. Han alimentado la polarización social y se han beneficiado de ella sin lugar a dudas. Aunque esto también es achacable a la escasa pluralidad informativa, en lo referente a las pocas manos que dominan las mayoría de medios y que juegan con el público objetivo para engrosar sus bolsillos.

Pero, pese a todo, también cumplen un cierto papel informativo. A pesar de todo lo anterior, en general hay unos mínimos de calidad y de rigor que tienden a no sobrepasarse y hay cierto cuidado por la calidad en la redacción y por que los artículos sean presentables. En cambio, es dudoso que los portales web analizados cumplan con un fin que no sea la polarización social.

Y eso que en España esto tampoco es desconocido. Hay otros medios que han usado estas tácticas, como Columna Cero o eblastingnews. Aunque ambos han abusado de los titulares sensacionalistas, su contenido es mayor y no intentan ser un medio de información tradicional, sino usar unas fórmulas alternativas (con mayor o menor acierto).

Pero, en los casos analizados, tanto el objetivo, como el contenido es extremo, dudando que pueda llamarse en ningún caso periodismo.

¿Quién gana y quién pierde?

La polarización social puede ser beneficiosa para un medio y para las redes sociales, pero socialmente causa confrontación social y enrarece el ambiente.

Políticamente alimenta a los movimientos en los extremos y, como ha demostrado la última década, ha sido muchos más útil para los movimientos de extrema derecha que para los de izquierda o los de extrema izquierda. A través de la filosofía Bannon (quien llevó la campaña de Donald Trump en las elecciones presidenciales de 2016) de confrontación y fake news, han sido los grandes ganadores de la década moviéndose desde la irrelevancia a ser fuerzas principales en sus respectivos países.

No debería extrañar a nadie, ya que el fascismo de los años 30 nació en un ambiente de crispación, polarización y crisis social. Y se movió en el sobre fake news, exageraciones y provocaciones. Fueron los grandes beneficiados en la Europa de entreguerras.

La solución no es fácil, pero lo primero que habría que hacer es dar la espalda a los medios que usan titulares sesgados y que no ofrecen análisis ni un combate de ideas. Los medios analizados como alrojovivo.online no son periodismo, sino una máquina de ganar dinero a través de la crispación. Y hay que ponerle coto a ese tipo de portales.

Aunque nuestro medio es especialista en informar contra la extrema derecha porque la consideramos un equivalente al fascismo que hasta hace solo unos años estaba apropiadamente aislado, no extendemos a esta consideración al resto de movimientos de derecha y ni tan siquiera usamos el término extrema derecha de manera ligera, pues no todos los partidos muy conservadores se adscriben a esta definición.

Ese error, como en el caso español, de tildar al conservador Partido Popular de Mariano Rajoy o a Ciudadanos de extrema derecha cuando ya existía el Frente Nacional en Francia o Ley y Justicia en Polonia, enrarece y debilita el debate, porque el término ultraderecha y fascismo pierde fuerza.

Aparte de esta puntualización, se puede concluir que la polarización y la crispación social no favorece a la sociedad, que los mensajes de odio solo consiguen levantar pasiones a favor y en contra y que es necesario poner freno a esta exaltación del mensaje para evitar acabar, posiblemente, en una situación trágica.

Y por supuesto, hacer lo posible por rechazar medios como los analizados, que intentan hacer caja con el odio, independientemente del color.

Enlaces, fuentes y bibliografía:

Foto destacada: Montaje con la tipografía de los medios Efecto24, Alrojovivo, Oyetio y Encuestapedia. Autor: Trabajo propio. Fuente: Efecto24.online, Alrojovivo.online, Oyetio.com y Encuestapedia.com.

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *