Amanecer Dorado: auge y caída de la extrema derecha griega

Amanecer Dorado, la hasta hace poco principal formación de la extrema derecha griega, ha copado las portadas internacionales por la condena dictaminada por el Tribunal de Atenas que ha considerado que es una organización criminal.

Si bien la extrema derecha en Europa es más común que anómala, el caso de Amanecer Dorado era especial, ya que dicha organización era abiertamente neofascista, usando símbolos, modos y maneras que beben directamente del nacionalsocialismo (nazismo) alemán. Entre estos usos, está el importante detalle de usar la violencia como una forma legítima de hacer política, entre otras cuestiones no menos importantes.

La condena del macro juicio donde toda su cúpula se ha visto envuelta es el punto final de una organización nacida en los años 90 y que, durante décadas, organizó una estructura paramilitar amparada por los cuerpos de seguridad griegos, usando el terror y la violencia contra personas migrantes, LGTB+ y opositores políticos, en especial izquierdistas, con especial fijación en el Partido Comunista de Grecia (KKE) y en la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA) de Alexis Tsipras.

Ahora, la formación se encuentra políticamente desahuciada y extinguida tras haber sido la tercera fuerza griega del Parlamento Heleno hasta hace muy poco. Una derrota política que precede a su condena judicial, aunque ambos hechos están unidos, ya que el partido neofascista cometió un error fatal que sirvió de catalizador para que la justicia, la izquierda política, el antifascismo y la sociedad civil decidieran luchar con todas sus fuerzas contra Amanecer Dorado.

Pero de dónde nace esta formación, cuál es su historia y cuáles eran sus objetivos, quedará al descubierto en este artículo.

Nikolaos Michaloliakos: el nacimiento de Amanecer Dorado

Ioannis Metaxas, primer ministro y dictador de Grecia 1936-1941. Autor: La Sociedad Arqueológica de Atenas, 7/08/2013, 22:17:48. Fuente: Anemi Digital Library
Ioannis Metaxas, primer ministro y dictador de Grecia 1936-1941. Autor: La Sociedad Arqueológica de Atenas, 7/08/2013, 22:17:48. Fuente: Anemi Digital Library

El nacimiento de Amanecer Dorado no se entiende sin su figura fundamental, el que sería apodado posteriormente como el Fürher: Nikolaos Michaloliakos.

Este personaje participaría de muy joven en la vida política griega, uniéndose al llamado Régimen del 4 de agosto, un gobierno ultranacionalista de carácter fascista liderado por Ioannis Metaxas que estuvo en el poder entre 1936 y 1941.

El joven Nikolaos siguió participando en su activismo ultraderechista mientras en Grecia se daba el segundo período fascista de este siglo, la Dictadura de los Coroneles, una junta militar de extrema derecha que gobernó el país de 1967 a 1974.

En 1974 tras el fin de la dictadura, un Michaloliakos adepto a la causa participaría en agresiones a los periodistas que cubrían la condena de los coroneles de dicha junta militar

Con una condena a la espalda, acabó en la cárcel, donde conocería a varios de los líderes de la extinta junta y donde la idea de Amanecer Dorado tendría su germen.

Tras su liberación, se unió al ejército llegando a ser oficial. Nunca abandonó su militancia ultraderechista ya que, en 1978, sería detenido por posesión de armas y planear actos terroristas. Tras pasar poco más de un año en prisión, quedó libre pero fue expulsado del ejército

En 1980, Nikolaos Michaloliakos fundó la revista Amanecer Dorado (Chrysi Avgi en griego) . Esta revista juntaba los elementos comunes de la extrema derecha, bebiendo directamente de los postulados del nazismo, mezclada con nacionalismo griego, romantizando épocas como Esparta, el Imperio de Bizancio, el régimen fascista de Ioannis Metaxas y la Dictadura de los Coroneles, además de los tintes xenófobos y ultraconservadores característicos.

Esta épica de la historia griega serviría de inspiración para la formación, en especial la crudeza de la antigua Esparta a través de valores de honor, unión a la tierra de nacimiento, la sangre familiar y el deber.

Durante los años posteriores, militaría en la Unión Política Nacional (EPEN) del ex-dictador Georgios Papadopoulos, donde alcanzó el cargo líder de las juventudes, dejando temporalmente de lado la revista. Sus desavenencias con la dirección lo llevaron a abandonar el partido y centrarse en Amanecer Dorado otra vez en 1985.

El lento crecimiento de Amanecer Dorado

Miembros de Chrysi Avyi se amotinan en Atenas frente a la policía antidisturbios griega. Se puede ver a un policía antidisturbios hablando con uno de ellos. Autor: reportero anónimo, 04/02/2008. Fuente: Athens indymedia (CC BY-SA 4.0).
Miembros de Chrysi Avyi se amotinan en Atenas frente a la policía antidisturbios griega. Se puede ver a un policía antidisturbios hablando con uno de ellos. Autor: reportero anónimo, 04/02/2008. Fuente: Athens indymedia (CC BY-SA 4.0).

En 1985, Amanecer Dorado pasó de ser una revista a comportarse como un partido, aunque no era oficialmente reconocido. En 1989 contaba con su propia sede en Atenas.

La formación cogió fuerza dada su amplia intervención en las protestas en Grecia contra la nueva denominación de la República de Macedonia, recién escindida de Yugoslavia. El escoger este nombre causó toda una serie de protestas en Grecia porque según los griegos, dicho nombre les pertenece históricamente. Una polémica que, por cierto, se cerró en 2019 con el cambio de nombre a Macedonia del Norte.

El 1 de noviembre de 1993, el partido fue oficialmente reconocido y con parte del camino ya hecho, se lanzó al camino electoral. Su entrada en las elecciones al Parlamente Helénico no tuvo demasiado éxito, cosechando 4.537 votos en 1996, lo que representa menos del 0,1% del voto.

En aquel momento la nueva formación era eminentemente joven, participada por skinheads y dedicándose a una gran actividad propagandística.

El partido fue haciéndose hueco en la política griega y extendiendo sus redes buscando alianzas internacionales. Muestra de ello fue la presencia de Amanecer Dorado en 1996 en la convención paneuropea de partidos de ultraderecha en Moscú o su colaboración con los neonazis de la National Alliance, en USA.

En 2005, el partido finalizó sus operaciones, uniéndose al nacionalista Symmachia (Alianza Patriótica). Esta alianza no duró mucho tras el enfrentamiento entre Michaloliakos y la organización. Así, en marzo de 2007, el partido reanudaba su funcionamiento tras celebrar su VI Congreso.

En 2009, Amanceder Dorado se presentó a las elecciones al Parlamento Helénico donde, pese a mejorar sus resultados, su representación era de 19.636 votos, para un insignificante 0,3% del voto aproximado. Pese a esto, cabe decir que había multiplicado sus resultados por cinco.

Durante estos años el partido mantuvo su intensa actividad callejera y propagandística, editando tres revistas: Amanecer Dorado, la juvenil Antepithesi y El Trabajador Griego centrada en el empleo. Amanecer Dorado además poseía su propia casa editorial de libros, Logxi.

«Sangre, honor, Amanecer Dorado» (Ema, timí, Xrisí Avguí).

La Gran Recesión y sus consecuencias

Miembros de amanecer Dorada sostienen banderas en un mitin fuera de la sede general del partido en Atenas, 2015. Autor: DTRocks, 21/03/2015. Fuente: Wikimedia Commons. (CC BY-SA 4.0)
Miembros de amanecer Dorada sostienen banderas en un mitin fuera de la sede general del partido en Atenas, 2015.
Autor: DTRocks, 21/03/2015. Fuente: Wikimedia Commons. (CC BY-SA4.0)

En 2008 la crisis de las hipotecas subprime golpeaba Estados Unidos y, como una castillo de naipes, toda la economía mundial se venía abajo a gran velocidad.

En los años subsiguientes, dicha crisis golpearía duramente a Europa y muy especialmente a Grecia. Causaría un shock en la economía griega, con una enorme tasa de desempleo, una gigante deuda y un rescate por parte de la Unión Europea condicionado a unas durísimas medidas de recortes del gasto público que causaron un empobrecimiento generalizado y un fuerte rechazo social.

Las instituciones helenas y los grandes partidos griegos, el socialdemócrata PASOK y la conservadora Nueva Democracia, recibían una deslegitimación social y una constante pérdida de apoyos e influencia de la que a fecha de 2020 no han terminado de recuperarse, especialmente DEL PASOK

En este caldo de cultivo, Amanecer Dorado reapareció con su retórica ultranacionalista, dando ayudas a los nacidos griegos, culpando a la población migrante de la situación del país y con un mensaje basado en la antipolítica al estilo tradicional y habitual de la extrema derecha, cargando duramente contra las instituciones democráticas y sus rivales políticos. Recibió una gran cobertura de los medios, que le sirvió para dar a conocer su mensaje.

Su buen manejo de las redes a través de una maraña de páginas afines le sirvió para propagar su mensaje, que recaía mayoritariamente en hombres jóvenes, todo un antecedente de lo que sería la moderna estrategia del uso de bulos y “fake news” por parte de este tipo de organizaciones.

Las elecciones locales sonrieron a la formación que empezó a tener presencia municipal y obtuvo un relevante escaño en Atenas, obtenido por Michaloliakos.

En 2012 el panorama político griego se estremeció cuando la formación creció espectacularmente, obteniendo 440.996 votos, el 7% de los sufragios y 21 escaños convirtiéndose en la quinta fuerza del país. En la repetición electoral de ese mismo año causada por la incapacidad de formar un gobierno, Amanecer Dorado mantuvo un porcentaje similar, aunque perdió 3 escaños.

La formación seguiría en una racha de éxitos, obtenido 536.913 votos en las elecciones europeas de 2014, con un 9,4% de los sufragios y 3 escaños.

En 2015, se convertiría en la tercera fuerza de Grecia, aunque con menos apoyos, obteniendo 388.387 votos y el 6,3% de los sufragios, que se traducirían en un escaño menos, 17. En este momento, la formación ya se encontraba zarandeada por fuertes escándalos.

Ideología y modus operandi

Cartel de donación de sangre solo para Helenos.
Cartel de donación de sangre solo para Helenos.

La ideología del partido bebe de la revista original que le precedió, manteniendo las mismas fuentes y guardando gran semejanza con el resto de organizaciones neofascistas europeas.

El partido exhibía un fuerte conservadurismo social, manteniendo como pilares la defensa de la familia y el rechazo de las personas LGTB. Aunque sus posturas eran originalmente neopaganas de forma similar al nazismo alemán de los años 20 y 30, pronto aceptó el cristianismo ortodoxo griego como una religión a defender.

El punto central del ideario de Amanecer Dorado es la pureza y el supremacismo racial, siendo pues la inmigración un elemento a combatir. Amanecer Dorado propagaba el aislamiento griego y el total cierre de fronteras a inmigrantes.

Además, pedía derechos limitados a la población migrantes para proteger a la supuesta raza helénica, un clásico que copia otras concepciones como la raza aria de Adolf Hitler. Así pues, el objetivo era impedir la invasión racial. De hecho, originalmente, solo las personas que pudieran demostrar al menos tres generaciones de nacidos griegos eran aceptados en el partido.

La organización neonazi aprovechó la crisis para entrar en barrios obreros, generalmente de características multicurales y azotados por la crisis para aplicar su retórica antiinmigración.

Sobre esto, desarrolló todo un sistema de apoyo a griegos que el partido denominó trabajo social: con patrullas de control (milicias), bancos de sangre y reparto de comida, solo para población nativa. Estas actuaciones le granjearon múltiples adhesiones en dichos barrios.

En lo económico mantuvo la concepción clásica de la ultraderecha nazi rechazando el socialismo, el comunismo y el liberalismo. En la práctica, este rechazo es similar también al del fascismo clásico: su rechazo al comunismo es frontal, aunque aprobando la intervención del estado en la economía, mientras que su postura en la práctica es muy favorable al capitalismo, rechazando las grandes empresas transnacionales pero no las grandes empresas nacionales, de las que recibe un generoso apoyo.

Eso sí, mantuvo propuestas tradicionalmente izquierdistas como la subida del salario mínimo o el rechazo al pago de la deuda externa.

La violencia como forma de vida

Logo Amanecer Dorado
Logo Amanecer Dorado

La violencia ha sido ampliamente usada por la formación durante toda su historia, incluso cuando carecían de cualquier tipo de representación.

Esta violencia, tanto verbal como física, se ejercía contra población migrante, opositores políticos (principalmente de izquierdas), personas LGTB y minorías étnicas, promovida en connivencia con las autoridades y usada en la sombra con la aprobación de distintos gobiernos.

Según el experto en Amanecer Dorado, Dimitris Psarras, la formación ha sido usada para reprimir protestas de grupos de izquierdas y proteger a personas víctimas de la delincuencia, a cambio de la lealtad de quienes usan sus servicios.

Ya en los años 90, la formación mantuvo algunos actos relevantes como el Caso Periandros, donde Antonios Androutsopoulos (Periandros) casi mata al antifascista Dimitris Kousouris; o el Caso Kazakos, donde el neonazi Pandelis Kazakos realizó actos de violencia matando e hiriendo de gravedad a varios inmigrantes. Los actos antisemitas también sobrevuelan las actuaciones de la formación

Estas agresiones seguirían produciéndose durante la primera década del siglo XXI, apareciendo milicias de la formación mejor organizadas. Estas milicias, que interpretaron actos de violencia contra inmigrantes y minorías además de actos criminales de diversa magnitud, actuaron con impunidad ya que gozaban de protección policial.

Y no es para menos. De forma similar a como sucede en Alemania o en España, la formación neofascista contaba con una muy buena relación con la policía griega. De hecho, se calcula que entre un 40% y un 50% de policías votan (o votaban) a Amanecer Dorado.

Tras la victoria de 2012, estas milicias aumentaron su actividad y amenazaron a las personas migrantes establecidas en Grecia para que cerraran sus locales y se fueran del país.

En 2014, investigaciones sobre este respecto llevaron a la destitución de agentes y oficiales por sus vínculos con la formación, cubriendo casos, atacando a inmigrantes que querían denunciar y a sus representantes legales.

En todo este tiempo, la formación pudo capear los escándalos mediante el encubrimiento y también aprovechando el hecho de que estos fueran juzgados a título individual, lo que facilitaba argumentar que eran casos aislados. Sobre Amanecer Dorado constaban más de 32 expedientes sobre asesinatos y ataques racistas sin que nadie le diera demasiada importancia. Y entonces, todo cambió.

El asesinato de Pavlo Fyssas: la caída de Amanecer Dorado

Pavlos Fyssas. Autor: John D. Carnessiotis, 21/06/2011. Fuente: www.johndcarnecssiotis.com
Pavlos Fyssas. Autor: John D. Carnessiotis, 21/06/2011. Fuente: www.johndcarnecssiotis.com

Pavlo Fyssas era un rapero griego antifascista nacido en Atenas. El 18 de septiembre de 2013, Pavlo, más conocido en la escena como Killiah P, tuvo una discusión de fútbol con miembros de Amanecer Dorado mientras estaba con sus amigos en una cafetería en el Pireo.

Posteriormente, cuando abandonó el local, un amplio grupo de docenas de miembros de la formación le esperaban en la salida, emboscándolo y matándolo.

En la investigación posterior, se descubrió que el asesino, Giorgos Roupakios, había estado en contacto con los jefes de la organización y sus familiares también habían recibido órdenes de qué hacer, mostrando que el hecho no era un caso aislado, es decir, que había sido un asesinato organizado y premeditado.

Este hecho causó una fuerte contestación social y una enorme repercusión en los medios, lo que hizo que la policía actuará con contundencia realizando redadas (donde se descubrieron armas e iconografía nazi) y se realizaran 38 órdenes de arrestos contra cargos y miembros del partido.

La policía antiterrorista acusó a la formación de ser una organización criminal y distintos miembros del partido, su líder Nikolaos Michaloliakos y 15 diputados fueron detenidos tras serles levantadas su inmunidad judicial por el parlamento.

A raíz de esta investigación, en los próximos años graves hechos salieron a la luz, como que la policía mantuvo un área libre de intervención policial para el asesinato de Pavlos o que miembros destacados Nueva Democracia, el partido conservador tradicional griego, guardaban buena relaciones con Amanecer Dorado y habían ayudado a encubrir parte de sus acciones ilegítimas.

Se intensificó cada vez más la actividad social con manifestaciones y marchas coordinadas desde los colectivos antifascistas del país mientras los medios daban la espalda a la organización. Cada acción en la calle del partido tenía una rápida respuesta por parte de la sociedad civil, hasta el punto en que les resultaba difícil poder hacer campaña o propaganda.

Dos años después, el 20 de abril de 2015, empezó el macro juicio contra la formación, que implicaba a 69 miembros del partido (incluyendo al líder y varios diputados).

Durante el proceso judicial, se revelaron datos que demostraban que la organización actuaba como una mafia haciendo todo tipo de trabajos ilegales, como tráfico de armas y extorsión, entre otros. Los miembros del partido también recibían entrenamiento de combate.

Tras cinco años, el 7 de octubre de 2020 se emitió por fin la sentencia, con la condena oficial del partido como organización criminal, siendo 7 de sus dirigentes procesados como dirigentes de la misma y al resto por participar en ella.

La cúpula del partido fue condenada a 13 años de prisión y, además, a cadena perpetua Yorgos Rupakiás, asesino del rapero antifascista Pavlos Fyssas, quien confesó y cuyo caso había desencadenado el juicio.

Fin de Amanecer Dorado, ¿fin de la ultraderecha griega?

A raíz de la muerte de Pablo Fyssas, todo el peso social, judicial y mediático de Grecia cayó sobre el partido neofascista.

La muerte del rapero sirvió como catalizador para que la izquierda política y el antifascismo pusieran todo su esfuerzo en luchar contra Amanecer Dorado: mientras la justicia investigaba, los medios informaban de los casos relacionados y el parlamento heleno tomaba medidas para aislar a la formación, como la retirada de los fondos públicos.

El partido, que llegó a tener 70 sedes en 2013, las ha cerrado ya todas y, sus revista,s que tenían decenas de miles de ventas, han caído en desgracia. En poco tiempo, la desaparición del partido es casi total. Pero esto no significa que sea el fin de la ultraderecha griega.

El partido de extrema derecha ultrarreligioso Concentración Popular Ortodoxa (LAOS) está integrado en Nueva Democracia, la formación que ahora gobierna Grecia. Algunos de sus miembros relevantes, como Makis Voridis, el actual ministro de Agricultura, es conocido por su pasado ultraderechista, siendo secretario general de las juventudes del EPEN, la formación fascista de la que se ha hablado con anterioridad donde también participó Michaloliakos. Otros miembros de LAOS ahora ejercen cargos de responsabilidad.

También apareció en 2016 Solución Griega, otro partido de la extrema derecha resultado de una escisión de LAOS, con un carácter más moderno al estilo de la nueva derecha radical o alt-right, que entró en el parlamento con 10 diputados en 2019.

Existen, además, otras formaciones menores como Esperanza Nacional, aunque carecen de representación.

Por otro lado, aunque estos partidos siguen integrando la extrema derecha griega, ninguno ha heredado la estructura de Amanecer Dorado, casi única en Europa y que fue referente de la extrema derecha moderna en el subcontinente. Este partido actuaba como una autentica organización paramilitar con conexiones potentísimas con el Estado profundo.

Su fin, pues, marca también el fin de una época. Aunque la extrema derecha sigue viva en Grecia, el neofascismo ha sido derrotado. Por el momento.

Fuentes, enlaces y bibliografía:

– Foto destacada: Manifestación de Amanecer Dorado en Atenas. Autor: Aitor Saez, 18/04/2015. Fuente: eldiario.es (CC BY-NC 4.0.)

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *