Plebiscito en Chile: 78% de votos a favor de redactar una nueva Constitución

El 78% del pueblo chileno marcó la opción de “Apruebo” en el plebiscito durante la jornada del 25 de octubre, poniendo fin a la Constitución redactada durante la dictadura militar de Augusto Pinochet, entre 1973 y 1990, y que seguía vigente a día de hoy.

“Hoy ha triunfado la ciudadanía y la democracia. Hoy ha prevalecido la unidad sobre la división y la paz sobre la violencia. Y esto es un triunfo de todos los chilenos que amamos la democracia, la unidad y la paz. Y sin duda, este triunfo de la democracia nos debe llenar de alegría y esperanza”, dijo el presidente de Chile, Sebastián Piñera, sobre el resultado del plebiscito.

Plebiscito histórico sobre la cuestión constitucional

Sebastián Piñera, presidente de Chile, votando en el plebiscito. Autor: Sebastián Piñera. Fuente: Cuenta de Twitter @sebastianpinera
Sebastián Piñera, presidente de Chile, votando en el plebiscito. Autor: Sebastián Piñera. Fuente: Cuenta de Twitter @sebastianpinera

El plebiscito giró alrededor de dos preguntas. La primera era clara: “¿Quiere usted una Nueva Constitución?”, opción que salió victoriosa con 5.885.721 votos (78,25%) frente a 1.633.932 votos (21,73%) en contra. En la segunda, “¿Qué tipo de órgano debería redactar la Nueva Constitución?”, el 79% optó por una convención constitucional, órgano formado por 155 personas elegidas por voto popular que, además, tendrá paridad de género. La participación superó el 50%, el porcentaje más alto desde que el voto dejó de ser obligatorio en 2012.

Las elecciones para este órgano se celebrarán el 11 de abril de 2021 a la espera todavía de decidir otras cuestiones para su organización, como si finalmente habrá un porcentaje de representación reservado para población indígena, una reivindicación clásica del Frente Amplio y del Partido Comunista de Chile.

“Este plebiscito no es el fin, es el comienzo de un camino, que juntos deberemos recorrer para acordar una nueva Constitución para Chile. Hasta ahora la Constitución nos ha dividido. A partir de hoy, todos debemos colaborar para que la nueva Constitución sea el gran marco de unidad, de estabilidad y de futuro”, expresó Piñera.

Protestas y descontento social en Chile

Marcha por el primer aniversario de las protestas desborda a Santiago de Chile el 19 de octubre de 2020. Autor y fuente: elDiario.es (CC BY-NC 2.0.)
Marcha por el primer aniversario de las protestas desborda a Santiago de Chile el 19 de octubre de 2020. Autor y fuente: elDiario.es (CC BY-NC 2.0.)

A pesar de que la Constitución había sido reformada hasta 41 veces durante los 30 últimos años de democracia para eliminar las medidas más dictatoriales, era un obstáculo constante para poder aprobar leyes y reformas que la ciudadanía reclamaba y que había originado multitud de protestas durante los últimos años, especialmente en materia de educación, sanidad y sistema de pensiones.

La Carta Magna obedece a un modelo denominado de Democracia protegida, con mecanismos que facilitan reprimir posibles reivindicaciones centradas en la mejora de las condiciones de la gente trabajadora y tener más fácilmente el control y gestión de mecanismos locales.

El peso institucional de las Fuerzas Armadas, el Consejo de Seguridad Nacional, la existencia de senadores y cargos a dedo, un sistema electoral no representativo de ciertas minorías y colectivos y el peso importante a la familia tradicional son otros de los aspectos de la Constitución más criticados.

En octubre de 2019, tras años de descontento y a ocho años de las movilizaciones estudiantes de Chile de 2011, se dio el llamado “estallido social”, desencadenado por el alza de la tarifa del transporte público de Santiago de Chile, la capital del país. Desde entonces, todo el territorio se ha visto sacudido por multitud de disturbios y protestas, con 32 personas fallecidas y muchas más heridas, en lo que ha sido calificado del “peor malestar civil” desde el fin de la dictadura de Pinochet.

Sebastián Piñera, presidente del país por el conservador Partido Demócrata Cristiano y con importantes relaciones con las élites económicas y políticas de Chile, había visto una caída progresiva de su popularidad a medida que el descontento se generalizaba y era ignorado. Finalmente, no ha tenido más remedio que acceder a las peticiones de la población.

“Quizá no vea ningún cambio, pero estoy feliz. Quiero que seamos respetados y que nosotros respetemos… Eso quiero para las generaciones que vienen, aunque no vea nada, pero lo quiero para ti Rayen. Si tengo que salir a luchar, ahí estaré siempre para acompañarte”, dijo Nancy, una mapuche que vive en la periferia capitalina a su hija. El reflejo de lo sucedido ayer, un cambio impresionante.

Enlaces y fuentes:

– Foto destacada: Protestas en Santiago de Chile, 2020. Autora: Davinia Pérez, 31/01/2020. Fuente: Propia.

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.