Honduras introduce la prohibición absoluta del aborto en la Constitución

El Congreso Nacional de Honduras aprobó el pasado jueves 21 de enero una nueva reforma constitucional que buscaba blindar la prohibición del aborto en cualquiera de sus formas, incluyendo por motivos de malformación, violación, riesgo para la madre o incesto.

La iniciativa, conocida como “Escudo contra el aborto en Honduras” y aprobada en un solo debate, fue presentada el pasado 11 de enero por el vicepresidente del Parlamento hondureño, Mario Pérez, diputado del gobernante Partido Nacional de Honduras (PNH).

La reforma fue aprobada por 88 votos a favor al contar con el apoyo del Partido Demócrata Cristiano (DC), Alianza Patriótica (AP) y el Partido Liberal de Honduras (PLH). Contó con los 32 votos en contra del Partido Libre (Libre), el Partido Anticorrupción (PA) y Unificación Democrática (UD). Los 4 diputados del Partido de la Innovación y Unidad Social Demócrata (PINU) se abstuvieron.

La reforma constitucional contra el aborto

A la derecha, Juan Orlando Hernándes Alvarado, Presidente de República de Honduras, durante una reunión diplomática. Autor: Alan Santos/PR, 12/04/2018. Fuente: Flickr (CC BY 2.0.)

El proyecto de ley reforma así el artículo 67 de la Constitución de Honduras, vigente desde 1982, al introducir que “al que está por nacer se le considerará nacido para todo lo que le favorezca dentro de los límites de la ley” y que será “prohibido e ilegal la práctica de cualquier forma de interrupción de la vida del que está por nacer, a quien debe respetarse la vida en todo momento”.

Así, el Congreso Nacional no podrá aprobar ninguna ley para permitir el aborto en ninguna de sus formas, convirtiéndose así en uno de los pocos países del mundo donde el derecho al aborto está prohibido en la Constitución en este sentido.

A pesar de que varias iniciativas impulsadas por partidos opositores y por la sociedad civil organizada, como movimientos feministas, han tratado de conseguir el derecho a la interrupción del embarazo bajo los tres supuestos causales, que es el tipo de legislación más extendida en América Latina, la penalización total y absolutadel aborto se aprobó en 1997.

Aunque la cuestión se llevó al Congreso por última vez en 2017, en aquella ocasión 79 votos también lo impidieron.

Muy probablemente, esta reforma está motivada porque el movimiento a favor de la despenalización del aborto ha impactado fuerte en América Latina a raíz de la reciente aprobación en Argentina en diciembre de 2020.

Además, en noviembre de este año hay elecciones generales en Honduras, lo que podría traducirse en un parlamento diferente. Encuestas de intención de voto de JRMarketing en el país reflejan un gran aumento del apoyo a los partidos políticos opositores que, de cumplirse, pondrían en juego la hegemonía del Partido Nacional, en el poder desde 2009.

La respuesta de la sociedad civil y la comunidad internacional

Situación legal del aborto en todo el mundo. En azul: completamente legal; en verde ilegal excepto en caso de violación, riesgo para la vida de la madre, problemas de salud física o mental, factores socioeconómicos y/o defectos del feto; en amarillo, Ilegal excepto en caso de violación, riesgo para la vida de la madre, problemas de salud física o mental y/o defectos del feto; en fucsia, Ilegal excepto en casos de riesgo para la vida de la madre, problemas de salud física o mental y/o defectos del feto; en marrón, Ilegal excepto en caso de violación, riesgo para la vida de la madre, y/o problemas de salud física o mental; en naranja, Ilegal excepto en casos de riesgo para la vida de la madre o problemas de salud física y/o mental; en rojo, Ilegal excepto en casos de riesgo para la vida de la madre; y, en negro, ilegal en todas sus ormas. Autor: NuclearVacuum, 2020. Fuente: Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0.)

Honduras tiene una de las tasas más alta de embarazos adolescentes en América Latina: 1 de cada cuatro nacimientos es de una menor de 19 años, según los datos aportados por la ONU. Las Naciones Unidas, además, requirió al gobierno de Honduras a que desistiera de la reforma constitucional al considerar que vulnera los Derechos Humanos.

Explicaron que la reforma era “alarmante” porque “en lugar de dar un paso hacia el cumplimiento de los derechos fundamentales de las mujeres y las niñas es un retroceso”.

A esta queja se le han unido protestas de organizaciones feministas, asociaciones en favor de los Derechos Humanos y otros movimientos sociales del país latinoamericano, además de buena parte de la comunidad internacional. Así lo ha mostrado el grupo feminista Somos Muchas en redes sociales, uno de los más grandes de Honduras.

Por otro lado, a pesar de este gran rechazo por parte de la sociedad civil, la Iglesia Católica y la Iglesia Evangélica llevan décadas apostando por la penalización absoluta del aborto.

Un ejemplo puede verse en las declaraciones públicas emitidas por el pastor Tomás Barahona al periódico local El Tiempo, diciendo que “sufre más una mujer que mató a su hijo en su vientre que una violación y aunque es cierto que sufrió un trauma, pero asesinó algo que tenía vida. ¿Quién no sufre adversidades, maltratos y abusos?”

Ambas iglesias y creencias tienen una gran influencia en Honduras y en otros países centroamericanos.

Actualmente, cinco países de América Latina prohíben completamente el aborto, tres de ellos en la región centramericana: Nicaragua, El Salvador y Honduras, mientras que cuatro cuentan con una ley que legaliza y despenaliza el aborto: Argentina, Uruguay, Cuba y Guyana Francesa.

Este derecho sigue siendo también sin reconocer en la mayoría del continente africano, donde solo Sudáfrica, Mozambique, Túnez, Cabo verde y Santo Tomé está despenalizado, así como en buena parte de Asia Oriental y Occidental. En Europa, solo el gobierno ultraderechista de Polonia se resiste a despenalizar el aborto, prohibido recientemente.

Enlaces y fuentes:

– Foto destacada: Marcha y vigilia por el tratamiento de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación Argentina. Autor: Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, 13/06/2018. Fuente: Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0.)



Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *