Bárcenas acusa a Rajoy de destruir los papeles de la caja B del Partido Popular y de usarla para mentir sobre el 11M

Luis Bárcenas confiesa la existencia de un sistema institucionalizado de financiación irregular del PP desde el año 1982. Tras cambiar de abogado y redirigir su estrategia judicial, el extesorero de la formación ejecuta su venganza y envía un escrito a la Fiscalía Anticorrupción en el que ofrece colaboración para destapar la financiación irregular del partido actualmente presidido por Pablo Casado.

“En 1997 existían unos ingresos anotados en esa contabilidad paralela por cuantía de unos 500.000 euros y en 2008, de algo más de 1.000.000 de euros, de los que se destinaron, entorno a 900.000 euros, con cargo a aquellos fondos, a la remodelación de la sede del PP en Madrid”, afirma en el mismo. Además, asegura que existe una grabación en la que el fallecido Álvaro Lapuerta habla de las entregas mensuales de dinero a distintos miembros del partido, entre los que se incluye a Mariano Rajoy. Un as en la manga que destapará cuando llegue el momento oportuno.

Aunque el extesorero del Partido Popular se centra en el mandato de Rajoy y deja de lado a José María Aznar, la Fiscalía no ve indicios suficientes para cambiar el estatus del expresidente del Gobierno como testigo de cara al juicio que, a partir del próximo lunes, se desarrollará en la Audiencia Nacional por los “papeles de Bárcenas” sobre la caja B del PP, principalmente relacionados con las reformas en la sede madrileña de la formación.

Además de haber cambiado su versión en numerosas ocasiones desde que en el año 2013 se destaparan sus cuentas en Suiza, es ampliamente conocida la enemistad entre Bárcenas y Rajoy, a quien considera, junto a la exsecretaria general María Dolores de Cospedal, responsables directos de su situación judicial y penitenciaria, pues cree que ambos pudieron evitar la investigación de sus cuentas ocultas en Suiza y, por el contrario, lo abandonaron.

21 Intermunicipal del PP en Valencia. Autor: ppcv, 05/04/2014. Fuente: Flickr. (CC BY 2.0).
21 Intermunicipal del PP en Valencia. Autor: ppcv, 05/04/2014. Fuente: Flickr. (CC BY 2.0).

En su escrito, Bárcenas destaca, en referencia a una reunión que tuvo con Rajoy en el año 2009, que “le enseñé los papeles con la contabilidad B y me espetó que cómo podía seguir conservando toda esta documentación comprometedora, que terminó, personalmente, destruyéndola en la máquina destructora de papeles, sin saber que yo guardaba una copia”. En concreto, Bárcenas acusa a Rajoy de conocer la caja B del partido, de destruir los papeles que contenían información sobre la misma y de cobrar sobresueldos con los donativos de los empresarios que se guardaban en la caja fuerte de la calle Génova.

Bárcenas asegura que la caja B del Partido Popular estaba controlada por el también extesorero Álvaro Lapuerta, fallecido en 2018 y, por tanto, sin capacidad para contradecir o apoyar lo dicho por su colega. Según su escrito, “estos donativos se realizaban con entregas realizadas en metálico que se hacían directamente a Álvaro Lapuerta, estando yo presente en algunas de ellas”, pues Lapuerta era la “persona de máxima confianza del partido y designada para poner en conocimiento al ministro que fuera competente en razón de la obra”.

Del monto de estas donaciones se extraían los complementos salariales, puesto que una parte del dinero era ingresada en las cuentas del partido y la otra parte se guardaba en la caja fuerte que controlaba Lapuerta.

En su escrito, el extesorero redunda en que los sobresueldos iban dirigidos a Mariano Rajoy, a María Dolores de Cospedal, a los exministros Federico Trillo, Francisco Álvarez-Cascos, Javier Arenas y Rodrigo Rato, al expresidente del Senado Pío García-Escudero y al exdiputado Jaime Ignacio del Burgo.

Bárcenas lleva 4 años en prisión, cumpliendo condena por el caso Gürtel. Aún tiene pendiente el juicio por el pago en negro de las obras para reformar la sede de la formación en la calle Génova de Madrid, que arrancará el próximo lunes en una vista oral y por el que podría sumar otros 5 años de condena.

No obstante, la Fiscalía considera que ha escogido este momento para revelar información porque se siente engañado, dado que se le había dicho que su mujer iría a la cárcel si hablaba.

Ahora que su mujer está cumpliendo condena en prisión ya no hay nada que le empuje a guardar silencio. “Llevo cuatro años y medio en prisión y eso me ha hecho pensar en los errores que he cometido en la vida, el mal que he podido inferir a la sociedad fruto de una España en la que todo valía. Soy consciente de estos errores y del dolor infligido a mi mujer y mi hijo. Un sufrimiento de los que no son merecedores”, expresaba.

Sede del Partido Popular durante las elecciones generales españolas de 2008. Autor: Roberto Garcia, 09/03/2008. Fuente: Flickr. (CC BY 2.0).
Sede del Partido Popular durante las elecciones generales españolas de 2008. Autor: Roberto Garcia, 09/03/2008. Fuente: Flickr. (CC BY 2.0).

Mientras que Podemos ha vinculado estas nuevas declaraciones con el secuestro del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) durante años, exponiendo en su cuenta de Twitter oficial que “el PP aprovechó la política para forrarse usando policías y jueces y llenando el CGPJ de magistrados afines para que nada se supiese.

Luego su garantía era el silencio de Bárcenas hasta que ha hablado. Su última trinchera es el control del CGPJ, por eso no quieren que se renueve” y el PSOE ha vuelto a hablar de que en el PP y en Génova 13 se encuentra el punto de partida de la corrupción, el Partido Popular de Pablo Casado asegura que los papeles de Bárcenas forman parte del pasado y se desentiende de las declaraciones de su extesorero.

Entre las confesiones de Bárcenas, una de las más relevantes es que el PP compró acciones del medio Libertad Digital por valor de 140.000 euros con dinero proveniente de la caja B del partido.

La compra de estas acciones se llevó a cabo “por razón de  que este medio de comunicación afín a las ideas del Partido Popular y, especialmente, de las tesis de la autoría de ETA en los atentados del 11-M que tuvieron lugar unos meses antes de la suscripción de estas acciones”, explicó.

En el trato de colaboración con las autoridades de Bárcenas se recoge que la compra fue a finales de 2004, y se hicieron a nombre de Lapuerta. Los 140.000 euros salieron directamente de la caja fuerte que Bárcenas tenía en su despacho, de la misma que salían los sobres para pagar “complementos salariales” a varios líderes del Partido Popular, como el expresidente navarro Jaime Ignacio del Burgo.

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, ha señalado que la dirección del PP “no tiene nada que opinar de un señor que está en la cárcel por hacer daño al PP y al conjunto de la política en España”, mientras que el líder de la formación, Pablo Casado, ha defendido que “Bárcenas está en la cárcel pagando una pena por ello, utilizará la técnica que le diga su abogado para remover Roma con Santiago y pagar menos condena. Es la estrategia de un preso, y yo no opino de la estrategia de un preso”.

Silvia Moreno

Noticias de actualidad y articulista. Graduada en Periodismo, máster en Teoría Política y doctorando en Ciencias Políticas y de la Administración. Con especial interés por cuestiones relacionadas con la memoria histórica y por la investigación geopolítica en torno a movimientos políticos y sociales en Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *