ElRubius y Andorra: cría cuervos y te sacarán los ojos

ElRubius, probablemente el youtuber más famoso de España y probablemente también de habla hispana, se suma a una larga lista de otros famosos youtubers, como AuronPlay, TheGrefg, Willyrex o Vegeta777 que, precedidos por patriotas españoles de pulsera en mano y cuentas en paraísos fiscales (no olvidemos que gente como Penélope Cruz, Javier Bardem o Fernando Alonso tributan fuera de España también, entre otros tantos), creen que descubren la panacea cuando se mudan a Andorra. Con esto, por muchas excusas y largas explicaciones que den a sus ya de antemano convencidos seguidores, solo pretenden una cosa: aumentar sus ya millonarias ganancias. Sin embargo, lo que demuestran es una insolidaridad abismal.

Los servicios públicos, como todas sabemos, se nutren de los impuestos que todas pagamos. Ello permite que podamos estudiar, que podamos circular por las vías urbanas, que la nieve no se quede en nuestras carreteras o que las vacunas sean gratuitas. Además, también permite que si por un accidente requieres de cuidados médicos especiales, no te arruines en el proceso.

En definitiva, lo que permite es el mantenimiento del Estado del Bienestar, del cual nos beneficiamos todas directamente de una u otra forma. Por ello, el sistema de impuestos obliga a pagar en función de los ingresos, lo que permite reducir la desigualdad económica. Es decir, que paga más quien más tiene. Y es por eso que países como Dinamarca, Finlandia o Suecia, con uno de los sistemas tributarios más altos de todo el mundo, son también países con una gran cobertura pública y social.

Pero a los youtubers que se van solo les mueve una cosa: el dinero. Les da igual dejar aquí a su familia, amigos, vecinos, compañeros y, en definitiva, toda una vida con tal de seguir ganando cantidades millonarias. No obstante, lo que me preocupa no es que algunos insolidarios crean que el dinero lo es todo en la vida, a pesar de que ellos empezaron sin nada o, a lo sumo, como una persona normal y corriente. Tampoco voy a realizar un exhaustivo análisis económico, pues lo que me preocupa es otro aspecto relacionado con su marcha.

Y ojo con las comparaciones. No confundamos necesidad con libertad. Se dice que tienen libertad para irse a otro país igual que un estudiante cuando acaba su carrera y, por no encontrar empleo en España, debe marcharse fuera. La diferencia es que el estudiante lo necesita, mientras que el youtuber no. El youtuber (o el famoso) de turno lo hace por inflar sus ya gruesos ingresos.

Porque es que, además, los que pueden permitirse hacer las maletas y vivir en otro país son precisamente los que no tienen ninguna necesidad real de evadir impuestos, al contrario que muchas personas autónomas o con pequeños negocios que sufren para llegar a fin de mes.

Lo realmente preocupante es la imagen que dan a sus millones de seguidores y seguidoras. Es evidente que sus followers oscilan edades en las que están formando su personalidad y organizando sus pensamientos, con ideas todavía por desarrollar. Por eso mismo, y debido a la cantidad de horas que pasan viendo a los youtubers, es fácil que se esté contribuyendo a crear una juventud insolidaria y egoísta, que crea que vale la pena dejar tu vida atrás por más dinero.

La sociedad, que basa sus pilares en el dinero, ni tan solo cuestiona este acto porque, tal vez, estas personas harían lo mismo. El problema no es ya la llamada picaresca española, brillante por su abundancia (si bien no deja de ser un estereotipo), sino la defensa acérrima a capa y espada que hacen de estas liebres de Wall Street, así como la apelación constante a su libertad con el dinero.

Por supuesto que son libres en términos legales y económicos de irse a tributar a otro país, pero que no nos lo vendan como una victimización y como si el único motivo de su marcha es que “el Estado les roba con los impuestos”.

No, amigo. Si cobras un millón de euros al año, no eres una víctima. Si tienes que tributar un porcentaje elevado porque es lo que te corresponde y, aun así, lo que te queda para vivir multiplica por 100 el salario mínimo del país, no eres una víctima. Si Hacienda te fiscaliza (como a todo el mundo, por cierto) para que no cometas fraude fiscal, no eres una víctima. En definitiva, si eres rico, no eres una víctima. Eres un privilegiado. Y punto.

La solución económico-legal no es sencilla, pero sí requiere de una actualización del sistema de tributaciones con el fin de evitar estas circunstancias. No obstante, se me ocurre una sencilla idea para aquellos que su único motivo para irse a tributar fuera es que pagan muchos impuestos y que estos no están bien invertidos ni bien gestionados, como afirmaba Victor Domínguez, mejor conocido en Twitter o Youtube como Wall Street Wolverine y que forma parte de esa nueva hornada de youtubers de extrema derecha que se definen como libertarianos o anarcocapitalistas, pero que luego se fotografían con protofascistas y aplauden sus discursos.

Desde aquí les invito a demostrar su teoría y su patriotismo de cartera de una forma. Cuando se vayan a Andorra, si de verdad creen que se reinvierten mal los impuestos, que cojan la parte que se ahorran tributando fuera de España y que la donen directamente cada mes a la causa más justa que ellos consideren. Así, sin tapujos, de una machada cada mes.

De esta forma demostrarían que su marcha no es por dinero y también su voluntad por hacer que prospere el país. Así también demostrarían a las millones de jóvenes que les siguen que se puede ser solidario de otras formas y que lo que nunca se puede hacer es escupir en el plato que te da de comer.

Porque no debemos de olvidar que, en buena medida, estos youtubers han llegado a ser lo que son por haber tenido una sanidad pública, una educación gratuita y unos servicios públicos que les han ofrecido oportunidades. No debemos olvidar que son producto de la sociedad en la que viven, en la que todo el mundo contribuye y de la que muy pocos tienen el privilegio de poder marcharse porque es que 500.000 euros no son suficientes para vivir.

Y si no es así, ojalá el día que quieran volver (que querrán), los cuervos que han criado les saquen los ojos.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Rubén Doblas Gundersen ‘ElRubius’, David Cánovas ‘TheGregf’ y Guillermo Díaz ‘Willyrex’, youtubers que viven en Andorra. Fuente: Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0.) / Canal de YouTube de TheGregf

Autor: Jesús Manzanares Laencina
Cuenta de Twitter: @Manzanares98

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.