Arabia Saudí libera a la activista Loujain at Hathloul tras 1.001 días en prisión

La activista defensora de los derechos humanos Loujain at Hathloul ha sido puesta en libertad por las autoridades de Arabia Saudí el miércoles 11 de febrero. Detenida en mayo de 2018 por “buscar cambiar el sistema político saudí” y “dañar la seguridad nacional”, llevaba casi 3 años en prisión.

Aunque los cálculos de organizaciones internacionales de defensa de los derechos humanos y de su familia apuntaban hacia su salida de prisión en marzo de 2021, finalmente ha sido puesta en libertad unas semanas antes. Ahora, convertida en símbolo de la lucha de las mujeres saudíes por sus derechos, su familia publica la alegría que ha supuesto su vuelta a casa.

El día 17 de mayo de 2018, Loujain y otras 10 activistas feministas fueron arrestadas mientras algunas de ellas trabajaban en el desarrollo del proyecto Amina, una iniciativa que pretendía dar refugio a las mujeres víctimas de abuso en el país ultraconservador.

Además, Loujain llevaba desde el año 2013 promoviendo campañas en las que exigía públicamente el derecho a conducir de las mujeres, prohibición que fue levantada en 2018, y el fin del sistema de tutela masculino.

La campaña de la prensa contra estas mujeres, bajo control estatal, incluyó la publicación de sus fotos personales con la palabra “traidora” sobreimpresa en color rojo. Además, se las acusó de atentar contra la seguridad del reino y, por ello, varias de ellas aún continúan en prisión.

El Tribunal de Sanciones de Riad, competente en casos de terrorismo, condenó a Loujain at Hathloul a 5 años y 8 meses de prisión por “servir a una agenda externa al reino usando Internet” con la intención de perjudicar el sistema público.

Asimismo, fue acusada de colaborar con individuos y entidades “hostiles” que cometieron “actos criminales de acuerdo con la ley de terrorismo”, así como de reclutar a funcionarios para obtener información confidencial. A esta pena, contabilizada a partir del momento en que entró en prisión preventiva, se le aplicaron también 2 años y 10 meses de suspensión; un “descuento” al “tener en consideración el estado” de la activista tras la huelga de hambre que llevó a cabo en noviembre para reclamar que le permitieran contactar con su familia.

Durante los años que ha pasado encarcelada varias ONG han denunciado que Loujain ha sufrido abusos, torturas entre las que se encuentran los golpes, las descargas eléctricas y los falsos ahogamientos, por parte de las autoridades saudíes mientras cumplía condena. Una serie de motivos que han alentado las campañas que pedían su excarcelamiento.

Expertos en derechos humanos de la ONU calificaron de “espurios” los cargos que alegaron para condenarla, mientras que Human Rights Watch tildó el fallo de “parodia de la justicia”.

Por ahora, como ha señalado su familia, ha salido de prisión con medidas cautelares. Entre ellas se incluyen la prohibición de viajar fuera del reino durante 5 años o la de hablar con los medios de comunicación.

Silvia Moreno

Noticias de actualidad y articulista. Graduada en Periodismo, máster en Teoría Política y doctorando en Ciencias Políticas y de la Administración. Con especial interés por cuestiones relacionadas con la memoria histórica y por la investigación geopolítica en torno a movimientos políticos y sociales en Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *