Vox se convierte en cuarta fuerza política en Cataluña con 11 escaños y el 7,69% de los votos

Las elecciones autonómicas de Cataluña, celebradas ayer 14 de febrero, arrojaron un resultado que no dejó indiferente a nadie. El Partit Socialista de Catalunya (PSC), de Salvador Illa ganó con el 23,03% de los votos y pasando de 17 a 33 escaños, muy cerca de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), con Pere Aragonés, que sacó los mismos asientos y el 21,31% de los sufragios. No obstante, la sorpresa fue Vox, que irrumpió en el Parlament con 11 escaños y el 7,69% de los votos.

Así, la extrema derecha entra por primera vez en toda la historia del Parlament de Catalunya y se convierte en cuarta fuerza política, superando por mucho al resto de fuerzas unionistas de derecha, que han sufrido una pérdida considerable de votos.

Vox, más votos que PP y Cs juntos

Resultados de las elecciones en Cataluña de 2021 en comparación a las de 2017. Fuente: Parlament2021.cat

La formación de centro derecha Ciudadanos (Cs), que presentó como candidato al abogado Carlos Carrizosa, se dejó 30 escaños, pasando de 36 a 6, sacando únicamente el 5,57% de los votos. Por su lado, el Partido Popular (PP) continúa en la caída libre iniciada desde 2015 y pasa de 4 a 3 escaños y un reducido 3,85% de los votos. Por lo tanto, la candidatura de Vox, liderada por Ignacio Garriga, llega a superar a PP y a Ciudadanos juntos.

En cuanto al resto de las fuerzas, la coalición independentista Junts per Catalunya (JxCat), que incluye a formaciones tan diferentes como Demócratas de Cataluña (D), Moviment d’Esquerres (MES) y Solidaritat Catalana per la Independència (SI), liderada por el expresident Carles Puigdemont y que presentó como candidata a la filóloga Laura Borràs, quedó tercera fuerza con 32 escaños y el 20,06% de los votos, perdiendo 1 con respecto a las anteriores elecciones.

En Comú Podem, la formación apoyada por Podemos y liderada por la periodista Jessica Albiach, se mantiene en 8 escaños, perdiendo el 0,59% de los votos. Así, se quedaría como quinta fuerza en cuanto a porcentaje de voto con un 6,86%, pero sexta en cuanto a escaños.

Las Candidaturas d’Unitat Popular (CUP), la coalición de extrema izquierda independentista, que se presentaba en coalición con Capgirem, Pirates de Catalunya y Guanyem Catalunya, obtuvo 9 asientos, aumentando en 5 con respecto a las anteriores elecciones. Así, la candidatura de la profesora Maria Dolors Sabater dobla en escaños con un 6,68% de los sufragios.

Récord histórico del independentismo catalán

Las elecciones han dado pues, como resultado, un Parlament fragmentado y dejando al exministro de Sanidad muy poco margen para establecer pactos.

Las fuerzas independentistas han obtenido 74 escaños, dos más que en las elecciones de 2017, así como el 51,21% de los votos, siendo la primera vez que sacan tanto mayoría en votos como en escaños. Aunque la participación es la más baja desde 1992 con un 53,2% y el independentismo ha obtenido 630.000 votos menos aproximadamente, personalidades como Oriol Junqueras de ERC han calificado el dato de “histórico”.

Este porcentaje se obtiene sumando las fuerzas independentistas que se han quedado fuera del Parlament. Es el caso del Partit Democràtic Europeo de Catalunya (PdCAT) de Àngels Chacón, que se ha quedado con un 2,71% de los votos; las Primarias Independentistas (0,21%); el Front Nacionalista de Catalunya (0,18%), la única formación independentista de extrema derecha; y, por último, el Partit Nacionalista de Catalunya (0,16%).

Posibles pactos de gobierno en Cataluña

Salvador Illa, exministro de Sanidad y ganador de las elecciones en Cataluña. Autor: La Moncloa, 14/01/2020. Fuente: Flickr (CC BY-NC-ND 2.0.)
Salvador Illa, exministro de Sanidad y ganador de las elecciones en Cataluña. Autor: La Moncloa, 14/01/2020. Fuente: Flickr (CC BY-NC-ND 2.0.)

Así, ERC y JxCat podrían establecer un pacto de gobierno si consiguieran el apoyo de las CUP, algo que parece muy difícil. Las CUP ya adelantaron en campaña que no accederían a un apoyo externo como sucedió con Carles Puigdemont en 2015 y que demandarían entrar en el gobierno. Analistas atribuyen la pérdida de 6 escaños de las CUP en 2017 a su apoyo a la presidencia de Carles Puigdemont.

Dado que las formaciones unionistas no suman en el del todo improbable caso que quisieran establecer un pacto, la otra opción posible sería establecer un pacto en función del eje ideológico.

En este caso, los partidos del espectro progresista podrían llegar a un acuerdo para gobernar. Esto incluiría al PSC, ERC y En Comú Podem, o bien PSC, ERC y las CUP. Sin embargo, los partidos independentistas ya firmaron una declaración escrita donde se comprometieron a no pactar con el PSC.

Además, en una reciente declaración, Oriol Junqueras ha declarado que es “imposible” un pacto con el PSC y que el apoyo al independentismo es clave para un futuro pacto. Por otro lado, Pere Aragonés ha ofrecido ya un gobierno a JxCat, a las CUP y a En Comú Podem. Sin embargo, En Comú Podem ya dijo en campaña que no formaría parte de un gobierno independentista, mientras que JuntsxCat declaró que no pactaría con fuerzas unionistas.

Por lo tanto, ningún partido puede gobernar en solitario, ni tampoco puede resolverse con un pacto de dos fuerzas. Del mismo modo, la variedad de partidos provocará que tengan que ceder, ya sea en la cuestión independentista o en aspectos ideológicos.

Un escenario sin duda muy interesante que supondrá todo un reto para los grupos políticos del Parlament y que, de no superarlo, abocará a Cataluña a unas nuevas elecciones.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Santiago Abascal con Ignacio Garriga en un acto de Vox. Autor: Vox España, 19/05/2019. Fuente: Flickr

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.