El exjefe del ejército de Brasil revela amenazas de la cúpula militar al Supremo para que Lula no fuera liberado en 2018

El excomandante del ejército de Brasil Eduardo Villas Boas revela que la cúpula militar del país articuló una amenaza para que el Supremo Tribunal Federal no aceptara un habeas corpus para liberar al expresidente Lula da Silva en 2018, el gran rival de Jair Bolsonaro en las elecciones de ese año. El texto que tenía como propósito amedrentar al tribunal fue difundido a través de Twitter en vísperas de que se votase el recurso solicitado por la defensa de Lula da Silva.

Esta información se ha destapado a raíz de una entrevista de 13 horas que Villas Boas concedió para un libro del Centro de Documentación Histórica de la Universidad Fundación Getúlio Vargas (FGV). En esta conversación divulgada recientemente a la prensa, el militar justifica la “advertencia” al tribunal porque los movimientos golpistas habían solicitado una intervención militar en caso de que Lula fuese liberado. Así pues, Villas Boas considera que su excarcelación habría constituido un riesgo para la institucionalidad.

Asimismo, en el libro recientemente publicado, el exjefe del ejército reconoce que fue bajo su mando cuando los militares consiguieron volver a introducirse en la política del país, dado que tenían como objetivo encontrar a un candidato para las elecciones presidenciales de 2018 que pudiera derrotar a la izquierda, principalmente representada por el Partido de los Trabajadores (PT) de Lula da Silva.

De hecho, Villas Boas reconoce que el texto que logró el efecto pretendido, el rechazo del habeas corpus, no era de su autoría. Por el contrario, el escrito resultó de varias conversaciones con el alto mando del ejército de Tierra. Según explica Villas Boas, la iniciativa vino de la jefatura de este sector del cuerpo militar, el más importante de las fuerzas armadas brasileñas.

“El texto fue sometido a mi staff y luego a los jefes militares de área (de todo el país) antes de su publicación. Se trataba de una advertencia, mucho más que una amenaza”, refleja textualmente el libro. Las fuerzas aéreas y marinas, al parecer, no fueron ni consultadas ni informadas.

Por otro lado, Villas Boas confirma que, para él, Bolsonaro era la única opción viable para derrotar a la izquierda en 2018. El actual presidente, considerado un ejemplo de indisciplina e irregularidad como capitán del ejército, reunía en su persona las cualidades para hacer frente a Lula da Silva y, además, asegurar el regreso de los militares al escenario político tras la dictadura de 1964.

Y así ha sido, dado que actualmente el gobierno de Bolsonaro cuenta con más de 10.000 efectivos de las fuerzas armadas, entre activos y retirados, que ocupan cargos en el gobierno.

Villas Boas llegó al cargo máximo del ejército de Brasil durante el gobierno de la trabalhista Dilma Rousseff, cuya administración gestionó el país entre 2011 y 2016. Continuó como comandante del ejército de Brasil durante la presidencia de Michel Temer y, posteriormente, tras retirarse en 2019, Villas Boas se convirtió en el asesor presidencial de Bolsonaro, consolidándose como una figura de gran influencia entre las filas del ejército brasileño.

La condena de Lula da Silva

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, presionado por el ejército de Brasil. Autor: Ricardo Stuckert, 05/01/2007. Fuente: Agencia de Brasil. (CC BY 3.0).
El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, presionado por el ejército de Brasil. Autor: Ricardo Stuckert, 05/01/2007. Fuente: Agencia de Brasil. (CC BY 3.0).

Los abogados defensores del expresidente Lula da Silva aseguran que, pese a la condena bajo la operación Lava Javato, ahora desactivada, que pretendía luchar contra la corrupción, existen pruebas suficientes para encausar al ex juez Sérgio Moro por parcialidad e ilegalidad en la persecución judicial que encabezó contra el exmandatario brasileño, dado que “las prácticas legales corruptas y sin escrúpulos eran la realidad cotidiana”.

Asimismo, los abogados del líder del PT confirman que accedieron a conversaciones de teléfonos móviles de los miembros de la Lava Jato, pirateadas por hackers, tras una decisión del juez Ricardo Lewandowski, de Supremo Tribunal Federal. A raíz de las mismas, señalan que “los diálogos que ahora se revelan refuerzan este antiguo escenario de sospecha e ilegalidad practicado por Lava Jato y muestran al desnudo cómo se ha corrompido el Estado de derecho”.

El material fue confiscado por la Policía Federal en el momento en que estaba siendo tramitado por el propio Moro, en el contexto de la operación Spoofing. Actualmente se encuentra en poder del Estado, sometido al escrutinio de los expertos tras haber denunciado que su contenido muestra trampas procesales de todo tipo y la constitución de una auténtica persecución clandestina contra los adversarios.

Los mensajes, que desvelan la falta de imparcialidad del ex juez Moro y su influencia en los procedimientos y estrategias de la operación Lava Javato, así como la intención de condenar sin pruebas a Lula, constituyen “una oportunidad única para entender cómo el lawfare (guerra jurídica) puede llevar a un país a la ruina, como ocurrió con Brasil”, según sus abogados. Estos han reiterado que el acceso fue autorizado por el juez Lewandowski.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Entrevista con el General Eduardo Dias Da Costa Villas Bôas. Autor: Lina Ibáñez, 21/09/2017. Fuente: Flickr. (CC BY-SA 2.0).

Silvia Moreno

Noticias de actualidad y articulista. Graduada en Periodismo, máster en Teoría Política y doctorando en Ciencias Políticas y de la Administración. Con especial interés por cuestiones relacionadas con la memoria histórica y por la investigación geopolítica en torno a movimientos políticos y sociales en Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *