Provocaciones de Santiago Abascal en el acto electoral de Vox en Vallecas acaba con cargas policiales, 2 detenciones y 14 heridos

El acto electoral en Vallecas para presentar a Rocío Monasterio como candidata de Vox a las elecciones del 4 de mayo en Madrid termina con 2 detenidos y 14 heridos. Los manifestantes antifascistas se enfrentaron a la policía y lanzaron botellas y otros objetos contra los miembros y simpatizantes de Vox, después de que el líder de la formación, Santiago Abascal, declarase haber recibido un golpe en la cara.

La mañana del 7 de abril, el distrito madrileño de Vallecas amaneció con carteles en contra de la formación ultraderechista que rezaban “fuera fascistas de nuestros barrios” o “pintando esta pancarta ya hemos trabajado más que tú”. Pese a que el mitin político había sido prohibido inicialmente por el Ayuntamiento de Madrid por ser solicitado “fuera de plazo”, la Delegación del Gobierno finalmente lo autorizó tras indicar los organizadores que se trataba de una concentración. Así pues, los vecinos convocaron dos concentraciones en contra del acto que fueron secundados por colectivos como Vallekas Antifa, Bukaneros o Vallekas se defiende. Una de ellas tuvo lugar en la Plaza de Nica, mientras que los colectivos antifascistas se reunieron a las seis y media de la tarde en la próxima plaza de la Constitución, popularmente conocida como “Plaza Roja”.

Este era el lugar que Vox había seleccionado para llevar a cabo su mitin político, en el cual participaron, entre otros, el líder nacional de la formación ultraderechista, Santiago Abascal; la candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio; y el portavoz en el Ayuntamiento de Madrid y secretario general del partido, Javier Ortega Smith.

Una hora más tarde éste último llegó al lugar de encuentro. En ese momento fue cuando los vecinos reunidos en la Plaza de Nica, cuya intención era avanzar hasta la Plaza Roja, entonaron los primeros cánticos: “Aquí están los antifascistas”, o “fuera fascistas de nuestros barrios”, pronunciaban. A partir de ahí, la tensión fue creciendo a medida que simpatizantes y miembros de Vox fueron acudiendo al acto, entre otros motivos porque la Policía Nacional había llevado a cabo, previamente, controles de identificación entre los antifascistas.

Centenares de personas rodearon la Plaza Roja de Vallecas frente a un cordón policial que impedía llegar hasta el centro de la misma, puesto que allí se ubicaban los adeptos de Vox y sus líderes políticos. Entre los que acudieron a la concentración ultraderechista no faltaron las banderas y simbología con la enseña nacional, además de carteles en los que se podía leer: “Barrios seguros”.

La candidata autonómica Rocío Monasterio quiso recalcar que “no nos van a quitar el derecho que tenemos a estar en estas calles para discrepar y disentir” y que “os han traicionado, son unos traidores. La izquierda caviar está lejos de aquí”. Por su parte, Ortega Smith anunció que “estamos agradecidos de este recibimiento. A los cachorros de los comunistas, los de la bandera de la hoz y el martillo, les decimos que se les ha acabado el chollo, a partir de ahora el cinturón rojo es el cinturón verde”.

Los altercados empezaron cuando Santiago Abascal llegó al mitin. Inicialmente se acercó a los manifestantes que rodeaban la Plaza Roja para increparles y después asegurar que había sido golpeado con una botella en la cara. “Dieciocho pasos hemos tenido que dar hasta acercarnos a esos miserables. Una botella me ha golpeado en la cara. Esto es lo que ha conseguido Sánchez”. Ya desde el atril, añadió: “Vamos a hacer el acto hasta el final le pese a quien le pese”.

Aunque desde el PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid habían pedido que no increpasen a Abascal ni cayeran “en ninguna provocación” para no dar “más publicidad al acto”, los manifestantes antifascistas allí reunidos intentaron sobrepasar el cordón de seguridad y algunos comenzaron a lanzar objetos.

Al final del mitin , Santiago Abascal bajo del atril y se dirigió junto a sus seguidores en dirección al cordón de antifascistas y vecinos del barrio. Al conseguir romperlo comenzó la actuación de la policía. Las cargas policiales contra dichas personas fueron contundentes y, de hecho, la Policía Nacional disparó bolas de goma.

Finalmente, los disturbios desembocaron en un balance de 14 personas heridas y 2 detenidas. Entre los lesionados se encuentra un agente de la Policía Nacional y el diputado de Vox por Guadalajara Ángel López. Otros dos detenidos también necesitaron ser desplazados a centros hospitalarios, según los servicios de emergencias.

Las declaraciones políticas

Vallecas

Pablo Iglesias durante la campaña electoral de mayo de 2015. Autor: Ahora Madrid, 13/05/2015. Fuente: Flickr. (CC BY-SA 2.0).

A las iniciales acusaciones infundadas contra el presidente del Gobierno, Abascal añadió desde el atril que “nos han intentado lapidar con piedras con la complicidad del ministro Marlaska y de Pedro Sánchez”. Así pues, el líder nacional de Vox no dudó a la hora de encontrar al culpable de lo sucedido en el “Gobierno ilegítimo” del PSOE y Podemos.

El dirigente de la formación ultraderechista también cargó contra Pablo Iglesias y, utilizando la piedra que le lanzaron durante el mitin, entró en competición por ver quién sufre más ataques violentos. Sus palabras fueron: “esto es une escrache y no lo que te pasa a ti, esto es violencia y no lo que tú padeces”, en referencia al altercado que el líder de Podemos vivió hace unos días en Coslada. Con todo, esta queja no era suficiente para Abascal, pues no tardó en agregar que “eres un cobarde que te escondes en tu ratonera y ya no eres capaz de caminar por este barrio”.

Por su parte, el candidato de la formación morada a la presidencia de la Comunidad de Madrid ha contestado por redes sociales, acusando al presidente de Vox de “romper el cordón policial junto a sus matones para provocar una carga” y haciendo hincapié en que “Vox seguirá haciendo apología del terrorismo, reivindicando el franquismo y promocionando la violencia. Y lo hará con el apoyo del PP”.

No es de extrañar esta última referencia, ya que la presidenta autonómica Isabel Díaz Ayuso tampoco ha perdido el tiempo y rápidamente ha publicado en Twitter que “Madrid es de todos. También, en un momento en el que la extrema izquierda se derrumba en los barrios que se creían suyos” y ha mostrado su apoyo a Vox “ante los ataques intolerables sufridos en Vallecas”. Asimismo, el Partido Popular ha escrito en su perfil de Twitter que “los ataques sufridos por Vox y algunos de los asistentes al mitin de Vallecas son intolerables y deben tener una condena unánime. La violencia contra ideologías es inadmisible”.

Además, el candidato autonómico de Ciudadanos, Edmundo Bal, también se ha sumado a esta condena sobre lo de Vallecas diciendo que “no hay derecho a acosar a nadie por sus ideas: los únicos que sobran son los violentos”. Palabras similares a las que ha pronunciado la vicealcaldesa madrileña, Begoña Villacís, también de la formación naranja.

Silvia Moreno

Noticias de actualidad y articulista. Graduada en Periodismo, máster en Teoría Política y doctorando en Ciencias Políticas y de la Administración. Con especial interés por cuestiones relacionadas con la memoria histórica y por la investigación geopolítica en torno a movimientos políticos y sociales en Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *