Polonia, el peor país de la Unión Europea para las personas LGTB por segundo año consecutivo

Polonia sigue siendo el peor país de la Unión Europea para las personas LGTB, según el último ranking Rainbow Europe elaborado por ILGA-Europe, una ONG con sede en Bruselas que lucha por los derechos LGTB desde 1996. Este ranking analiza tanto la situación legal como el nivel de aceptación o rechazo social en el día a día.

En 2020, Polonia cayó por debajo de Letonia, país que lideraba el primer puesto, como resultado de la campaña contra las personas LGTB llevada a cabo por Andrzej Duda, presidente del país, y su partido Ley y Justicia (PiS), conocido por sus postulados de extrema derecha y por un fuerte ultraconservadurismo.

No obstante, este año ha caído aún más, pasando del 16%al 13%, manteniéndose en primera posición. En comparación a los países europeos no pertenecientes a la UE, Polonia se encontraría en el puesto 42 de 49, por debajo de Bielorrusia (12%), Rusia (10%), Turquía (4%) y Azerbayán (2%), el país con menos aceptación de las personas LGTB.

Rainbow Europe Map, mapa de aceptación LGTB de Europa. Autor: ILGA-Europe, 17/05/2021. Fuente: ILGA-Europe (CC BY-NC-ND)
Rainbow Europe Map, mapa de aceptación LGTB de Europa. Autor: ILGA-Europe, 17/05/2021. Fuente: ILGA-Europe (CC BY-NC-ND)

En el otro lado del ranking, Malta sería el país con mayor aceptación con un 94%, seguido de Bélgica (74%) y Luxemburgo (72%). A continuación, irían Portugal (68%), Noruega (67%) y un triple empate entre España, Suecia y Finlandia (65%). De los grandes países de la zona euro, Italia destacaría como uno de los más bajos, con un 22%.

La extrema derecha en Polonia y el discurso anti-LGTB

ILGA-Europa ha denunciado esta situación, señalando en su informe sobre Polonia que «la campaña de odio contra la comunidad LGBTI» ha continuado, y que se convirtió en un tema central en las elecciones presidenciales del año pasado, cuando el titular Andrzej Duda «degradó y chivo expiatorio a la comunidad LGBTI en su camino a la victoria».

Durante su campaña, el presidente Duda condenó la homosexualidad, bisexualidad y transexualidad como una «ideología del mal» y prometió «defender a los niños» de ella, así como introducir una enmienda constitucional que prohíba la adopción por parejas del mismo sexo. PiS, que apoyó la candidatura de Duda, presentó la elección como una «elección entre la Polonia blanca y roja» de Duda, una referencia a los colores nacionales, «y una Polonia arcoíris», porque el principal candidato de la oposición apoyaba los derechos LGBT.

El informe Rainbow Europe también destaca que en 2020 más autoridades locales adoptaron resoluciones que se oponen a la “ideología LGTB”. ILGA-Europa, sin embargo, dice erróneamente que algunos se han declarado “zonas libres de LGBT”, término que no aparece en ninguna de las resoluciones. Sin embargo, en las mociones y propuestas en ayuntamientos liderados por la extrema derecha sí que se indica que son municipios que se oponen a la supuesta «ideología LGTB», lo que muchos activistas interpretan como una oposición directa a las personas LGTB.

También señaló que el nuevo ministro de Educación, Przemysław Czarnek, que fue nombrado el otoño pasado, ha dicho que las personas LGTB «no son iguales a las personas normales», por lo que deberíamos «dejar de escuchar esta idiotez sobre los derechos humanos o la igualdad». Czarnek también ha comparado la “ideología LGTB” con el nazismo.

ILGA-Europe afirmó que existe “un clima de miedo y acoso estatal” contra los activistas LGTB. Señaló el arresto y la detención de Margot Szutowicz, una activista acusada de atacar un camión que mostraba mensajes homofóbos. Señaló que el tratamiento de Szutowicz y otros activistas LGTB ha sido criticado por el Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura de Polonia, el Intergrupo LGTBI del Parlamento Europeo y el Consejo de Europa.

El comisionado de derechos humanos del CoE, Dunja Mijatović, emitió un memorando sobre la «estigmatización de las personas LGTBI en Polonia». El PiS argumenta que no se opone a las personas LGTB en sí, sino a la “ideología LGTB”, que presenta como un conjunto peligroso de ideas importadas a Polonia desde Occidente que amenazan la cultura, la identidad e incluso la nación polaca.

La «ideología LGTB» ha «comenzado a dominar el mundo», «debilitando a Occidente» y «aterrorizando a la gente», dice el presidente del PiS, Jarosław Kaczyński, quien advierte que se debe impedir que Polonia siga ese camino.

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.