Miles de antifascistas protestan en Ginebra contra la visita de Eric Zemmour

Eric Zemmour sigue en Francia con su gira para recaudar fondos para las elecciones presidenciales. Y allá donde va, le persigue la polémica y las protestas de sectores demócratas. Este ha sido el caso de Ginebra (Suiza), que Zemmour visita este 24 y 25 de noviembre y donde el ultraderechista ha sido invitado por la asociación Convergences.

Esta organización convocó una charla-debate para 300 personas (previo pago) en el Hotel Hilton. Allí le acompaño otro personaje polémico, el abogado Marc Bonan, que ya anunció que donaría para la campaña de Zemmour el máximo permitido por la ley francesa: 7.500€.

Nada más correr los primeros rumores, sesenta organizaciones antifascistas protestaron enérgicamente contra la llegada del polemista.

Durante los siguientes días, aparecieron carteles hostiles en los muros de la ciudad contra el polemista como “Crève Zemmour de Merde”. El ayuntamiento de la capital se negó a darle un espacio o recibirle.

Distintos grupos antifascistas presionaron directamente al hotel Hilton para que confirmase si era el lugar donde hablaría el líder ultra.

«Esperamos que la dirección publique un desmentido y el aseguramiento de que el evento no tendrá lugar en su establecimiento el martes por la noche, por falta de lo cual consideraremos que la cadena Hilton se coloca del lado de la banalización de las ideas fascistas” – decía uno de los comunicados contra el Hotel Hilton al que acusaban de colaboracionista.

Marchas y protestas antifascistas

Pese a todo, el encuentro con Eric Zemmour acabó ocurriendo el miércoles por la noche. Y también las protestas.

La marcha convocada por el antifascismo empezó en el centro de Ginebra a las 18:00 de la tarde, estando participada por miles de personas.

Muchos manifestantes llevaban bandera negras y se coreaban consignas como “Ginebra sigue siendo antifascista”.

También se unieron a la marcha distintos sectores del Partido Socialista Suizo, junto a sindicatos y otras formaciones políticas.

Las protestas ocurrieron de manera pacífica y sin altercados durante varias horas, vigiladas por un gran despliegue policial.

Otras protestas también ocurrieron en la estación de tren de Cornavin, donde se esperaba la llegada de Zemmour (que finalmente optó por bajar antes y llegar discretamente en auto privado).

¿Quién es Eric Zemmour? El polemista que podría pasar a segunda vuelta

Zemmour es un escritor y tertuliano de francés de 63 años, apodado el «Trump francés», que ha resultado ser la sorpresa de las elecciones presidenciales de Francia de 2022.

De aires ultraconservadores, se considera a sí mismo “reaccionario” y esta en contra de los movimientos por la igualdad, siendo especialmente critico con el feminismo y el movimiento LGTB.

Todo esto esta lo une con un discurso de exaltación de la patria francesa y de rechazo profundo a la inmigración, llegando a decir que “la mayoría de los traficantes son negros o árabes”.

Esto le ha causado múltiples problemas y despidos, lo cuál no ha hecho mas que acrecentar su aura de tertuliano de la ultraderecha y tener una ferviente legión de fans.

Ahora en 2022, se producirán las elecciones presidenciales francesas, que antes de su llegada parecían repetir el escenario de 2017 con un enfrentamiento entre Emmanuel Macron y Marine Le Pen.

Su llegada ha azuzado el tablero político galo, superando a una desgastada Marine Le Pen (que lleva presentándose desde 2011) y ocupando el segundo lugar en intención de voto, con entre un 16,5% y un 18% de intención de voto.

En primer lugar sigue Emmanuel Macron, con un 25% de intención de voto en la primera vuelta.

Unos resultados que de mantenerse podrían desembocar en un duelo entre Macron y Zemmour, e incluso, llevar a este ultraderechista al Elíseo.

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.