Un neonazi de Bastión Frontal amenaza y extorsiona a un periodista con revelar sus datos y su domicilio

El periodista Israel Merino, escritor habitual de medios como CTXT y El Confidencial, y colaborador en El Salto Diario, Público y Vice, relató a través de un artículo titulado «Esto no es normal» en el medio CTXT cómo un neonazi de Bastión Frontal le envió mensajes amenazantes con su DNI, su domicilio habitual e incluso, en su pueblo. Llegó también a enviarle una fotografía suya con la cara magullada por una agresión de hace dos años diciendo que «la próxima vez sería peor».

Según relata Israel Merino, el neonazi de Bastión Frontal le pedía que retirase los vídeos y fotografías que había sacado de una manifestación donde había participado el grupo neofascista el pasado 18 de mayo a raíz de los sucesos en Marruecos y que se posicionase a favor de dicho grupo. De lo contrario, además de las amenazas a su integridad física, el neonazi le dijo que Bastión Frontal difundiría sus datos personales.

Como periodista, Merino relata que es habitual que cubra protestas y manifestaciones, publique el material y luego trate de venderlo a los medios de comunicación, como La Sexta. También cuenta que, por desgracia, es habitual que reciba insultos y amenazas por hacer su trabajo, a lo que suele responder de manera irónica y bloqueando.

Y esto sucedió cuando las imágenes capturadas por el periodista se viralizaron en Twitter. «Venían todas, vía MD de Twitter e Instagram, de cuentas fake con perfiles relacionados con Bastión Frontal». «Estoy acostumbrado a estas mierdas, así que empecé a aplicar mi protocolo habitual: mofarme, vacilarles, bloquear y denunciar. Nada, lamentablemente, fuera de la normalidad de cualquier periodista», relata.

«La próxima vez será peor»

A continuación, Israel Merino relata cómo le vino un «escalofrío» cuando vio que a través de un mensaje privado en su cuenta de Instagram le llegó una captura de pantalla de una ubicación de Google Maps con la ubicación exacta de su piso. «Joder, os reconozco que se me heló la sangre cuando lo vi», relata el periodista. «Era un mapa de una calle de Madrid. Concretamente, de mi calle. Era mi piso. Mi residencia. Mi puto hogar«.

El neonazi, tras pasarle datos sobre su DNI y la fotografía de la casa en la que se crió de pequeño, trató de extorsionarle diciendo que «tenía cinco minutos para subir un vídeo a mi Twitter posicionándome a favor de Bastión Frontal y pidiendo perdón a la organización por haber grabado los vídeos.» De no hacerlo, difundiría sus datos.

No obstante, Israel Merino relata con contundencia y con extraordinaria firmeza que por nada del mundo iba a dejarse amedrentar por nadie.

Podéis amenazarme todo lo que queráis, podéis presionarme para que haga mil cosas; podéis estar más fuertes que yo, podéis tener entrenamiento militar y saber cómo reventarme el cráneo a patadas, pero nunca, y os lo juro por la tumba de mis muertos más frescos, nunca pienso dejar que nadie me extorsione con el fin de coartar mi libertad.

Transcurridos los cinco minutos, el neonazi de Bastión Frontal le aseguró que sus datos habían sido difundidos, diciendo que “hasta los camaradas de Casa Pound”, un grupo neonazi de Italia, tenían su DNI. Antes de marcharse, envió la fotografía de su rostro magullado de hace dos años diciendo que «la próxima vez será peor. Nos vemos en las calles.»

Además de reivindicar su profesión y su libertad, Israel Merino ha puesto la situación en conocimiento de las autoridades y ha apelado al grupo neofascista Bastión Frontal. «Queréis amedrentarme, pero no lo conseguiréis. Como no voy a parar de trabajar, os voy a dar un consejo: si algún día me encontráis cinco de vosotros en el metro, aseguraos de que sea ya un cadáver cuando terminéis conmigo, porque solo así voy a dejar de hacer lo que hago.

Por supuesto, las redes sociales se han volcado con el periodista, que ha recibido ánimos y apoyo desde diferentes medios y personalidades.

Fuentes y enlaces:

– Foto de portada: Protesta de Bastión Frontal. Autor: Israel Merino, 18/05/2021. Fuente: Cuenta de Twitter @israelmerino_

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.