‘La lengua de las mariposas’: una historia de persecución fascista de la enseñanza

La lengua de las mariposas es una película española de 1999 dirigida por José Luis Cuerda, guionizada por Rafael Azcona y protagonizada por el icónico actor Fernando Fernán Gómez. Este conocido film, que ha pasado a ser una película de culto dentro del cine español, está basado en la adaptación de tres relatos cortos realizados por Manuel Rivas, en concreto: La lengua de las mariposas, Un saxo en la niebla y Carmiña.

La obra centra su acción en la España de 1936 justo antes del golpe de estado de Francisco Franco que derrocaría la Segunda República y que conduciría a España a una guerra civil con el resultado de una posterior dictadura hasta 1975. En esta época la persecución de maestros y maestras republicanos por parte del régimen de Franco fue una de las señas de identidad del este periodo, junto a otros factores como la ausencia de libertades, la represión y el adoctrinamiento ideológico.

Con este contexto social y político como telón de fondo, esta maravillosa historia narra la relación entre un maestro de escuela de nombre Don Gregorio (Fernando Fernán Gómez) de un pueblo del norte de Galicia y un avispado chico, su alumno, llamado Moncho (Manuel Lozano).

Los dos entablan una entrañable relación que se verá afectada por la llegada al poder de Francisco Franco, donde Don Gregorio, a menudo más una figura paterna para Moncho que un profesor al uso, será considerado enemigo del nuevo régimen. La amenaza política que supone esta relación irá abriendo una brecha entre ambos que resulta una perfecta alegoría del cisma que sufrió la sociedad española con el estallido de la Guerra Civil y cuyas consecuencias perduran hasta el día de hoy.

Toda una lección de lo que unas ideas antidemocráticas impuestas por la violencia pueden llegar a provocar.

La lengua de las mariposas y sus personajes

Portada del libro de la Constitución de la República Española. Autor: Sucesores de Rivadeneyra (SA), Imprenta (Madrid), 1931.
Portada del libro de la Constitución de la República Española. Autor: Sucesores de Rivadeneyra (SA), Imprenta (Madrid), 1931.

La lengua de las mariposas describe una historia sencilla en un pueblo gallego. Los personajes que salen en el relato están cuidadosamente elegidos con la intención de representar a los diferentes agentes sociales e instituciones que formaron parte de un conflicto social que se desencadenó durante el golpe de estado y la instauración de una dictadura de inspiración fascista encabezada por el general Francisco Franco con el apoyo de los sectores más conservadores, católicos y pudientes de la España de los años 30.

De esta forma, los republicanos quedan representados en el film a través del profesor Don Gregorio o incluso los propios padres de Moncho. El mismo maestro se encuentra temeroso y consciente del contexto de incertidumbre que se avecina y lo muestra en muchas de sus escenas sin ningún tipo de pudor ni sutileza.

Por otro lado, los padres de Moncho también condicionan su comportamiento para poder sobrevivir a la represión franquista. Ejemplo de esto es como intentan disimular y ocultar que el padre de Moncho es ateo y un fiel republicano partidario de la figura de Manuel Azaña, quien fuera presidente de la Segunda República y una de las figuras fundamentales del republicanismo español.

Además, también están bien caracterizados los demás grupos de poder que apoyaron al bando sublevado. En este caso, se observa un claro antagonismo entre el sacerdote y Don Gregorio. Existe una escena bastante significativa en la película donde el propio párroco le reprocha al maestro que desde que el joven Moncho va a la escuela ha perdido interés por la iglesia y en la religión.

En la película, también se puede observar al cacique del pueblo, llamado Don Avelino, el cual, es un ferviente partidario del bando falangista. Sus gestos de desaprobación por parte de este personaje frente a las ideas y la manera de dar clase de Don Gregorio son continuos en la trama. Cabe destacar una escena donde don Gregorio realiza un discurso en favor de la libertad y la importancia de la educación como herramienta para la democracia y la tolerancia, discurso que acaba provocando la salida airada de la clase de Don Avelino.

Por último, la Guardia Civil también saldrá representada en la película, sobre todo en la parte más instrumental de la represión, ejerciendo la violencia física sobre los republicanos finalmente perseguidos en el pueblo.

La propuesta educativa de la Segunda República

Escuela en España durante los años 20 y 30
Escuela en España durante los años 20 y 30

La Segunda República protagonizó una reforma del sistema educativo español que resultó ser radicalmente progresista en el contexto europeo e internacional de su época, siendo todo un referente. Si bien es cierto que no todos los objetivos que se marcaron se cumplieron y que se quedó mucho en el plano teórico, entre otros motivos, debido a la crisis del crack del 29 y el contexto socioeconómico que aconteció. No obstante, las medidas educativas por la segunda República fueron todo un ejemplo para su época.

De esta forma, el objetivo del plan educativo republicano consistía en mejorar la educación recibida por los alumnos y reconocer la importancia social de la figura del docente. Así pues, se introdujo por primera vez la coeducación. Es decir, el método educativo que se suele dar en las escuelas públicas actuales, donde se supone que la educación que recibe el alumnado parte de un principio de igualdad de género y asegura la no discriminación por razones de sexo o género.

Además, se reforzaron de manera notable los equipamientos e infraestructuras dirigidos exclusivamente al ámbito educativo creando las cantinas, los comedores escolares, aumentando el número de bibliotecas y construyendo un número considerable de nuevas escuelas.

Por otra parte, la Iglesia Católica que anteriormente había tenido un papel fundamental en la educación quedó relegada a un segundo plano. La Segunda República defendió una educación laica, remitiéndose a la Constitución democrática de 1931, la cual remarcaba el carácter aconfesional del país.

Todos estos avances descritos que, en principio, fueron realizados para conseguir una sociedad mejor, más igualitaria y democrática, propiciaron por este mismo motivo la posterior represión y depuración del régimen franquista sobre el ámbito educativo. Uno de los sectores más intervenido por la dictadura y donde el régimen dictatorial puso más ahínco en borrar todos los logros conseguidos por las propuestas de la Segunda República y donde la Iglesia Católica volvió a tener un papel principal y protagonista.

Depuración franquista del magisterio español

"La lengua de las mariposas" describe el proceso de represión progresivo a la educación. Cartel propagandístico de FE y de las JONS en 1935.
“La lengua de las mariposas” describe el proceso de represión progresivo a la educación. Cartel propagandístico de FE y de las JONS en 1935.

Como se puede observar en la película La lengua de las mariposas, el sector de la educación y los personajes representados bajo el arquetipo de Don Gregorio (los docentes) fueron perseguidos, apartados de la enseñanza y en muchos casos perseguidos y/o asesinados u obligados al exilio por parte de la represión franquista.

De esta manera, inmediatamente después del golpe de estado en julio de 1936, se iniciaron las primeras fases de la depuración franquista, proceso el cual se fue expandiendo a la vez que el bando sublevado se hacía con nuevos territorios arrebatados al bando republicano. En este proceso de represión hacia el sector educativo, no solo se vio afectado el sector docente sino incluso quienes estaban cursando su formación en Magisterio. Todos ellos tuvieron que pasar por un proceso de revisión donde se les realizó un expediente depurador.

Dentro de este proceso de represión, el colectivo que más sufrió fue el cuerpo de maestros nacionales. Muchos de ellos fueron directamente asesinados, otros encarcelados u obligados a dejar la enseñanza de por vida, optando muchos por el exilio.

De este modo, el objetivo de esta exhaustiva persecución era la destrucción de todos los avances escolares republicanos, así como de los valores laicos, democráticos y de igualdad de género que promulgaba. Unos valores totalmente contrarios a la educación implantada por el franquismo, la cual fue profundamente machista, antiliberal, reaccionaria, ultranacionalista y ultracatólica, además de adoctrinante y orientada a la idea de España asumida por el nacionalcatolicismo y el falangismo.

El Decreto 66 y las comisiones de depuración

A través del Decreto 108, la depuración y la represión sobre el ámbito educativo pasó a ser tarea del Ministerio de Educación. Fue a raíz de este cambio cuando se redactó el Decreto nº 66 por parte de la Comisión de Cultura y Enseñanza presidida por el escritor José María Pemán.

El propio Pemán el 7 de septiembre de 1936 realizó este comunicado dirigido a las Comisiones Depuradoras y sus miembros:

Si todos cuantos forman parte de la Comisiones depuradoras se compenetran de esta manera de pensar y la transmiten en patriótico contagio a aquellos que han de coadyuvar a su labor en sus informes, es cosa segurísima que antes de mucho, en esta España que hoy contemplamos destruida, empobrecida y enlutada, una vez restaurado su genio y tradición nacional, veremos amanecer en alborada jubilosa, un nuevo siglo de oro para la gloria de la Cristiandad, de la civilización y de España.

De este modo, a través del decreto 66 se articularon comisiones de depuración encargadas de intervenir, investigar y juzgar los diferentes ámbitos educativos: Universidades, escuelas de arquitectura e ingeniería, escuelas de comercio, institutos, escuelas de magisterio, escuelas de comercio, escuelas de artes y oficio, etc.

Las comisiones depuradoras seguían un procedimiento muy concreto donde se solicitaban al menos cuatro informes diferentes, normalmente uno redactado por el alcalde, otro por el cura de la zona o pueblo, el tercero por el jefe de la Guardia Civil y el cuarto por algún padre bien considerado por el régimen perteneciente a la comunidad.

Pliego de cargos contra el profesor José Álvarez Blázquez, 30/09/1936. Fuente: Universidad de A Coruña la lengua de las mariposas
Pliego de cargos contra el profesor José Álvarez Blázquez, 30/09/1936. Fuente: Universidad de A Coruña

Este conjunto de informes fueron la principal base documental de la cual se apoyaba la comisión depuradora. Así pues, una vez dicha comisión había estudiado el caso, se pasaba a redactar la acusación, denominada Pliegos de cargo. En dichos informes se acusaba a los docentes de tener actividades o actitudes en contra de la nación, y además se les pedía que confesaran si pertenecían a la masonería, si habían ostentado algún alto cargo durante la Segunda República y si conocían además a personas que estuvieran también involucradas en actividades similares.

Finalmente, se le permitía al acusado redactar un documento en su defensa denominado Escritos de descargo, aunque nunca se respetaba la presunción de inocencia y prácticamente todas las acusaciones acababan con sanciones de mayor o menor rango.

La realidad fue que en España durante la dictadura de Francisco Franco se llegaron asesinar unos 60.000 maestros y se redactaron unos 560.000 expedientes de depuración (Morente, 1996). El régimen persiguió sin descanso y con meticulosidad todo atisbo de educación, visión y moral republicana imponiendo una educación rígida enfocada en formar a las futuras generaciones bajo los ideales fascistas y ultracatólicos que caracterizaban a la dictadura.

De esta manera, como se ve en La lengua de las mariposas, la educación pasó a ser regida en su totalidad por solo dos instituciones: el partido Falange Española Tradicionalista de las JONS y la Iglesia Católica. Una influencia que aún se puede observar hoy en día con el modelo español de educación, donde la educación concertada y privada (en muchas ocasiones ligada a la Iglesia Católica) sigue gozando de privilegios.

La relación estrecha entre educación e Iglesia proveniente del franquismo, junto con políticas que han priorizado la financiación de lo concertado frente a lo público, puede explicar en muy resumidas cuentas el porqué de las estadísticas de España: un 68% de escolarización pública, bastante por debajo de la media europea de un 81%, presentando así un sector concertado muy potente respecto a otros modelos de países europeos. Inercias que indican como la educación española a día de hoy aun se ve claramente influenciada por políticas que favorecen a la educación concertada/privada ligadas a la propia Iglesia, una institución que participó activamente en los asesinatos y condenas injustas de los maestros republicanos, salvo excepciones.

En definitiva, La lengua de las mariposas y su relato muestra una de las persecuciones más exhaustivas e inmorales que se han realizado en la historia de Europa sobre la enseñanza, la educación y la igualdad de oportunidades, condenando a generaciones enteras a recibir una educación fascista, adoctrinadora y deficiente. Es por eso que hace falta resaltar el ejercicio de memoria histórica que hace este film para dejar al franquismo y a sus herederos contemporáneos, la ultraderecha, Al Descubierto.

Álvaro Soler

Articulista. Sociólogo y gestor medioambiental, con suerte de poder compartir vocación y formación. Las Ciencias Sociales son una parte muy importante de mi vida. Considero la divulgación a través de la sociología como una gran herramienta para destapar las injusticias sociales y arrojar luz sobre la actualidad diaria contribuyendo así a ser un poco más libres y justos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *