Un padre enseña a su hijo valores limpiando grafitis fascistas en monumentos a las Brigadas Internacionales en Escocia

La semana pasada, dos monumentos en el Duchess Park de la localidad de Motherwell en Glasgow que conmemoraban las acciones de las Brigadas Internacionales, voluntarios de todo el mundo que acudieron a defender a la Segunda República durante la Guerra Civil Española del bando sublevado, fueron vandalizados con símbolos fascistas y proclamas franquistas en su superficie, tal y como han informado los medios The National y la BBC.

Concretamente, los monumentos están dedicados a los cuarenta voluntarios de la región de North Lanarkshire que acudieron a defender la democracia. En una de las placas del monumento, se puede leer en castellano: “Por la paz, la libertad y la democracia, no pasarán”. Después de la vandalización, la palabra “pasarán” ha sido tapada por la palabra “Franco” en mayúsculas y en color rojo.

La primera persona en informar de lo sucedido fue Derek Watson, un artista y podcaster escocés, a través de su cuenta en la red social Twitter:

“Siguiendo el vandalismo, parece que podrían ser fascistas o niños pequeños tontos. Cualquier información sería bienvenida ¡No Pasaran!“, anunció en un tuit donde, además, colgó una fotografía que demostraba el incidente.

Además, también fue dibujada la cruz celta y el símbolo de las SS, la guardia de élite del partido nazi en Alemania entre 1926 y 1945. Unas acciones que fueron respondidas con condenas al acto fascista.

Un padre enseña antifascismo a su hijo

Esta vandalización habría pasado más desapercibida si no fuera por la acción viral de un padre que quiso darle una lección a su hijo.

Un hombre llamado Steven McGowan y su hijo de seis años decidieron acudir en bicicleta a limpiar el monumento de los grafitis fascistas.

Después de subir varias fotografías a redes sociales para enseñar lo que ambos habían hecho, fueron entrevistados por varios medios, incluyendo la radio local y la BBC. McGowan declaró que “no podía creer que vi un grafiti fascista en un monumento de guerra antifascista. Me enfermó hasta la boca del estómago y me enfadó mucho”.

“Si me ve ahí limpiando el desorden, sabrá que el vandalismo en general está mal”, explicó en referencia a llevar a su hijo, añadiendo que “también me dio la oportunidad de explicarle por qué ha sido objeto de vandalismo y pude contarle sobre el tipo de personas que hicieron el daño para que pudiera saber por qué todo está tan mal”. “Aunque sea un poco pequeño aún, puede aprender lo que está bien y lo que está mal“.

“Creo que es necesario inculcar creencias antifascistas y antirracistas en sus hijos desde una edad temprana y espero que él continúe manteniendo esos puntos de vista a medida que crezca”, añadió.

“El fanatismo y la intolerancia simplemente muestran la falta de educación”, finalizó el padre.

La acción, que se ha vuelto viral, ha tenido respuestas mayoritariamente positivas, especialmente a través de las redes sociales: “Como hija de un minero de Lanarkshire que luchó en la Guerra Civil Española como miembro de las Brigadas Internacionales, estoy muy agradecida con su amigo McGoo y su hijo por sus amables y reflexivas acciones“.

Mientras tanto, las autoridades policiales han iniciado una investigación para encontrar a los responsables de una vandalización que se une a otras ya sufridas por otros monumentos tanto en España como en otros lugares del mundo en honor a las Brigadas Internacionales. Un portavoz del concejo ha tildado lo sucedido como un acto de vandalismo atroz“.

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *