Combat 18: así es el terrorismo de extrema derecha

El terrorismo de extrema derecha no ocupa espacios en los principales medios de comunicación, o al menos quizá no tanto como se debería. No en vano, en general los ataques por motivos ideológicos organizados por grupos ultraderechistas no copan los grandes debates sociales y políticos, con honrosas excepciones. Sin embargo, existen muchos de estos grupos por todo el mundo, especialmente en Europa y en América, siendo Combat 18 uno de ellos y de los más conocidos.

Hoy en día, Alemania y Estados Unidos son dos países donde los ataques organizados de grupos neofascistas está aumentando, hasta el punto de ser considerado el primer problema de seguridad nacional en el caso del país europeo, dicho tanto desde el gobierno como en los sondeos de opinión pública, donde el neofascismo está también viviendo un resurgimiento muy peligroso.

Sin embargo, en los años 80 y 90, ese dudoso honor estaba sobre países como España y Reino Unido. En el primer caso, era consecuencia de la resistencia abandonar el régimen dictatorial de Francisco Franco. En el segundo, tenía más que ver con el auge del movimiento skinhead y la ola neoconservadora que trajo consigo la primera ministra Margaret Tatcher junto a una crisis generacional importante.

Es aquí donde nace Combat 18 y donde se llegaría a convertir en un referente dentro de las organizaciones neofascistas violentas con células en varios países del mundo, incluyendo España, Alemania o Francia.

El nacimiento neofascismo británico

Manifestación del Frente Nacional (FN), génesis de Combat 18. Autor: White Flight, 1970s. Fuente: Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0)
Manifestación del Frente Nacional (FN), génesis de Combat 18. Autor: White Flight, 1970s. Fuente: Wikimedia Commons (CC BY-SA 4.0)

Combat 18 es el resultado de un caldo de cultivo que llevaba fraguándose durante décadas. A pesar de que Reino Unido fue atacado por la Alemania Nazi durante la Segunda Guerra Mundial y el país británico se convertiría en abanderado de la lucha contra el nazismo, eso no significa que no existieran simpatías nazis en el país.

Durante el auge del nazismo, existía la Unión Británica de Fascistas (BUF) y su rama paramilitar, la Fuerza de Defensa Fascista, fundada en 1932 y que fue prohibido en 1940 por temor a que, una vez iniciada la Segunda Guerra Mundial en 1939, el partido ayudara al otro bando durante el conflicto.

¿Quieres seguir leyendo? ¡Hazte miembro de Al Descubierto! A partir de 5 euros al mes, podrás acceder a contenido exclusivo, promociones, regalos y otras ventajas. ¡Únete a Al Descubierto y ayúdanos a seguir creando más y mejor contenido!

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *