Europa corta los fondos europeos a Hungría por su ley homófoba con la ultraderecha en contra y la abstención del PP

Tras la polémica en Hungría por la aprobación de una ley que prohíbe hablar de homosexualidad en los centros escolares bajo la excusa de proteger a los menores de edad de la pedofilia, el Parlamento Europeo ha aprobado con amplia mayoría cortar los fondos europeos al país presidido por Viktor Orbán. La aprobación de la medida ha contado con 459 votos a favor, 147 votos en contra y 58 abstenciones.

Así, la Eurocámara ha mostrado su crudeza contra el gobierno autoritario de Hungría tras varios meses de confrontaciones que han acabado con la expulsión de Fidesz, el partido político de Orbán, del Grupo del Partido Popular Europeo y que ya puso en peligro la llegada de fondos tanto a Hungría como a Polonia por motivos similares. Sin embargo, la Unión Europea había sido criticada por no abordar el progresivo deterioro de los derechos y libertades del país con seriedad y que ha convertido a Hungría en un país autoritario donde la discriminación a las minorías étnicas y las personas LGTB en la norma.

Con la aprobación de esta medida, los 7.000 millones de euros que les correspondía a Hungría como parte de los fondos de recuperación aprobados para paliar los efectos de la crisis sanitaria están más cerca de quedar en suspenso. El Parlamento Europeo pide a la Comisión Europea que “analice cuidadosamente” cada medida del plan de reformas presentado por el Gobierno de Viktor Orbán para acceder estos fondos europeos y “que solo lo apruebe si se constata que no contribuirá a la aplicación de la ley”.

Además, como un requisito previo, se ha pedido que Hungría apruebe las recomendaciones solicitadas para la aprobación de los fondos europeos. Se trata de recomendaciones en el área del cumplimiento del Estado de derecho, la lucha contra la corrupción, la independencia judicial, el acceso a la información pública y una mayor vigilancia sobre las contrataciones públicas.

Úrsula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, calificó en su momento la ley de “vergüenza”, amenazando con lo que ayer se convirtió en una realidad, y es la disposición de la Unión Europea a dejar a Hungría sin una de las principales fuentes de su economía: los fondos procedentes de la UE. Unos fondos europeos que Orbán ha utilizado en su beneficio para sostenerse en el poder.

El Partido Popular Europeo vota a favor, excepto el PP de España

Esteban González Pons. Autor: Partido Popular Comunitat Valenciana, 18/06/2011. Fuente: Flickr (CC BY 2.0)
Esteban González Pons. Autor: Partido Popular Comunitat Valenciana, 18/06/2011. Fuente: Flickr (CC BY 2.0)

Relevante ha sido la votación del Partido Popular Europeo, la formación que agrupa a los principales partidos de centro derecha y de derecha conservadora en Europa y donde se ubica, entre otros, el Partido Popular (PP) de España o la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Alemania. Y donde también se ubicaba Fidesz, el partido de Orbán, hasta que fue expulsado del mismo hace unos meses.

Así, el grupo popular europeo ha ratificado su rechazo a las medidas autoritarias y homófobas de Orbán una vez más votando a favor de la norma, pero con una notable excepción: el PP de España. Los 12 eurodiputados de la formación liderada por Pablo Casado ha optado por abstenerse, excepto el escaño ocupado por Esteban González Pons, quien ha sorprendido por distanciarse de la disciplina de partido y votar a favor de la reprobación de Orbán.

Esto distancia una vez más al PP de su propio grupo parlamentario europeo, sin que se haya dado una explicación de el por qué de este sentido del voto. Y es que no es la primera vez que sucede. En 2018, la UE aprobó quitar el voto a Hungría por sus reformas autoritarias, donde el PP de España tampoco apoyó la moción. En enero de este año también se abstuvo en una propuesta de pedir más independencia judicial a Hungría y a Polonia, donde la separación de poderes se encuentra en entredicho.

Por otro lado, han votado en contra el eurodiputado del Partido Popular Demócrata Cristiano de Hungría, el escaño rumano del Partido del Movimiento Popular, los dos escaños del Partido Demócratacristiano de Eslovaquia, un diputado de Forza Italia, dos asientos del Partido Popular Checoslovaco, los dos eurodiputados de la Alianza Democrática de Húngaros en Rumanía y el eurodiputado del Partido Popular de Eslovenia.

No obstante, la reprobación a Hungría consigue aglutinar a la mayoría de la cámara, desde la derecha conservadora, pasando por el centro hasta la izquierda.

La extrema derecha vota en contra de cortar los fondos europeos

Los mayores apoyos a Hungría en su ley homófoba han venido del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) y de Identidad y Democracia (ID), que aglutinan a los principales partidos de extrema derecha europea, además de los partidos que más en contra están del proyecto europeo.

En cuanto a Identidad y Democracia, donde se encuentran el Partido de la Libertad de Austria, Alternativa para Alemania, Agrupación Nacional de Francia, la Liga de Italia o el Partido de la Libertad de Países Bajos, prácticamente todo el grupo parlamentario se ha puesto del lado de Hungría. El único voto favorable al veto ha venido de la mano de Peter Kofod, el eurodiputado del Partido Popular Danés.

En lo que respecta a ECR, también ha habido una abrumadora mayoría en contra de reprobar a Orbán. Los cuatro eurodiputados de Vox, Hermann Tertsch, Mazaly Aguilar, Jorge Buxadé y Margarita de la Pisa Carrión se han puesto del lado de Hungría, como cabía esperar tras sus declaraciones al respecto tanto en redes sociales como en prensa.

No obstante, del ECR han salido cuatro votos favorables: los tres eurodiputados de Nueva Alianza Flamenca de Bélgica y una eurodiputada del Partido Democrático Cívico de República Checa. Además, ha habido hasta 10 abstenciones por parte de este grupo.

Hungría también ha recibido el apoyo de 5 eurodiputados no adscritos a ningún grupo, además de los 12 de Fidesz, que fueron expulsados del PPE. Como nota de curiosidad, del grupo socialdemócrata, ha obtenido también el apoyo de María Grapini, eurodiputada de Rumanía.

Se perfila así todavía más la estrategia de la extrema derecha por implantar su agenda en las estructuras de la Unión Europea, una estrategia que han ido tomando progresivamente y que se ha visto en varias acciones, como el reciente manifiesto firmado por prácticamente todas las fuerzas ultraderechistas donde pedían más soberanía para los países miembros, o la iniciativa de Viktor Orbán de agrupar a toda la extrema derecha en un único grupo parlamentario.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Úrsula von der Leyen, la presidenta del Europarlamento. Autor: Europarlamento, 16/07/2019. Fuente: Flickr (CC BY 2.0)

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Un comentario en «Europa corta los fondos europeos a Hungría por su ley homófoba con la ultraderecha en contra y la abstención del PP»

  • el 13 julio 2021 a las 15 h 40 min
    Enlace permanente

    Por que el Face ,no le cierra la cuenta a este sujeto propagador de bulos?

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *