Viktor Orban rechazará los fondos europeos si se tumba su Ley anti LGTB en medio de protestas

Viktor Orban, el primer ministro de Hungría, ha sido claro: ante la ofensiva de la Unión Europea por la aprobación de la famosa y polémica ley que prohíbe hablar a los menores de edad de homosexualidad, ha asegurado que su país no aceptará el dinero del fondo europeo de recuperación frente a la pandemia de coronavirus si a cambio se le exige eliminar dicha norma legal.

Si bien la situación de Hungría con respecto a la Unión Europea lleva siendo tensa desde hace meses, la deriva autoritaria y anti LGTB de Orban le han valido no únicamente su expulsión del Partido Popular Europeo, sino también de que las ayudas económicas europeas se vean condicionadas a que el país preserve unas mínimas garantías de derechos humanos y libertades.

Sin embargo, en lugar de regular, Viktor Orban ha acusado a la UE de «vandalismo legal» por abrir expediente a Hungría por la citada ley y por acordar en el Parlamento Europeo la condena por su aprobación, y ha lanzado un órdago al anunciar hace unos días un referéndum a toda la ciudadanía donde buscará tener el respaldo mayoritario que le permita ganar legitimidad frente al resto de países europeos. Un referéndum que recuerda al convocado en 2016 sobre el acogimiento de refugiados de la Guerra Civil de Siria y que fue invalidado por falta de quórum.

Así, según el gobierno húngaro, la Comisión Europea habría retrasado la aprobación del plan de recuperación anti-COVID19 dado «su rechazo político a una legislación nacional aprobada para proteger la infancia». Y es que el plazo legal para que cada país presente su plan de gasto que justifique los fondos europeos acabó hace más de una semana tras dos meses de plazo.

No obstante, todavía se pude acordar una prórroga, que por el momento no se ha avanzado por ninguna de las partes.

Protestas en Budapest contra Orban

Mientras estas polémicas se han dado durante los últimos días, el sábado se celebró el Orgullo LGTB en Hungría, con una sonora protesta en la capital, Budapest, contra el gobierno de Viktor Orban y Fidesz, su partido, por la discriminación al colectivo.

Según los diarios locales, asistieron unas 20.000 personas a la cita, que desfilaron por las calles y manifestaron su rechazo a las leyes homófobas de Orban. Afortunadamente, la manifestación transcurrió sin incidentes. Entre las declaraciones de los mismos, citaron la falta de libertades del país, los ataques a su colectivo y criticaron decisiones como la de la multa a una editorial por vender libros infantiles que mostraban a parejas del mismo sexo.

Por su parte, el gobierno húngaro sigue insistiendo en que estas leyes no buscan discriminar a las personas LGTB, sino proteger a la infancia de la pedofilia, una táctica muy común en la extrema derecha para justificar la homofobia.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Viktor Orban. Autor: Parlamento Europeo, 19/05/2015. Fuente: Flickr (CC BU-NC-ND 2.0)

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.