Neofascistas dan una brutal paliza al director del sindicato de periodistas durante manifestación antivacunas en Berlín

Durante una protesta en Berlín, la capital de Alemania, neofascistas relacionados con el grupo Pensamiento Alternativo han agredido a varios periodistas, entre ellos, a Jörg Reichel, director del sindicato de periodistas, el cual pasaba con su bicicleta por el barrio de Kreuzberg cuando fue asaltado y golpeado, siendo ingresado en el hospital en estado muy grave.

Todo sucedió durante una protesta contra las restricciones para contener la pandemia del coronavirus organizada por negacionistas y antivacunas el pasado domingo y a la que se sumaron varios grupos de extrema derecha. La protesta, que no estaba autorizada, se saldó con 600 personas detenidas y varias heridas, tal y como informó Thilo Cablitz, portavoz de la policía de Berlín, a la que habían acudido unas 2.000 personas, según fuentes policiales y según lo publicado por el diario DW.

El Tribunal Superior Administrativo de Berlín-Brandeburgo había prohibido hasta 17 manifestaciones en contra de las medidas para frenar el coronavirus al considerar que no se iban a respetar las mínimas medidas de seguridad higiénico-sanitarias. Sin embargo, sí había autorizada una caravana de coches a modo de protesta, pero centenares manifestantes se saltaron esta norma y se concentraron de manera espontánea sin autorización.

A través de la cadena regional RBB, la policía indicó que los manifestantes trataron de romper los cordones policiales y aislar a los agentes, por lo que las fuerzas de seguridad hicieron uso de gases lacrimógenos y cargaron contra la multitud.

«En varios puntos del oeste de la ciudad hay todavía grupos grandes de personas que tratan de concentrarse y de ponerse en marcha. Nuestras barreras están siendo ignoradas y los agentes están siendo agredidos. Se han producido detenciones», tuiteaba la policía poco antes de las 14:00 horas.

La protesta se dio mientras en el Bundestag, el parlamento alemán, debatía la Ley de Protección contra las Infecciones, para dar sustento legal a las restricciones impuestas por las autoridades para frenar el avance del coronavirus

Pensamiento Alternativo, detrás de la manifestación en Berlín

Al parecer, detrás de la mayoría de las concentraciones contra las medidas para contener el virus se encuentran, además de grupos negacionistas y antivacunas, la extrema derecha. Concretamente, el grupo Pensamiento Alternativo, vinculado al neofascismo berlinés, y que fuentes policiales relacionan con el ataque a varios periodistas, incluyendo a Jörg Reichel, quien ya acumulaba varias amenazas.

El sitio web del periódico Der Tagesspiegel asegura que en la convocatoria a la manifestación hubo llamados explícitos a llevar niños, para evitar que la Policía actuara con medidas más extremas para dispersar a los reunidos. Entre los presentes en la manifestación había también importantes miembros del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) y el Partido Nacional Demócrata de Alemania (NPD), históricamente ligado al nazismo.

Incidente que se suma a la creciente ola de la extrema derecha en Alemania, que ya se sitúa como uno de los principales problemas del país. Desde Alternativa para Alemania, el principal partido de esta tendencia, hasta la aparición y crecimiento de grupos neofascistas y neonazis, hasta el 70% de la población considera que el terrorismo y la delincuencia de estos grupos constituye una de sus mayores preocupaciones. Esto se refleja, además, en un considerable aumento de los delitos de odio, incluyendo ataques a personas migrantes, personalidades de izquierdas y homosexuales.

En 2015 y 2016 se considera el primer pico de esta segunda escalada de la violencia neonazi, que pareció reducirse en 2017 hasta producirse nuevos repuntes en 2018, 2019 y 2020.

La Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV) concluyó en 2018 que hay 24.100 militantes ultraderechistas activos en el país, sobre una población de algo más de 82 millones de personas, la mitad de ellos dispuestas a emplear la violencia.

Además, se contabilizaron 1.156 delitos violentos de “delincuencia con motivación política, de ultraderecha”, una subida del 2,3% respecto a 2017. Las víctimas ascendieron a 838 en 2018, las lesiones físicas aumentaron un 4% y los intentos de homicidio fueron 7.

En junio 2019, el político del CDU Walter Lubcke, quien se mostró a favor de la política de acogimiento de refugiados, fue asesinado de un disparo en la cabeza por una persona asociada a Combat18, Blood&Honor y el NPD. Ese mismo año, hubieron dos asesinatos en Halle tras el ataque a una sinagoga en plena celebración. Un año en el que, según los datos del gobierno de Alemania, se realizaron una media de cinco ataques cada día contra personas migrantes.

Para 2020, un informe aseguraba que los delitos antisemitas habían aumentado un 13% con respecto a 2019, con más de 2.000 registros. Ese mismo año, dos locales en Hanau fueron víctimas de un tiroteo con motivaciones políticas, dejando un saldo de 9 muertes y 5 personas heridas de gravedad.

Protestas negacionistas en Europa

No solo ha sucedido en Berlín. Europa se está viendo sacudida por varias manifestaciones contra las políticas para detener el virus y, más concretamente, contra la campaña de vacunación y medidas como el certificado de vacunación, que varios países han propuesto como un posible requisito para acceder a según qué servicios.

Este fin de semana hubieron protestas en Italia contra lo que denominan el «pasaporte de la esclavitud», llegando a congregar a 10.000 personas en Milán, esta vez sin graves incidentes, más allá de agresiones verbales a periodistas y a las autoridades policiales.

Francia, donde el gobierno de Emmanuel Macron ha aprobado duras medidas contra las personas que opten por no vacunarse, ha sido sacudido por las protestas más multitudinarias a lo largo de todo el mes. El 17 de julio hubo 114.000 manifestantes, el 24 de julio 161.000 y el pasado sábado lograron congregar 204.000 en todo el país. Aunque de momento han sido pacíficas, diputados, médicos y propietarios de restaurantes han recibido insultos, anónimos e incluso amenazas de muerte por estar a favor del certificado sanitario, además de ataques contra la propiedad.

Reino Unido o Bélgica han sido otros países donde se han vivido acciones de protesta, pero con menor repercusión.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Manifestación ultraderechista en Alemania. Autor: Igor Netz, 03/10/2018. Fuente: Flickr (CC BY-NC-SA 2.0)

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.