Filtrado el argumentario negacionista del cambio climático de Vox: “No vamos a malgastar más dinero en esta estafa”

El partido de extrema derecha Vox, al compás que la estrategia de la extrema derecha a nivel mundial con líderes como el expresidente de Estados Unidos Donald Trump o Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, adopta una postura negacionista del cambio climático. Desde que saltara a la arena política, las declaraciones de representantes y cargos de la formación liderada por Santiago Abascal al respecto han sido muchas, algunas más llamativas que otras. No obstante, el medio La Marea ha publicado un extracto de su argumentario al respecto, que se ha filtrado.

El argumentario de Vox sobre el cambio climático

Según denuncia La Marea, Vox dispone de un argumentario con el que unificar la coherencia de los discursos pronunciados por sus integrantes de cara a la opinión pública. Es decir, un relato consensuado que distribuye a sus cargos para que den las mismas respuestas cuando se les pregunte sobre el cambio climático. Un argumentario que, de hecho, está lleno de mentiras y falsedades.

Extracto del argumentario de VOX sobre cambio climático

El partido ultraderechista se refiere en este texto a la teoría del cambio climático “de origen antropogénico” como “una tomadura de pelo”, por lo que no piensan “malgastar más dinero en esta estafa”. En el escrito intentan desmontar la “teoría de que el responsable del cambio climático es el ser humano” a través de varios argumentos erróneos, datos falsos y falacias varias.

Por un lado, uno de los argumentos es que «no hay ningún consenso científico sobre el cambio climático», argumentando para sostener esta premisa que «no hay consenso sobre cuánto influye el hombre ni si influye», que «no hay consenso sobre si esa influencia es para bien o para mal» y que «no hay consenso en las predicciones climáticas para el futuro, que varían cada dos por tres».

Sin embargo, no aportan ningún dato de esto y son afirmaciones que se basan en falacias lógicas. Para empezar, sí que hay consenso en que la actividad del ser humano influye en el cambio climático, pues todos los datos indican que las modificaciones registradas se corresponden con el aumento de las emisiones de los gases de efecto invernadero. También existe consenso en que esa influencia será negativa para la biodiversidad y para los seres humanos.

Por otro lado, es cierto que no existe un consenso sobre cuánto influye, pero sí existe un margen sobre el que hay cierto consenso. En cuanto a las predicciones climáticas, se van corrigiendo con el tiempo porque la actividad humana no evoluciona de forma constante y porque en el cambio climático influyen muchas variables y no todas pueden medirse con exactitud. Por lo tanto, sí que existen consensos sobre el cambio climático.

Otro de los puntos más importantes del argumentario sostiene que «el cofundador de Greenpeace ha reconocido recientemente» que «el cambio climático es la mayor estafa de la historia». Sin embargo, aunque el hecho de que por ser cofundador de Greenpeace no lo hace poseedor de ninguna razón, resulta que es falso. Patrick Moore, no fue cofundador de Greenpeace, y abandonó la organización medioambiental en 1986. Desde entonces se gana la vida ejerciendo de consultor y lobbista.

Además, no existe ningún «lobby climático» ni ninguna «industria del cambio climático». Aunque es cierto que hay empresas que se pueden beneficiar de las políticas ecologistas, en general las medidas medioambientales restringen la actividad económica de las empresas, por lo que lo habitual es que los grandes capitales hayan abogado por oponerse al ecologismo. Por otro lado, es virtualmente imposible que la gran mayoría de los científicos estén comprados por un mismo lobby, siendo que el método científico es replicable y contrastable.

Asimismo, también subrayan que “la actividad solar es la responsable de los cambios climáticos” sin aportar una sola prueba. Acusan a activistas como Leonardo Di Caprio, Al Gore o Michael Moore de ser “las personas que emiten más CO2 del mundo”, y dejan sus propias teorías sobre la alteración del clima, entre los que incluyen la Luna, la rotación de la tierra, los volcanes o los fenómenos atmosféricos, explicaciones que han sido desacreditadas una y otra vez.

Declaraciones polémicas sobre el cambio climático

Más allá de este argumentario, Vox ha dejado una ristra de declaraciones sobre el cambio climático bastante polémicas.

El año pasado, Mireia Borrás, portavoz de Vox en la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico, rechazó abiertamente la Ley de cambio climático y transición energética durante una comparecencia del profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Fernando Valladares. “Hemos votado en contra de esta ley porque cuestionamos los dogmas que impone. En las últimas tres décadas se ha predicho al menos cinco veces que el océano glaciar ártico sería navegable. Sin embargo, las fechas han vencido y el hielo sigue ahí”, dijo Borrás en aquel momento.

Quiso recordar que el IPPC pronosticó un aumento de la temperatura global de 0,3 grados por década desde 1990 y el aumento real ha sido de 0,15 grados por década, la mitad de lo profetizado. “Todas las predicciones hechas por el lobby climático han fallado hasta la fecha. El calentamiento global no puede considerarse una perturbación del equilibrio natural, ya que nunca hubo tal equilibrio”.

Borrás, licenciada en Económicas y Periodismo, incluso desafió todos los consensos científicos establecidos hasta la fecha diciendo que decir que un aumento de la temperatura tiene un perjuicio en la biodiversidad es arriesgado, “sobre todo porque en las montañas la biodiversidad disminuye mientras que aumenta cuando se acerca al ecuador, cuanto más cálido es el clima”.

Francisco José Contreras: «Que se caliente un poquito el planeta evitará muertes por frío«

Por supuesto, las declaraciones negacionistas de Borrás sobre el cambio climático no han sido las únicas que han llamado la atención. El pasado mes de abril, el diputado de Vox en el Congreso, Francisco José Contreras, sorprendió diciendo que «si se calienta un poquito el planeta reducirá muertes por frío”. Por supuesto, esta frase hizo las delicias en las redes sociales, donde las mofas hacia el diputado fueron muchas y muy variadas.

«¿Quién decretó que la temperatura óptima para la humanidad fuese la del 1850?”, se preguntó el diputado de la formación de extrema derecha, considerando además que el hecho de que la temperatura global del planeta suba 2,6 grados en el próximo siglo no tiene porqué ser un “problema”. Por supuesto, no aportó ningún dato ni ningún argumento, más allá de negar la mayor.

Al respecto, agregó que “la temperatura desde 1850 ha subido algo más de un grado”, por lo que, a su juicio, durante el siglo XX y XXI “no nos ha ido mal». Por este razonamiento, Contreras afirma que cuando suba 2,6 grados a lo largo del siglo XXI, “los efectos no tendrán por qué ser desastrosos”, ignorando todos los estudios al respecto y, sobre todo, los cambios climáticos extremos que sacuden el mundo, desde las temperaturas récord en Groenlandia a las inundaciones en Alemania.

Vox, los únicos negacionistas

A estas alturas, Vox es el único partido del Congreso de los Diputados que adopta una postura negacionista frente al cambio climático. Incluso el Partido Popular (PP), de derecha conservadora y cuyo escepticismo ha sido claro al respecto en el pasado, arremete actualmente contra el «negacionismo» del partido liderado por Santiago Abascal.

Este lunes, con motivo de la publicación del informe del Grupo Intergubernamental de Expertos para el Cambio Climático (IPCC), el PP subrayaba que los expertos de la ONU confirman «que el calentamiento global se está desarrollando más rápidamente de lo esperado» y también que «la mitigación de las emisiones de CO2 es urgente para frenar la preocupante proyección» del fenómeno dibujado por los científicos.

De manera muy similar se manifestaba Ciudadanos, cuyo número dos, Edmundo Bal, aseguraba en Twitter que el IPCC es «inequívoco» al establecer la responsabilidad del ser humano en el cambio climático y en que el Mediterráneo es una de las regiones del mundo más afectada por la subida de las temperaturas. Para la mano derecha de Inés Arrimadas «es urgente que encaremos esta realidad y tomemos medidas. No tenemos un planeta b».

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.