Federico Jiménez Losantos vuelve a arremeter contra Vox: “comunistas, bebelejías, anarquistas, el Yunque asilvestrado…”

El comunicador Jiménez Losantos ha vuelto a arremeter hoy contra la extrema derecha de Vox por sus posiciones en defensa de los negacionistas del Covid19 y los teóricos de la conspiración.

El periodista ha lanzado una dura arenga en su programa de EsRadio.

La razón de esto ha sido una propuesta de Vox en la Comunidad de Madrid: “ninguna persona podrá ser obligada a someterse a tratamiento médico, procedimiento médico o examen psicológico que coarte su libertad”.

El comunicador ha seguido con su discurso: “esto no es de podemos, es de Vox. Bebelejías, vacunas, nosotros no hemos sido, son grupos del Yunque asilvestrados si, pero esta propuesta sirve para todo, para que un loco no sea loco, sea voluntario, no se dan cuenta que están calcando lo de los comunistas”.

Así el presentador ha denunciado la mano negra de la secta ultracatólica el Yunque detrás de estas posiciones y como tienen una gran influencia en Vox.

Además, ha defendido que ningún partido de derechas puede defender estas posiciones, que tilda de anarquistas “porque debe haber un estado, debe haber leyes”.

En esto, Federico Jiménez Losantos ha defendido que el derecho a la salud no es una cuestión individual sino una cuestión colectiva, que afecta a la sociedad en su conjunto y ha puesto en valor la labor de las vacunas.

Curiosamente ha querido mezclar posiciones negacionistas con Unidas Podemos y distintos grupos comunistas, cuando las formaciones a la izquierda en el espectro ideológico han sido las que más favorables se han mostrado a las vacunaciones y a las medidas de restricción para frenar la pandemia de Covid19.

Respuestas a su vídeo y la vieja nueva guerra de Federico Jiménez

Estas palabras no han sentado nada bien en los sectores conspiracionistas y en los votantes de Vox, que no han dudado en atacar al comunicador y hasta hace poco, gran gurú de la derecha española.

Cargos de Vox como el periodista radical Hermann Tertsch han entrado en la polémica:

En algunos casos, varias seguidores de Vox han culpado a Federico Jiménez de hacer seguidismo al Partido Popular y depender de la publicidad institucional para mantenerse.

Algunos seguidores de Vox incluso han pedido a la formación que lo denuncie

La realidad es que esta batalla de Federico y Libertad Digital no es nueva y empezó a gestarse hace casi un mes, cuando el lunes 27 de septiembre Santiago Abascal fue invitado a EsRadio.

Allí, Federico Jiménez y Abascal mostraron cierta complicidad hasta que otro invitado, Eduardo Inda, preguntó a Abascal sobre si se había vacunado. Santiago Abascal declaró que el defendía la libertad y que no declararía si se había vacunado para no influenciar a la gente.

Entonces Federico Jiménez le reprochó que por responsabilidad debía decirlo y que en su periódico no entraría nadie que no se hubiera vacunado.

Abascal en cambio siguió defendiendo el argumentario de la libertad, la nueva piedra de toque de la derecha: «Entiendo perfectamente el argumento, el argumento de la libertad es el del liberal por antonomasia, pero en la vida cotidiana, esas cosas que en la teoría quedan bien, en la universidad o en las televisiones, la vida real es mucho más arrastrada, y tienes que negociar con la realidad. Y negociar con la realidad es la vacunación «, apostilló Losantos, visiblemente indignado. «El proselitismo que tengo que hacer ahora mismo es el de la libertad», sentenció Abascal.

El conflicto no solo fue a menos, sino que se alargó durante el paso de los días. El presentador recibía ataques de los seguidores de Vox mientras defendía que el tema de la vacunación era un asunto de salud pública, no personal.

En el programa del martes, el periodista engrandeció el conflicto cuando rogó al líder de ultraderecha que no llevara a sus hijos al colegio si sus padres no estaban vacunados. Llamó cobarde a Abascal y a su entorno y lamentó la estupidez política ante situaciones como la originada en torno al proceso de vacunación.

Durante las siguientes semanas los reproches continuaron entre los negacionistas, teóricos de la conspiración y votantes de Vox y el frente de Libertad Digital, formado por Federico Jiménez Losantos y también Luis del Pino.

Aunque en su momento el conflicto no se redujo, con Federico llamando Bebelejías a los negacionistas, si que se desinflamó con el paso de las semanas. Hoy ha vuelto a salir a la luz.

Extrema derecha, libertarianismo y conspiración

La realidad es que la extrema derecha nacional e internacional ha acogido con gran énfasis las teorías de la conspiración y a sus seguidores.

De hecho, muchas de estas teorías han sido transformadas desde teorías ideológicamente neutrales o incluso izquierdistas (como la teoría del Nuevo Orden Mundial) a teorías de la extrema derecha.

Esto se ha unido a la crisis del Covid19, en el que la extrema derecha ha unido la defensa del negacionismo bajo el ala de la libertad y las corrientes libertarianas, que también han comprado la mayoría de teorías conspirativas, como el fraude electoral de Trump, la Agenda 2030 y su base comunista o la plandemia.

Esto ha provocado que las formaciones ultras busquen el voto de estos colectivos, razón por la que Abascal no se atrevió a declarar que se había vacunado (Macarena Olona lo hizo y fue ampliamente criticada en redes sociales por sus seguidores y votantes).

Situaciones similares se han vivido en otros países. La ultraderechista Alternativa para Alemania fue añadiendo el discurso negacionista y conspiranoicos a su campaña electoral ante la caída en las encuestas para intentar agrupar a ese sector social descontento.

Al mismo Trump, que le quitó peso al problema del Covid19 y ayudo sutilmente a los teóricos de la conspiración (y ayudó a propagar por activa o pasiva la teoría de la conspiración Qanon hasta su choque con la realidad), vio como esta plaga de negacionismo le explotaba cuando en un mitin aconsejo a sus seguidores vacunarse y fue abucheado por la multitud.

Todo un problema para la sociedad y la propia derecha, que tras ayudar a vender parte del relato conspiracionistas y negacionistas por los sectores mas ultras, ahora debe enfrentarse a unas bases polarizadas que han comprado el relato.

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.