Abuchean a Donald Trump en un mitin tras recomendar a los asistentes que se vacunen

A pesar de haber perdido las elecciones el pasado diciembre de 2020 frente a Joe Biden, el expresidente Donald Trump mantiene una apretada agenda política y una importante influencia en el seno del Partido Republicano y las zonas más conservadoras de Estados Unidos. El sábado por la noche, celebró un mitin en Cullman, Alabama, frente a una legión de sus más acérrimos seguidores. Sin embargo, terminó siendo abucheado por sus propios partidarios. ¿El motivo? Recomendó a la multitud vacunarse contra la COVID19.

«Creo totalmente en tus libertades, lo creo, tienes que hacer lo que tienes que hacer, pero te recomiendo que te pongas las vacunas. Lo hice. Es bueno», dijo en un momento del mitin, lo que arrancó los primeros abucheos. «Está bien, está bien», continuó Trump, ignorando la desaprobación. «Pero resulta que me pongo la vacuna. Si no funciona, serás el primero en saberlo. Pero está funcionando. Tienes tus libertades, tienes que mantenerlas», continuó, lo que no mejoró la reacción de sus seguidores.

Trump se alinea así con un número creciente de líderes republicanos que ha instado a los votantes a recibir la vacuna contra el coronavirus a medida que la variante Delta, la más contagiosa hasta la fecha y que reduce un tanto la eficacia de las vacunas, se extiende por la mayor parte de Estados Unidos.

Y es que, en los últimos meses, a pesar de que es muy fácil vacunarse en el país por la amplia disponibilidad de la vacuna. La tasa de personas vacunadas con pauta completa es del 51,76%. Desde el comienzo del mes de agosto, apenas se ha aumentado un 1,60%, lo que implica un estancamiento considerable.

«Estas vacunas deben llegar al brazo de todos lo más rápido posible, o volveremos a estar en una situación en el otoño que no anhelamos, que atravesamos el año pasado», dijo el líder de la oposición del Senado, Mitch McConnell. «Ignore todas estas otras voces que están dando malos consejos demostrablemente».

Antivacunas, negacionistas y teóricos de la conspiración: la epidemia de Estados Unidos

Manifestación antivacunas en Ohio, Estados Unidos, Trump. Autor: Becker1999, 09/05/2020. Fuente: Flickr (CC BY 2.0)
Manifestación antivacunas en Ohio, Estados Unidos. Autor: Becker1999, 09/05/2020. Fuente: Flickr (CC BY 2.0)

Y es que, este estancamiento en la campaña de vacunación, aseguran expertos que se debe al amplio escepticismo contra las vacunas, de hecho, el movimiento antivacunas en Estados Unidos tiene un número de seguidores amplio. Sin embargo, a esto se le añade que, Donald Trump, se apoyó en un discurso que negaba la gravedad de la pandemia y que atribuía el coronavirus a un arma biológica china, entre otras afirmaciones, como que se podía curar bebiendo lejía.

Al igual que toda la extrema derecha mundial, cuyos líderes, pertenecientes a las grandes empresas y élites económicas del país, no les interesa en absoluto las restricciones de movilidad y las medidas higiénicas y sanitarias para evitar los contagios, han estado dando alas a todo tipo de teorías de la conspiración descabelladas y oponiéndose con fuerza a las medidas antiCOVID19.

Una de las teorías más seguidas es la denominada «Plandemia», que sostiene que el coronavirus no existe y es todo un invento de las élites políticas y las farmacéuticas para, con la excusa de detener los contagios, imponer una suerte de dictadura que restrinja las libertades básicas. Y, por supuesto, la vacuna sería, o bien una mentira para ganar dinero, o bien una inyección de algún tipo de sustancia que favorezca el control mental. Se ha llegado a decir que Bill Gates y George Soros están detrás de esta conspiración para, junto a la implantación de la tecnología 5G, colocar chips subcutáneos que faciliten dicho control.

Así, los datos indican que, antes de la proliferación de la variante Delta, que ahora representa alrededor del 95% de los casos del país, el escepticismo republicano de las vacunas contra la COVID19 creció tanto que algunas encuestas encontraron que era poco probable que casi el 50% de los votantes republicanos se vacunaran.

Ahora, sin embargo, se encuentran con la cruda realidad: si Europa y otros países consiguen estabilizar la pandemia, la economía de Estados Unidos podría verse muy perjudicada. Es por eso que los principales líderes republicanos, incluyendo Trump, se han unido para apoyar la campaña de vacunación. No obstante, otros miembros del Partido Republicano continúan ignorando o difundiendo información errónea sobre su seguridad y eficacia.

La cuenta de Twitter de la representante Marjorie Taylor Greene de Georgia fue suspendida nuevamente a principios de este mes por difundir información errónea sobre la vacuna. El representante Barry Moore de Alabama afirmó falsamente que la vacuna «no había sido probada» el sábado, después de dar positivo por COVID19 un día antes.

Personalidades conservadoras, incluidos los presentadores de Fox News, han ampliado la brecha entre demócratas y republicanos en las tasas de vacunación al extender información sobre una plataforma antivacunas y al criticar los mandatos de vacunación ordenados por las empresas como una violación de las libertades individuales.

La mayoría de las muertes por COVID19 en el país ahora se producen entre personas no vacunadas.

Enlaces y fuentes:

– Foto de portada: Donald Trump. Autor: Gage Skidmore, 28/10/2020. Fuente: Flickr (CC BY-SA 2.0)

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.