Steven Forti presenta ‘Extrema Derecha 2.0’ con Pablo Iglesias y Elizabeth Duval

El pasado 16 de marzo, una fila de gente esperaba a que el reloj marcara las 19:00h en las puertas del Espacio Ecooo de Lavapiés en Madrid. A esa hora arrancaba la presentación de Extrema Derecha 2.0, la nueva y reveladora obra del historiador especializado en fascismos, nacionalismos y extrema derecha contemporánea, Steven Forti.

Junto a él se sentaban la filósofa y escritora, Elizabeth Duval y el exvicepresidente del Gobierno, doctor en Ciencia Política y conductor de La Base, Pablo Iglesias. Dos acompañantes que a su izquierda y derecha, respectivamente, alimentaron una tertulia enriquecedora en torno al profundo y esclarecedor análisis del autor. 

Y es que Forti, además de tener el objetivo profesional de «hacer llegar más allá de la academia las investigaciones, los resultados y las ideas», tiene una gran «preocupación» como ciudadano: «el auge de la extrema derecha». De esta unión nace su libro, donde con una óptica global y actualizada, no solo expone la teoría y los hechos de la ultraderecha, sino que propone una solución poliédrica, planteando herramientas desde lo institucional hasta lo ciudadano, pasando por la esfera mediática y el ecosistema de las redes sociales. 

La puesta en marcha de la presentación 

Presentación Extrema Derecha 2.0 con Steven Forti, Elizabeth Duval y Pablo Iglesias. Autor: Melisa Higueras, 16/03/2022. Fuente: Trabajo propio
Presentación Extrema Derecha 2.0 con Steven Forti, Elizabeth Duval y Pablo Iglesias. Autor: Melisa Higueras, 16/03/2022. Fuente: Trabajo propio

Con el público sentado, Duval iniciaba la velada planteando el debate taxonómico alrededor de la extrema derecha, refiriéndose a los primeros capítulos de la obra, donde se distinguen conceptualmente el fascismo y derecha contemporánea de forma teórica y exhaustiva. Duval enfatizó en la importancia del contexto de desarrollo de los movimientos y, sobre todo, en la «necesidad de aprender» de cómo se desenvuelven a nivel discursivo en el terreno de las redes sociales hoy en día y en cómo han conseguido desarrollar una serie de estrategias que generan comunidad y, a la vez, legitiman sus discursos. 

A continuación, Iglesias, inició su intervención hablando de cómo las nuevas tecnologías pueden llegar a erosionar la democracia, ejemplificando con Twitter.

A esta plataforma la describió como «un espacio tóxico y desagradable» y amplió la idea, volviendo al libro de Forti, afirmando: «Las redes sociales se han convertido en espacios donde la ultraderecha se mueve como pez en el agua». Continuó hablando de que «la mentira es tradición en la ultraderecha» y que «funciona mucho mejor que la verdad para hacer política», explicando que con ella se logra reafirmar una intuición ideológica que, además, Forti «señala muy bien» entre sus páginas.

El autor enfatiza en cómo las nuevas tecnologías han sido una herramienta vital para la construcción ideológica de la ultraderecha a partir de la identificación y de «cuáles son los espacios», afirmó, refiriéndose a la extrema derecha global. 

En este sentido, Iglesias fue de lo internacional a lo particular, concretando su speech en la esfera política nacional y volviendo al planteamiento del libro de cómo combatir a la ultraderecha. El exlíder de Podemos identificó dos elementos diferenciales entre la extrema derecha española y el resto: el «carácter reaccionario» frente al independentismo catalán y frente a Unidas Podemos y su «nacimiento dese corazón del poder», es decir, la ruptura del tradicional valor antiestablishment de la ultraderecha al tratarse de una escisión del Partido Popular (PP).

De hecho, remarcó que «Vox tiene sus particularidades y su target es el propio Estado». Esta idea también es recogida en Extrema Derecha 2.0 ya que Forti, incide en que a pesar de haber puntos de convergencia entre las corrientes radicales de derechas, también los hay de divergencia. 

Por último y de nuevo, hizo hincapié en que «el proyecto de la derecha nacional es gobernar con la ultraderecha» y que eso supondría «reducir la democracia». Para redundar en la idea, ejemplificó con el caso del presidente gallego del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, que ya adopta el marco discursivo del líder de Vox, Santiago Abascal y con el eco de medios como OkDiario o incluso La Sexta. 

Tras estas dos potentes intervenciones que mantuvieron la atención de todo el público y que fueron cerradas con calurosos aplausos, llegó el turno del protagonista, Steven Forti. Después de los agradecimientos a la editorial Siglo XXI, a los organizadores del Espacio Ecoo, a Duval y a Iglesias, a los lectores y a los presentes, comenzó hablando de las razones que le impulsaron a hacer Extrema Derecha 2.0. Qué es y cómo combatirla. Refirió a su voluntad de hacer llevar las investigaciones más allá del ámbito académico, pero sobre todo incidió en su gran «preocupación como ciudadano» tras observar el auge de la extrema derecha internacionalmente, gracias, en gran medida, a las redes sociales. 

En esta línea, Steven Forti, afirmó: «Estas formaciones han sabido leer antes y mejor que los demás el funcionamiento de las redes sociales». Momento en el que incidió, además, en cómo mediante las tácticas y estrategias de comunicación cuidadas se dan fenómenos como la viralización y la difusión de informaciones falsas.

Al respecto criticó que son necesarios los «estudios que revelen qué dicen, pero sobre todo cómo lo dicen», ya que no se trata de fascismo histórico, es «un fenómeno totalmente nuevo, ya que las nuevas extremas derechas no quieren encuadrar masas, sino hacer aceptables las cosas que antes pensábamos como impensables». 

También recapituló apartados de su obra en los que se recogen gran parte de las relaciones entre los diferentes militantes de la ultraderecha, apelando a la necesidad de no centrarse únicamente en los casos nacionales. «Vivimos en un mundo globalizado, no podemos perderlo de vista», declaró, acompañando la idea de que todavía se conoce muy poco de las redes de financiación entre los círculos de la extrema derecha y el cómo se mueve ese dinero.

Asimismo, exclamó que la nueva extrema derecha es una familia global por los valores que comparten, pero también porque «se conocen» y ponen en común las estrategias, tácticas y la agenda temática tanto en los medios de comunicación, como en las redes sociales. 

Amplió estas ideas apoyándose en declaraciones de líderes de ultraderecha en diferentes partes del globo y acontecimientos vinculados con formaciones que ya han logrado abrirse un hueco en el Estado e incluso gobernar en Europa. «Las extremas derechas han venido para quedarse», concluyó. 

Una tertulia provocadora a la par que enriquecedora 

Presentación Extrema Derecha 2.0 con Steven Forti, Elizabeth Duval y Pablo Iglesias. Autor: Melisa Higueras, 16/03/2022. Fuente: Trabajo propio
Presentación Extrema Derecha 2.0 con Steven Forti, Elizabeth Duval y Pablo Iglesias. Autor: Melisa Higueras, 16/03/2022. Fuente: Trabajo propio

Después de que Duval, Iglesias y Forti hablaran del estado de la cuestión de la ultraderecha internacional, planeando cada uno su óptica, pero con Extrema Derecha 2.0 como hilo conductor, arrancó el turno de preguntas. Sin embargo, fue Duval la que tomó la iniciativa y planteó dos largas y tendidas cuestiones, en primer lugar para Steven Forti, que con un tono afable y curioso le propuso una conversación sobre el éxito retórico de la extrema derecha y cuáles son las líneas rojas y, en segundo lugar para Pablo Iglesias que con cierto matiz de provocación le consultó acerca de la mentira en política y la esencia partidista dentro del periodismo. 

«Podemos aprender mucho de las extremas derechas», arrancó su respuesta Forti, «pero hay que poner límites», continuó. El historiador subrayó que a nivel comunicativo, interesan las tácticas y estrategias que emplean y esas formas de generar comunidades estructurales desde abajo mediante el empleo adecuado de las redes sociales.

Habló también de que han sabido encontrar su nicho, su discurso y sus audiencias y han sabido cómo canalizar el discurso a través de los soportes, reforzando las redes globales de interacción. Aunque el autor resaltó que todo ello hay que hacerlo sin perder de vista la necesidad de poner límites, sobre todo, con respecto a la apología a odio y a la discriminación, las noticias falsas y las formas de legitimación social de ciertas prácticas que acaban erosionando la democracia. 

Duval asentía constantemente y tras la respuesta sumarial de Forti, miró desafiante a Pablo Iglesias. Él se quedó con la pregunta que le planteó directamente la escritora: «¿Debe la izquierda aprender a mentir?». «La geopolítica se sigue entendiendo con las características del siglo XX», arrancó el conductor de La Base.

A partir de aquí comenzó a desarrollar una serie de ideas en torno a que la academia todavía no está actualizada con respecto a la forma de comunicar de las nuevas ultraderechas, ejemplificando con el caso de cómo la extrema derecha ha acuñado directamente al líder ruso, Vladimir Putin, como comunista como una herramienta de simplificar el discurso y arremeter contra la izquierda.

Hablando de ello, Iglesias desarrolla cómo la política ha entendido desde un primer momento el poder de la comunicación, lo cual ejemplificó con la iglesia católica y su afán de acaparar tanto de la educación, como de los espacios mediáticos. 

Entonces, Duval jugó a poner entre las cuerdas a Iglesias, metiéndose de forma sutil con la izquierda y el programa de La Base en Público, espacio que actualmente presenta el exlíder de la formación morada. Entre tiras y aflojas entre uno y otro como en un partido de tenis, interviene Steven Forti y comenta al respecto entre risas y calmando las aguas.

Con el testigo en sus manos, el historiador comienza a hablar de su óptica con respecto a la esfera mediática, culminando en que más allá de la ruptura democrática que puede suponer que la extrema derecha tenga cabida en los medios, en las democracias actuales se precisan de las derechas, ejemplificando con el cordón sanitario de la excanciller Alemana, Angela Merkel.

A lo que Pablo Iglesias le rebate con el contexto español, exponiendo por un lado el lobby de las eléctricas y la derechización salvaje de los medios de comunicación nacionales en la actualidad donde «la mentira forma parte de la práctica periodística» en España. 

En este punto, los tres expertos comenzaron a intercambiar argumentos al respecto. El evento pasó de ser una tertulia a un enriquecedor debate donde todo el público estaba expectante. Unos grababan, otros tomaban nota y el resto simplemente prestaban mucha atención y asentían con la cabeza. Duval, Iglesias y Forti tenían argumentos de oro y, a pesar de las ligeras divergencias, los tres presentaban los mismos puntos en común: la preocupación de cómo solventar el auge de la extrema derecha teniendo en cuenta el cómo los medios de comunicación alimentan sus discursos y cómo las redes sociales les dan vía libre para continuar creciendo, concluyendo que Extrema Derecha 2.0 es un buen manual teórico-práctico del que partir para combatir la ultraderecha tanto nacional, como internacional. 

Melisa Higueras

Articulista y editora. Periodista internacional y friki de las redes sociales. Apasionada de la comunicación en todas sus formas y vertientes. Desmontando y criticando injusticias sociales desde que tengo uso de razón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.