Vox apoya la eliminación del aborto en EEUU: «El derecho al aborto ha sido un error desde el principio»

El intento de eliminar el aborto en EEUU por parte del Tribunal Supremo del país, filtrado esta misma semana a la prensa, sigue dando que hablar. Vox se ha pronunciado sobre este tema en España a través de varios de sus representantes, justificando la eliminación de este derecho.

El primero de ellos ha sido Iván Espinosa de los Monteros, portavoz de la formación en el Congreso y quién ha dicho sobre el aborto que «ha ido evolucionando y se ha ido adaptando a los nuevos tiempos». Así, ha asegurado que “estamos en un contexto muy distinto a los años 70” sugiriendo que ahora esta más justificado eliminar el derecho al aborto que en el EEUU que en 1973.

En la misma línea ha recalcado que EEUU es una nación soberana y que respetarán su decisión, tomada por un Tribunal Supremo de carácter ultraconservador con el que Vox está bastante de acuerdo.

En líneas similares se han pronunciado cargos relevantes de Vox, como la diputada de Vox en Murcia y representante en la comisión de Igualdad, Lourdes Méndez, quién ha atacado a la Ministra de Igualdad Irene Montero por criticar la decisión del Supremo de EEUU.

Además, ha pedido que el Tribunal Constitucional español siga el mismo camino e ilegalice la llamada «ley Aído».

Sobre esta polémica también ha querido pronunciarse el jefe de la delegación de Vox en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, quién ha criticado a la ONG Human Right Watch por defender el derecho al aborto.

Un partido contra el aborto

Estas declaraciones de Vox no deberían sorprender ya que la formación de extrema derecha ha hecho de la lucha contra el aborto una de sus banderas. En el punto 75 de sus 100 propuestas, la base de su programa electoral, Vox habla de “defender la vida desde la concepción a la muerte natural”.

De hecho, la formación tiene el apoyo de distintos grupos antiderechos, que han renombrado su labor antiabortista como las de “provida” y la de derechos como el aborto o la eutanasia como parte de una “cultura de la muerte”. Un intento de renombrar conquistas sociales con nuevas etiquetas para presentarlas como algo negativo y que forma parte del funcionamiento de la extrema derecha.

De esta forma, el partido liderado por Santiago Abascal se ha comprometido formalmente a entorpecer el derecho al aborto en la medida de los posible hasta finalmente acabar con la derogación de este derecho de las mujeres. Así, la formación ha pedido la eliminación de “ley de plazos”, la obligación de enseñar una ecografía a la madre o escuchar el latido fetal, ayudas económicas para adolescentes embarazadas o la creación de una Consejería de Familia.

Esta lucha, por supuesto, esta basada en preceptos ultracatólicos y apoyados por los grupos religiosos más reaccionarios. Lourdes Méndez, una de las diputadas más combativas en este aspecto, es también miembro de la secta ultracatólica del Opus Dei.

También ha contado con el apoyo de la Asociación Derecho a Vivir y de su presidenta, ahora diputada, Gádor Joya. La organización es una de las muchas pantallas de la secta El Yunque, a la que también pertenece la diputada. Esta es la organización de “guerreros de Cristo” que trata de traer el reino de Dios a la Tierra mediante la modificación de las leyes materiales, denominación descrita por el propio grupo.

De hecho, Vox ha recompensado la labor de estas organizaciones que le han apoyado hasta su auge, convirtiendo a sus miembros en diputados y diputadas o regando a distintas organizaciones antiderechos con dinero público, como varias organizaciones antiabortistas en toda España.

La eliminación del aborto en EEUU y la ola reaccionaria

La eliminación del aborto en EEUU ha sido una de las obsesiones de la derecha católica estadounidense durante los últimos 50 años. El borrador filtrado por Político y firmado por el juez Samuel Alito pidiendo la derogación del Caso “Roe vs Wade”, que legalizó el aborto en 1973, se ha confirmado como cierto.

Si bien no es definitivo, parece marcar el camino de un tribunal cada vez más señalado por su politización y el escoramiento hacia el conservadurismo.

Este escoramiento no es una casualidad, sino el desarrollo de todo un plan por parte de la derecha política norteamericana para copar el alto tribunal de afines y poder controlar el desarrollo social de Estados Unidos en décadas. Una estrategia que los demócratas habían obviado hasta la llegada de Joe Biden, con lo que han decidido pasar a la contraofensiva.

De producirse este giro histórico en la eliminación del aborto en EEUU, este país se sumaría al triste club junto con Polonia, El Salvador y Nicaragua, que retrocede en el derecho al aborto desde 1914. Y es que ahora hay toda una ofensiva de la extrema derecha para limitar el derecho al aborto en todo el mundo.

El caso polaco

Uno de los laboratorios donde se ha probado esta restricción con éxito es Polonia, que ha limitado al máximo el derecho al aborto hasta ilegalizarlo de facto: primero con una ley que limitaba al aborto, con el que se redujeron de los 60.000 anuales hasta una cifra levemente superior a los 1000 abortos anuales oficiales.

Después una segunda ley gracias al control del partido gobernante, Ley y Justicia (PiS), del Tribunal Supremo, que ha limitado el supuesto principal de malformación fetal, dejando en unas pocas decenas de casos al año los legales.

Hay que recordar que esta ley ya ha costado la vida a varias mujeres, al interpretar cualquier acción médica como un aborto.

Esto por supuesto no ha evitado los abortos clandestinos, que se cuentan por miles, con mujeres asistiendo a médicos ilegales o viajando a otros países.

Y es que el derecho al aborto lo que hace es legalizar este caso, pero el fenómeno se sigue produciendo sea legal o no.

De hecho hasta su legalización en 1973, el aborto era la principal causa de muerte en las mujeres embarazadas en EEUU, ya que acudían a médicos ilegales o intentaban abortar ellas mismas.

Mientras las más pudientes, acudían a clínicas privadas o extranjeras. Lo mismo que pasó en España, siendo la comunidad extranjera que más abortaba en Reino Unido. Un privilegio para las familias adineradas que pudieran pagárselo.

Ahora Polonia intenta eliminar incluso esta posibilidad al crear el Registro de Embarazos y Abortos Involuntarios, para controlar el estado de cualquier mujer embarazada.

Un sistema que Vox ha jaleado en distintas ocasiones y que amenaza no solo el derecho a decidir, si no la vida misma de las mujeres y que con la eliminación del aborto en EEUU, podría sentar un peligroso precedente.

Vox apoya la eliminación del aborto en EEUU: "El derecho al aborto ha sido un error desde el principio"

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Un comentario en «Vox apoya la eliminación del aborto en EEUU: «El derecho al aborto ha sido un error desde el principio»»

  • el 4 mayo 2022 a las 20 h 52 min
    Enlace permanente

    Siempre me ha sorprendido que los providas sean etiquetados como «ultras» y «extremistas» y los proabortistas como «moderados». Yo no veo moderación en defender estas cosas : Los monstruosos detalles de la nueva ley de Nueva York para abortar hasta el nacimiento https://www.outono.net/elentir/2019/01/29/los-monstruosos-detalles-de-la-nueva-ley-de-nueva-york-para-abortar-hasta-el-nacimiento/ a través de @ElentirVigo
    Además el aborto por motivos terapéuticos sigue siendo legal en Polonia; creo que en Polonia la industria del aborto quiere repetir el fraude de Seveso : Tras el caso de las dioxinas de 1976 en Seveso, 33 mujeres embarazadas acudieron a Mangiagalli diciendo que deseaban absolutamente un aborto porque temían que sus fetos tuvieran malformaciones. En ese momento aún no se había legalizado el aborto, pero la Corte Constitucional permitió la interrupción del embarazo de manera excepcional. Sin embargo, ninguno de estos 33 fetos tenía malformaciones. Este fue el comienzo para introducir la legalización del aborto. Todavía hoy hay fotografías que muestran a feministas y radicales que vinieron de fuera de Seveso para aterrorizar a las mujeres embarazadas, diciéndoles que darían a luz monstruos. Siguieron 33 abortos, pero dos estudios diferentes, uno de la Universidad de Lübeck y uno de la comisión de investigación bicameral designada por el Parlamento italiano (la primera presentada el 25 de febrero de 1977, la segunda el 25 de julio de 1978), demostró que ninguno de los fetos abortados presentaba malformaciones. Sin embargo, los hechos de Seveso, bien orquestados por los radicales, justificaron la legalización de la interrupción del embarazo en 1978

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.