FACUA denuncia a Cristina Seguí por la difusión de un vídeo de las niñas violadas de Burjassot

La asociación FACUA-Consumidores en Acción, presidida por Rubén Sánchez, ha denunciado ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) a Cristina Seguí, cofundadora de Vox, por haber difundido a través de Twitter una grabación de un directo de Instagram donde aparecían las niñas de 12 y 13 años violadas el pasado 16 de mayo en el municipio valenciano de Burjassot hablando con una amiga, también menor.

El caso ha recibido bastante atención mediática debido, en primer lugar, por los terribles hechos que lo rodean: presuntamente, cinco chicos de entre 15 y 17 años (y se sospecha de un sexto mayor de edad) fueron detenidos por violación grupal, que habría tenido lugar en un edificio en ruinas en el término municipal de Burjassot. Según los hechos relatados por las niñas, primero uno de ellos violó a una de las chicas y, más tarde, acudieron los otros cuatro y violaron en grupo a la otra. En ese momento, la primera consiguió escapar y dar el aviso.

Sin embargo, la repercusión mediática del caso se ha debido también al hecho de que, por un lado, la niña que dio el aviso de lo que estaba pasando, y cuya conversación de Whatsapp relatando los horribles sucesos ha sido comentada por la prensa, dijo que se trataba de una broma; por otro lado, las niñas hicieron un breve directo a través de Instagram que ha sido utilizado desde posturas conservadoras para desacreditar la agresión sexual y defender a los presuntos autores.

El vídeo fue publicado el viernes por la cofundadora de Vox Cristina Seguí en su cuenta de Twitter y su canal de Telegram. En él se menciona el nombre de una de ellas y el primer apellido de otra, aparece el nombre de usuario en Instagram de una de las víctimas y, durante un momento, puede verse las caras de dos de ellas. Esa misma noche, Cristina Seguí acudió a Estado de Alarma TV, el programa de Javier Negre, que también emitió el vídeo aunque difuminando las imágenes.

Cristina Seguí utilizó este vídeo para desacreditar a las dos niñas. Aseguró que las mismas tienen 15 y 16 años (y no 12 y 13) y que mantuvieron «sexo consentido con otros menores para denunciarles falsamente por violación y así salir en televisión». En su aparición en el programa de Negre, del que ella es colaboradora habitual, mantuvo esta versión, que fue apoyada también por él asegurando que las niñas estaban «fabricando una prueba falsa».

A pesar del chat de Whatsapp filtrado donde una de las menores relata la agresión sexual a una tercera (y donde al parecer existen pruebas fotográficas), a pesar del informe forense donde profesionales sanitarios certificaron la existencia de indicios compatibles con una agresión sexual y también a pesar de las advertencias de las repercusiones legales de difundir el vídeo de las niñas, Seguí no se ha desdicho ni una palabra, ni ha rectificado, ni ha borrado el tuit donde publicó la grabación a fecha de publicación de este artículo.

Al caso se le suman otras polémicas, como el hecho de que los cinco presuntos autores fueran detenidos pero posteriormente puestos en libertad vigilada y con órdenes de alejamiento, decisión recurrida por la Fiscalía por no decretar el internamiento de cuatro de ellos en régimen cerrado, tal y como solicitó el pasado jueves. O el hecho de que ellos fueran recibidos a su salida con vítores y aplausos.

¿Ha cometido Seguí un delito?

El reglamento general de protección de datos de la Unión Europea indica que es necesario un consentimiento previo para el tratamiento de los datos personales, lo que incluye la imagen, nombre y apellidos o la voz. Y aunque hubiera sido así la Ley Orgánica de Protección de Datos dice que las personas menores de 14 años no pueden ofrecer este consentimiento, que estaría a cargo de los padres o tutores legales.

Al tenor de las disposiciones legales y de lo explicitado por FACUA en su sitio web, las irregularidades se agravan también al tratarse de datos relacionados con agresiones sexuales. En este sentido, las infracciones que afectan a los dos citados artículos del reglamento pueden sancionarse con multas administrativos de hasta 20 millones de euros.

A esto se suma que la Agencia Española de Protección de Datos ya investiga a Cristina Seguí en otro expediente abierto, también tras una denuncia de FACUA, por difundir en 2019 audios de una niña víctima de un delito de abusos sexuales por parte de exjugadores del Arandina Club de Fútbol, sentencia recurrida por Fiscalía.

Por otro lado, no es la primera vez que la APED sanciona por hechos similares. En 2019, hizo pagar a Alfonso Jesús Cabezuelo, el militar de la famosa Manada de Pamplona, 150.000 euros por grabar y difundir un vídeo de la víctima de abusos sexuales durante la fiesta de los Sanfermines, un caso también muy polémico.

FACUA denuncia a Cristina Seguí por la difusión de un vídeo de las niñas violadas de Burjassot

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.