Dimite el alto cargo de Vox de la Junta de Castilla y León por organizar cursos de igualdad

Javier Moreno Espeja, nombrado por Vox gerente del Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl), presentó su dimisión ayer lunes tras conocerse que impartía cursos de educación sexual y de igualdad en 313 centros escolares de Valladolid a través de Data Consulting, empresa creada y dirigida por él, y en la que el propio Moreno Espeja había trabajado como monitor de dichos cursos.

Este dato se dio a conocer durante la sesión plenaria del Ayuntamiento de Valladolid después de las críticas del partido de extrema derecha a la existencia de dichos cursos. Javier García Bartolomé, único concejal de Vox y portavoz del grupo, defendió una moción en la que se pedía la supresión de dichos talleres, tachando sus contenidos de «sexuales y sectarios» y que buscaban «adoctrinar» a los menores.

El debate en el pleno del Ayuntamiento de Valladolid sobre cursos de igualdad

Como respuesta, tanto el alcalde socialista Óscar Puente como Pedro Herrero, el portavoz del grupo parlamentario, señalaron la contradicción de que precisamente quien impartía estos cursos era el recién nombrado alto cargo de Vox, Javier Moreno Espeja. En su intervención, Puente destacó la contradicción del partido de extrema derecha: «¿No han encontrado ustedes que quien da los cursos es un cargo de Vox?», señaló. «O cuando han nombrado a este señor no se han enterado de quién era y a qué se dedicaba, o cuando han preparado la moción no se han enterado de quién daba los cursos».

Además, ha señalado que nunca ha habido queja alguna sobre estos cursos, que los centros escolares escogen de forma voluntaria impartir a través de los consejos escolares desde el año 1993, casi tres décadas.

Finalmente, la extrema derecha se ha quedado sola al frente de su propuesta. PSOE, PP, Ciudadanos y Valladolid Toma la Palabra votaron en contra de la moción, con el único voto favorable de Vox. Las críticas han venido incluso desde el grupo popular, que ha calificado a García Bartolomé de «conductor suicida».

Finalizado el pleno, desde el Ayuntamiento de Valladolid se ha presentado un informe elaborado por Data Consulting acerca de varias conclusiones acerca de la impartición de los cursos, donde precisamente se critica el «discurso negacionista de la violencia de género» y el «rechazo hacia el colectivo LGTBIQ+» entre parte del profesorado y el alumnado de los centros escolares como una de las mayores dificultades a la hora de enseñar en materia de igualdad y de educación sexual. Precisamente, y de forma totalmente paradójica, discursos alentados por Vox.

Poco después, cuando se difundieron estos hechos, Javier Moreno Espeja presentó un breve escrito de renuncia en el que justifica su decisión «para evitar cualquier perjuicio a la imagen del partido», en referencia a Vox, que controla la Consejería de Industria, Empleo y Comercio de la Junta de Castilla y León. Moreno Espeja había sido nombrado para su puesto el 26 de mayo y tomado posesión del mismo al día siguiente.

Por su parte, a pesar de que Moreno Espeja lleva años realizando diferentes actividades públicas a través de la citada empresa y que en su currículum, aportado el día en que asumió su nuevo cargo, figuraba que era socio-director de la empresa que realizaba estos cursos desde 2007, fuentes de la Junta de Castilla y León han indicado a Efe que el partido desconocía esta vinculación.

El ataque de la extrema derecha a todo lo que pueda significar educación en ética, igualdad, sexualidad sana o la defensa de los derechos humanos ha sido una constante desde prácticamente su aparición, promoviendo medidas como la censura parental (bajo el nombre de «pin parental») y acusando a este tipo de contenidos como «adoctrinamiento», con los cuales ataca especialmente a la izquierda política.

Todo mientras promueve la derogación de leyes destinadas a reducir desigualdades estructurales, como la defensa de los derechos LGTB o de las mujeres, como se ha visto de hecho en las exigencias planteadas para entrar en el gobierno de Castilla y León.

Esta vez, este nuevo ataque a unos cursos que nunca habían planteado problemas ni controversias, se ha dado de bruces con la contradicción de que era un propio alto cargo de Vox quien los impartía, generando una situación esperpéntica y que se ha resuelto con una dimisión a escasas dos semanas de su nombramiento.

Dimite el alto cargo de Vox de la Junta de Castilla y León por organizar cursos de igualdad

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.