Militantes y cargos de Vox de Badajoz denuncian investigaciones ilegales y amenazas del partido

Coordinadores locales y altos cargos de la gestora provincial de Vox de Badajoz, cinco militantes en total, han confirmado a elDiario.es a través de su abogada que el pasado mes de febrero denunciaron a la dirección provincial del partido por un presunto delito de revelación de secretos por una investigación ilegal encargada por el propio partido.

Según lo expresado por los denunciantes a través de su letrada en declaraciones al citado medio, sus clientes “tienen conocimiento de que se ha accedido a bases de datos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para conocer sus antecedentes policiales y penales, y sacar basura de personas que están afiliadas”. Como resultado, habrían sido cesado de sus puestos dentro del partido, o bien directamente renunciado. También se ha informado de que uno de ellos está de baja por presuntas amenazas de muerte, también denunciadas.

La abogada ha declarado también que estos militantes del partido de extrema derecha tendrían pruebas de que la dirección provincial, a través de contactos con miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, habrían tenido acceso a estos expedientes personales, lo cual implicaría un delito grave de demostrarse que esto ha sido así, ya que no solo salpicaría al partido, sino también a las autoridades presuntamente colaboradoras.

La situación es tal que uno de los denunciantes está valorando retirar la denuncia, interpuesta el pasado mes de febrero ante la comisaría de la Policía Nacional del municipio de Almendralejo, en Badajoz, que ha pasado dos meses después al juzgado de instrucción número 2.

Vox Badajoz: una crisis que viene de lejos

Si bien en la prensa ha pasado bastante desapercibido, Vox ha padecido varias crisis internas con militantes acusando de totalitarismo y de diferentes delitos a la dirección del mismo.

En abril de 2021, 8 miembros de Vox Extremadura abandonan el partido de extrema derecha por ser “antidemocrático”, “sin principios”, que “somete a los afiliados a técnicas totalitarias, exentas de las mínimas garantías legales exigidas por ley”.

Entre ellos se encontraba el que fue candidato de la formación ultraderechista a la presidencia de la Junta de Extremadura, Juan Antonio Morales; el concejal pacense que tuvo que ser readmitido en el partido tras la publicación de una sentencia, Alejandro Vélez; la concejala de Vox en Lobón María Isabel Gragera y los cinco ediles en Guadiana, entre los que se incluye el exalcalde Antonio Pozo.

Su marcha no fue precisamente silenciosa, como era de esperar tras meses de enfrentamiento entre los representantes regionales y la dirección central del partido. Por el contrario, entonces ya declararon que el partido contrató a detectives para investigar la vida privada de concejales y que permitía el “chiringuito” de Ortega Smith en el Ayuntamiento de Madrid.

Concretamente, los de Vox Extremadura describieron la disciplina interna como “una apisonadora” que se aplica “de manera caprichosa” por parte de la Secretaría General, sin respetar derecho alguno de los afiliados y sin haber garantías de contradicción o defensa, incumpliendo “de manera flagrante la normativa sobre protección de datos de los afiliados”.

En este sentido, los concejales y el candidato a la presidencia autonómica expresaron a través de un comunicado que fueron objeto de “técnicas indecentes, como el intento de investigaciones personales, mediante la contratación de detectives privados, con el objeto de hacer público algún aspecto de la vida privada del investigado, y así anularlo políticamente”, en referencia a Vélez, expulsado hasta febrero de 2021.

Estas prácticas que relatan fueron denunciadas a nivel interno, dado que enviaron todas las pruebas pertinentes a la Secretaría General, a la Vicesecretaría de Organización y al Comité de Garantías. Sin embargo, no hubo ninguna reacción ni se puso en marcha algún tipo de investigación interna.

Por otro lado, también cargaron contra los chiringuitos y las subvenciones públicas a los que “por cálculos electoralistas repiten que renunciarán” puesto que, a la hora de la verdad, no lo cumplen.

Así pues, de los 12 concejales que obtuvo Vox en la provincia de Badajoz en las elecciones municipales de 2019, quedaron solo 5.

Todo lo anterior sin contar problemas, crisis, escisiones en Alicante o Catalunya. Y que, por algún motivo, reciben muy poca atención en los grandes medios de comunicación.

Enlaces y fuentes:

elDiario.es: eldiario.es/extremadura/politica/militantes-altos-cargos-vox-badajoz-denuncian-amenazas-e-investigaciones-ilegales-direccion-provincial_1_9060988.html

Militantes y cargos de Vox Badajoz denuncian investigaciones ilegales y amenazas del partido

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.