El marqués Fernando González mata a su mujer, a una amiga y se suicida en el crimen de Serrano tras 10 años de malos tratos

Fernando González de Castejón y Jordán de Urríes, nacido en 1969, conde de Atarés y marqués de Perijá, conocido por el vecindario como «El Marqués», fue encontrado ayer a las 10:00 horas muerto en su casa en la calle Serrano número 205 de Madrid junto a los cadáveres de Gemma, su pareja sentimental, y una amiga suya. Al tenor de las pruebas encontradas por la Policía Nacional, como una pistola encontrada junto al charco de sangre que rodeaba al marqués, la primera hipótesis que barajan los agentes y que han confirmado a medios como El Español es que las habría presuntamente asesinado para después suicidarse.

Fue una vecina la que avisó al 091. Según relatan los agentes de policía a El Español, vio un cadáver tendido en el suelo a través de una de las ventanas de la vivienda. Tras el aviso, acudieron agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) acompañados del Grupo V de Homicidios de la Brigada de Policía Judicial y efectivos de Policía Científica, que echaron la puerta abajo y se encontraron con el terrible panorama. La unidad médica solo pudo confirmar la muerte de las tres personas.

‘El Marqués’: antecedentes de violencia

«El Marqués» era un tipo peculiar. Lejos del tópico del vecino amable que siempre saludable y después comete un crimen sorprendiendo a todo el mundo, varios vecinos confesaron al citado medio que se trataba de un hombre bastante complicado que llegó a amenazar con «matar a tiros» al perro de una de las vecinas y que poseía armas de fuego e imágenes de Francisco Franco y Adolf Hitler decorando la casa, amén de otra simbología nazi y fascista.

De hecho, inquilinos del bloque describen que era habitual que «El Marqués» saliera al balcón a ondear la bandera franquista, que gritara a los vecinos o que disparara con una escopeta a un bidón en mitad de la noche en el patio comunitario.

Al parecer, su comportamiento fue deteriorándose con el paso del tiempo. Cantaba el Cara al Sol, el himno de la Falange, en las reuniones de la comunidad, solía deambular por el barrio sin rumbo aparente e increpando a las mujeres que pasaban cerca y otros comportamientos disruptivos propios de alguien con problemas mentales.

De hecho, uno de los vecinos relató que no era la primera vez que aparecía la policía por el vecindario por problemas y discusiones fuertes con otros vecinos. También había sido denunciado de oficio en 2018 por violencia de género, pero no tenía medidas cautelares ni de otro tipo en vigor ya que su mujer decidió retirar la denuncia.

La primera denuncia similar se remonta a 2009, cuando fue denunciado por maltratar a su hermana y a su madre, imponiéndose una orden de alejamiento.

Fernando González de Castejón era relativamente conocido por su paso por los medios en 2015, cuando explicó su situación con Banco Madrid, donde tenía atrapados 740.000 euros. Además, hace dos años, durante el confinamiento por la pandemia, fue uno de los cabecillas de las caceroladas en el barrio de Salamanca contra las medidas higiénico-sanitarias para frenar los contagios de la COVID19.

El marqués Fernando González mata a su mujer, a una amiga y se suicida en el crimen de Serrano tras 10 años de malos tratos

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.