Ucrania prohíbe el Partido de los Trabajadores: ya son 16 los partidos afectados

El Gobierno de Ucrania, presidido por Volodimir Zelenski, ha sumado un partido político más a la lista de prohibidos y/o censurados. Esta vez ha sido el turno del Partido de los Trabajadores, de ideología marxista-leninista, y que, tras la resolución de las apelaciones en el tribunal situado en Leópolis, se ha decidido atender a los argumentos del Ministerio de Justicia, que tilda a la formación de prorrusa, y prohibir sus actividades.

La resolución no es firme, por lo que el Partido de los Trabajadores podrá apelar la decisión al Tribunal Supremo, si bien hasta ahora los tribunales de Ucrania han ratificado la prohibición o cese de actividades de hasta 15 partidos más, entre ellos el Partido de Sharí, partido Nashi (Nuestro), Bloque de Oposición, Oposición de Izquierda, Unión de Fuerzas de Izquierda, Estado, Partido Socialista Progresista de Ucrania, Partido Socialista de Ucrania, Socialista, o Bloque de Vladimir Saldo, también bajo el argumento de ser prorrusos. Uno de ellos, la Plataforma Oposición por la Vida, contaba con 44 escaños en la Rada.

En el caso del Partido Comunista de Ucrania y de Feliz Ucrania, además, sus ceses han sido ratificados por el Tribunal Supremo. Es decir, el Gobierno de Zelenski considera que, en un momento de guerra contra Rusia, estas formaciones políticas (todas ellas opositoras y la casi totalidad de izquierdas) deben prohibirse, al menos mientras dure la ley marcial, que se ha ampliado más allá del 25 de abril y, presumiblemente, durará tanto tiempo como el conflicto bélico.

El Partido de los Trabajadores y la censura

El Partido de los Trabajadores es de relativa reciente creación, fundado en 2012 como una formación marxista-leninista. Sin embargo, desde 2015, han llevado a cabo un proceso de adaptación para retirar de sus estatutos la definición de formación marxista-leninista, al menos según lo señalado por el movimiento Chesno, una organización civil que lucha por la transparencia política en Ucrania.

El líder y fundador del partido, Oleksander Bondarchuk, ha explicado esto mismo: que desde 2015, con motivo de que se prohibiera el comunismo en Ucrania (la llamada “descomunización”), ha estado intentando hacer cambios en los estatutos de la formación para eliminar estas referencias al marxismo, pero que el Ministerio de Justicia “devolvía constantemente” los borradores que enviaba para poder hacer efectivo estos cambios.

“Como resultado de tales tirachinas burocráticos (…) no hicimos ningún cambio y por eso ahora van a prohibir el partido”, ha protestado Bondarchuk, sobre quien se abrió una causa penal en 2015 por supuesta agresión a la integridad territorial de Ucrania por unas publicaciones en el diario Robochy Klas, tal y como han informado medios como Europapress y otros locales.

Por lo demás, esta formación política no había tenido una actividad muy grande, no habiéndose presentado a ningún proceso electoral.

Un largo historial de tensiones y prohibiciones

La política ucraniana ha sido escenario de multitud de tensiones, detenciones, prohibiciones y problemas, en buena medida por el choque constante de dos modelos muy diferentes de entender el país. Víktor Mevdevchuk, líder de Plataforma de Oposición Por la Vida y vinculado a Yanukovich, fue detenido en 2021 y puesto bajo arresto domiciliario acusado de «traición» y “saqueo de recursos nacionales” en Crimea. También se le acusa de facilitar el supuesto fraude electoral en las elecciones de 2004 donde salió victorioso Yanukovich.

De hecho, 2021 fue un mal año para los medios y partidos alternativos al gobierno de Zelenski. En el decreto firmado el 20 de marzo de 2022, todos los medios de comunicación deberán emitir los mismos contenidos, un boletín de noticias, mientras dure la ley marcial, una medida de la cual se ha quejado toda la oposición, incluido el partido del expresidente Petro Poroshenko, muy poco sospechoso de ser prorruso.

Sin embargo, ese mismo año ya se tomaron medidas contra medios de comunicación afines a los partidos políticos afectados por la suspensión. Por ejemplo, se suspendió la actividad de UKRLIVE, del diputado opositor de Plataforma de Oposición, Shufrich.

Desde el16 de enero de 2022, los medios impresos nacionales ucranianos deben publicarse «en el idioma estatal». Desde entonces, está permitido publicar en otros idiomas, pero siendo obligado hacerlo en ediciones adicionales. Es decir, si quieres imprimir un periódico en ruso, debes hacer dos ediciones: una en ucraniano y otra en uso. Dado que no todos los medios tienen recursos para hacer doble edición, esto ha sido denunciado como un ataque a la pluralidad cultural de un país que cuenta con más de 15 minorías étnicas.

Estas y otras medidas llevan aplicándose en el país desde 2014, cuando los sucesivos gobiernos implementaron un modelo de país basado en el lema «una lengua, un ejército, una cultura». Por ejemplo, se derogó la oficialidad de las lenguas que no fueran el ucraniano. Además, en 2015 se prohibió toda simbología comunista en el país, incluyendo al Partido Comunista de Ucrania.

Una medida más que flaco favor le hace a la calidad democrática de un país que, bajo el paraguas de la guerra, está asentando sus pasos hacia el autoritarismo.

Ucrania prohíbe el Partido de los Trabajadores: ya son 16 los partidos afectados

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.