La «Barcelona sensata» del PP ficha a un ex Vox que fue fotografiado haciendo el saludo fascista

La extraña política de fichajes del Partido Popular de Catalunya sigue, ahora rescatando a un candidato pillado haciendo el saludo fascista. El integrante es Carlos Cortizo, quién fuera cabeza de lista por Vox en el Prat de Llobregat, tal y como revela Vox Populi.

Fue presentado en Instagram por Javier Barreña, presidente y portavoz del Partido Popular en el distrito del Prat de Llobregat. Esta presentación iba acompañada del eslogan La Barcelona sensata, algo que no parece muy razonable viendo los antecedentes de radicalidad del nuevo candidato.

Carlos Cortizo, aparte de ser pillado haciendo el saludo fascista, tuvo un lazo estrecho con lo más radical de la extrema derecha. Fue designado directamente por la dirección de Vox Barcelona de Ignacio Garriga como candidato en 2019 pese a su nula vinculación con el Prat de Llobregat. Garriga, actual Secretario General de Vox, es conocido por haberse rodeado de una cohorte especialmente extremista y de tendencias fascistas.

Cortizo pertenecía a estas personas de confianza en Vox Barcelona, siendo responsable de prensa provincial. También estuvo unido al portal ultraderechista Las voces del pueblo que se define como “portal digital que tiene como ámbito informativo los acontecimientos políticos importantes en defensa de la unidad de España”. Su contenido se centra en ataques a las formaciones de izquierda, desinformaciones sobre el COVID, “islamismo” y defensa del cristianismo.

En esta línea, Cortizo estuvo vinculado a Hazte Oír, pantalla de la secta ultracatólica El Yunque. Estuvo acompañando al “autobús del odio” en su visita a Barcelona, llevando un cartel de “Stop Feminazis”.

El fichaje ha generado malestar en las filas del Partido Popular del Prat de Llobregat ya que piensan que rompe con la idea de moderación que se intenta vende, máxime cuando su fichaje se hace especialmente público.

Saludo fascista y moderación

El PP de Barcelona está ignorando el malestar causado en sus militantes por la política de fichajes que básicamente consiste en sumar a las caras visibles de la derecha catalana e imponer a nuevos candidatos designados por la dirección.

Una de estos intentos de fichajes desvelados fue el del diputado de Ciudadanos, Ignacio Martín Blanco, que ha preferido mantenerse en la formación naranja.

También la imposición de Miguel Jurado, un veterano candidato seleccionado para liderar la alcaldía de Santa Coloma de Gramanet. Su elección ha provocado la dimisión en masa de la junta local.

El nuevo PP de Feijóo busca así eliminar el legado de Alejandro Fernández, actual líder del PP de Cataluña. De esta manera está sustituyendo a distintos miembros por afines a la Eurodiputada Dolors Montserrat, llamada a ser la nueva líder del PP catalán.

Génova considera necesaria esta restructuración ante el difícil panorama que el PP vive en Cataluña. El partido se enfrenta por el escaso espacio de la derecha no independentista con Ciudadanos, Vox y Valents, el ex partido de Manuel Valls (Barcelona pel Canvi) ahora convertido en un partido de ámbito autonómico.

Muchos actores a repartir ante la escasa tarta de ese espacio político. Y pese a que las encuestas sitúan al Partido Popular por encima del 5% y con la entrada asegurada por la mínima, desde los conservadores temen que no todas las opciones políticas tengan representación y que alguna se queda fuera, siendo el Partido Popular una de las más posibles. Esto sería un auténtico golpe psicológico.

De ahí el plan para lanzar una nueva dirección y candidatos. Lo que no está claro es que si el plan está basado en el malestar de sus militantes y la incorporación de extremistas que hacen el saludo fascista vayan a tener éxito.

La Barcelona sensata del PP ficha a un ex Vox que fue fotografiado haciendo el saludo fascista

Juan Francisco Albert

Director de Al Descubierto. Estudiante de Ciencias Políticas y máster en Política Mediática. Apasionado del estudio y análisis del hecho político, con especial interés en el fenómeno de la extrema derecha, sobre la que llevo formándome desde 2012. Firme defensor de que en política no todo es opinable y los datos, fuentes y teorías de la ciencia social y política deben acompañar cualquier análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *