Vox entrará a gobernar en 140 ayuntamientos gracias al PP

El partido de extrema derecha Vox tendrá puestos de gobierno en 140 municipios de la geografía española debido a pactos con el Partido Popular (PP). Así lo ha celebrado su líder, Santiago Abascal, a través de su cuenta oficial en Twitter después de las elecciones locales y autonómicas del 28M y tras la jornada de constitución de los nuevos ayuntamientos el pasado sábado 17 de junio.

Tras las elecciones locales, Vox pasó de 530 concejales a 1695, triplicando su representación municipal y pasando a tener presencia en 966 ayuntamientos. De estos, ostentará el gobierno con mayoría absoluta de 26, mientras que en el resto podrá gobernar gracias a acuerdos de gobierno, de manera muy mayoritaria con el PP, ya sea ostentando la alcaldía o con concejalías.

De entre estos municipios, destacan cinco capitales de provincia: Burgos, Ciudad Real, Guadalajara, Toledo y Valladolid.

En Burgos, la extrema derecha gestionará las concejalías de Cultura, Industria, Familia y Seguridad ciudadana; en Ciudad Real, Vox ostentará la primera tenencia de alcaldía, si bien finalmente no se suprimirán las concejalías de Igualdad y de Sostenibilidad-Agenda 2030; en Guadalajara, al menos cuatro ediles de Vox formarán parte del equipo de gobierno, pero sus carteras están aún por determinar; en Toledo, Vox ha conseguido que se cambie la concejalía de Igualdad por una de Familia y ostentarán la vicealcaldía; y en Valladolid, Vox ostentará tres concejalías de diez todavía por determinar (Cultura será una de ellas) y ha conseguido que se elimine la de Igualdad y de Juventud.

Las exigencias de Vox

La extrema derecha a supeditado sus pactos, además de su presencia en los equipos de gobierno, a la eliminación de las concejalías de Igualdad o cualquier otra referencia a la atención a las mujeres y a la defensa de sus derechos, así como concejalías que hicieran referencia a la Agenda 2030. En cambio, han pedido la creación de concejalías para la defensa de la familia tradicional, así como ostentar puestos en Cultura, Servicios Sociales o Seguridad Ciudadana.

En cuanto a medidas programáticas, la eliminación de políticas en defensa de los derechos de las mujeres, la bajada de los impuestos municipales como el IBI (principal fuente de ingresos de muchísimos ayuntamientos) o la eliminación de medidas que regulaban la movilidad para evitar la contaminación son algunas de las que más se han visto. Otro punto referenciado ha sido el desarrollo de medidas «antiokupas» o la retirada de banderas de colectivos discriminados estructuralmente, como banderas LGTBI.

Así, las líneas rojas de Vox se han centrado principalmente en cuestiones identitarias, ideológicas, sociales y culturales, dejando la práctica totalidad de las cuestiones materiales, económicas y de gestión al PP, lo que ha provocado ya varios encontronazos. Uno de ellos se debe a la negación de la violencia de género por parte del número 2 de la lista de València por parte de Vox, que ha sido reprendido por Alberto Núñez Feijóo, líder del PP.

De esta forma, la derecha conservadora legitima a la extrema derecha y a su peor versión en las instituciones municipales, así como medidas que atentan directa o indirectamente contra los derechos humanos. Un camino que parece que van a seguir gobiernos autonómicos como el de la Generalitat Valenciana, si bien de momento en Baleares y en Murcia la situación se está tornando complicada.

Vox entrará a gobernar en 140 ayuntamientos gracias al PP

Adrián Juste

Jefe de Redacción de Al Descubierto. Psicólogo especializado en neuropsicología infantil, recursos humanos, educador social y activista, participando en movimientos sociales y abogando por un mundo igualitario, con justicia social y ambiental. Luchando por utopías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *